30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación enfrenta a los psicopedagogos con los directores de colegio

Marzà prevé integrar en los centros a los especialistas que evalúan a los alumnos más vulnerables - Los directores le apoyan pero los profesionales se oponen

Proyecto organizado por la orientadora del Instituto Bahía de Babel con alumnos de altas capacidades. |

Proyecto organizado por la orientadora del Instituto Bahía de Babel con alumnos de altas capacidades. |

Es uno de los proyectos estrella del conseller Vicent Marzà para el curso que viene. Integrar por vez primera en los colegios a trabajadores sociales, además de toda la plantilla de psicopedagogos y orientadores que ahora mismo dictaminan y atienden al alumnado que necesita apoyos pero desde sus oficinas en varios puntos de la provincia.

A los profesionales no les ha gustado ver publicadas las intenciones de Educación antes de haber negociado este trasvase. De entrada creen que la atención al alumnado con necesidades educativas de algún tipo se verá resentida si no cuenta con un equipo de profesionales que trabaja de forma conjunta como hasta ahora.

También apuntan los psicopedagogos, a través de los sindicatos STEPV y CC OO cuya presión ha provocado que se retrase hasta esta semana la puesta en común del proyecto por parte de la Conselleria de Educación -cuya previsión inicial partía de debatirlo el jueves pasado-, que difícilmente hay medios en cada uno de los colegios como para atender adecuadamente a los alumnos para quienes disponen de medios costosos en las actuales dependencias de los Spes o servicios psicopedagógicos.

Frente a las quejas de estos profesionales, y antes de que se expongan las nuevas medidas ante los representantes sindicales en mesa negociadora, los máximos responsables de los colegios, los directores de centros de Infantil y Primaria, han salido al paso en defensa de los argumentos de la Conselleria de Educación. No en vano la petición de estos profesionales en los centros ha partido siempre de los directores.

«Contar con los profesionales de orientación educativa en los centros favorece la prevención de posibles dificultades de aprendizaje y la posibilidad de ofrecer ayuda directa al alumnado, tanto individual como grupalmente, teniendo en cuenta sus capacidades, sus intereses y sus expectativas, y ofreciendo herramientas individuales de acuerdo con el principio de equidad», sostienen desde la Asociación de directores de Infantil y Primaria y la Asociación de Centros Específicos de Educación Especial.

Añaden que el hecho de que los orientadores pertenezcan a los claustros «favorecerá el trabajo colaborativo en el proceso de evaluación» también, lo que en su opinión también influirá en «la mejora de los procesos de enseñanza y de los resultados del aprendizaje».

Creen los directores que es la mejor manera de hacer partícipes a estos profesionales «de la realidad de los centros, para estar más cerca de l alumnado, las familias y el resto de profesionales».

Confían además en la mejora de los programas «para la atención a situaciones conflictivas, la detección de altas capacidades y un largo etcétera en colaboración con todo el personal en cada centro, lo que mejorará la calidad» de la enseñanza.

El conseller de Educación, Vicent Marzá prevé 301 orientadores en centros de la provincia el curso que viene, cerca de uno por colegio. «Está previsto que se incremente hasta en un 32% la plantilla actual de orientadores», señalan en un comunicado, «para asesorar en materia de alteraciones graves de la convivencia y la conducta, las discapacidades visuales, auditivas y motrices, el trastorno del espectro autista, las altas capacidades intelectuales y las discapacidades intelectuales».

Compartir el artículo

stats