Si la situación en los hospitales de la provincia de Alicante es límite, todo apunta a que irá a mucho peor en los próximos días. El incremento a base de récord diario de los nuevos contagios aumentará la presión hospitalaria. Así lo indican también las proyecciones realizadas por el matemático Santiago García Cremades, profesor de la Universidad Miguel Hernández de Elche, que auguran un escenario de extrema complejidad para el sistema sanitario durante los próximos días.

En concreto, los modelos matemáticos apuntan a que las cifras de ingresados pueden pasar de los actuales 1.097 hasta los 1.921. Es decir, un aumento de 824 camas ocupadas en justo una semana. Para observar un incremento similar en los últimos tiempos, aunque todavía así sería menor, habría que irse al periodo comprendido entre el 11 de diciembre, cuando había 300 ingresados en la provincia, y este viernes, con 1.097. Esta comparativa evidencia el ritmo disparado de casos como consecuencia de las fiestas navideñas, que ha provocado la tercera ola.

El incremento de 824 ingresados más en la provincia sería el caso más extremo de las proyecciones realizadas por el matemático García Cremades, que además arrojan un escenario también dramático, pero algo menos. En la horquilla de las estimaciones, las cifras más bajas se quedarían en 1.543 hospitalizados el próximo sábado, 23 de enero, es decir medio millar más.

Gráfico sobre la proyección de las hospitalizaciones en la provincia de Alicante en los próximos siete días.  | INFORMACIÓN

Gráfico sobre la proyección de las hospitalizaciones en la provincia de Alicante en los próximos siete días. | INFORMACIÓN

Tres veces más

Los ingresados en los hospitales, tanto los actuales como los que se esperan en los próximos días, son consecuencia del aumento de contagios, que se han disparado también tras la Navidad. De hecho, los últimos días han sido una constante de récords batidos en la provincia y, también, a nivel autonómico. El tope de casos se registró este viernes, según las cifras oficiales de la Conselleria de Sanidad, con 2.323 nuevos contagiados de covid, que elevan por encima de los 10.000 los positivos de la última semana. Justo antes de las recientes celebraciones, los casos en el mismo periodo de tiempo se habían quedado en algo más de 3.500. Es decir, tres veces menos que ahora.

Este incremento de contagios supone que la incidencia acumulada (nuevos casos en los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes) no deje de crecer, y sin previsión de que la curva se aplane durante la próxima semana, según las estimaciones que maneja la propia Generalitat Valenciana.

Según las proyecciones realizadas por el profesor García Cremades (premio Importantes de 2020 en representación de los expertos que han puesto en relevancia la importancia de la tecnología al servicio de la salud), la incidencia acumulada en la provincia rondará la barrera de los 1.000 en justo una semana (23 de enero) en el peor de los escenarios, mientras que se quedará en 719, según las predicciones más optimistas. Actualmente, la tasa supera los 550 en la provincia de Alicante, mientras que a nivel autonómico la cifra se mueve sobre los 760.