Prever los efectos del cambio climático en áreas marinas protegidas es uno de los objetivos del proyecto promovido por investigadores de la Universidad de Alicante «Extreme. Reef. Investigación para la adaptación: Conociendo los efectos de los eventos de climatología extrema en los arrecifes costeros». Un grupo de expertos del Departamento de Ecología, adscritos al equipo de investigación Bioplastic Lab de la UA, analizarán hasta 2023 el estrés ambiental, eutrofización (proceso de enriquecimiento excesivo en nutrientes de un ecosistema acuático), y el aumento de distribución de especies invasoras a los que se somete el hábitat en un escenario de cambio climático.

En la actualidad, existen cinco tipos de hábitats marinos que figuran como entornos naturales de interés comunitario cuya conservación requiere la designación de Zonas Especiales de Conservación. Entre ellos se encuentra el «hábitat 1170», que corresponde a los arrecifes.

El proyecto pretende evaluar el efecto de los eventos derivados del cambio climático en áreas marinas protegidas del Mediterráneo, y sus posibles efectos con la eutrofización y en la expansión del alga «Caulerpa cylindracea» en los arrecifes, El alga, de origen australiano e incluida en el catálogo español de Especies Exóticas Invasoras, está considerada como una de las especies exóticas marinas con mayor potencial invasor de los fondos litorales del Mediterráneo. Los principales vectores de propagación son las corrientes marinas y el ancla de los barcos ya que se queda enredada y la embarcación la puede propagar a otros lugares vírgenes. Una vez depositada en el fondo, se dispersa rápidamente, debido a que se puede reproducir a partir de pequeños fragmentos que pueden enraizar tanto sobre fondo de roca, piedras o bloques como sobre el fondo.