Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación permite a institutos de la Vega Baja dar menos Valenciano que el que exige el plurilingüismo

La conselleria de Marzà acepta acuerdos de consejos escolares con el 17% de enseñanza en Valenciano frente al 25% que fija la ley - En general, la provincia opta por mejorar el mínimo del 15% en Inglés

Una de las reuniones que mantuvo el secretario autonómico de Educación el año pasado.

Finalmente, institutos de Secundaria de la Vega Baja impartirán el curso que viene menos enseñanza en Valenciano que la que exige la propia Conselleria de Educación en la ley de plurilingüismo. Es el propio departamento del conseller Vicent Marzá el que lo permite.

La promesa la hizo personalmente el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, número dos de la conselleria que dirige Vicent Marzà, y así lo ha mantenido pese a las dudas que han tenido las familias hasta el último momento porque no se puso por escrito, como recuerda el presidente de la federación provincial de padres de alumnos Enric Valor, Txomin Angós.

«En Orihuela Costa hemos aprobado un 17% de enseñanza en Valenciano y Educación lo ha dado por válido. Se han contemplado excepciones en la Vega Baja como se prometió», concreta Angós.

El resto de la enseñanza en centros de esta zona prima el inglés hasta el 20%, cinco puntos por encima del mínimo legal que está fijado en un 15%. Y la enseñanza en castellano será superior al 60%.

En conjunto serán dos horas más semanales en Valenciano sobre lo que se imparte ahora y otras dos horas y media más en Inglés, aunque Angós puntualiza que lo que le hace falta al plurilingüismo son más recursos y primar la capacidad de los docentes frente a la capacitación «para que se transmitan adecuadamente los contenidos».

Desde la Conselleria de Educación afirman que «tal y como ya se está haciendo con total normalidad en las etapas de Infantil y Primaria, también se asegura que cada centro cuente con el personal necesario para aplicar el modelo plurilingüe».

Aseguran, además, que durante estos meses se han realizado «multitud de reuniones para continuar con el acompañamiento por parte de la administración, de las dudas que pudiesen tener los centros», aunque desde la confederación de padres Covapa, que integra la federación provincial Gabriel Miró, su presidenta Sonia Terrero insiste en que se debería haber vuelto a retrasar otro curso la puesta en marcha del plurilingüismo en institutos de ESO Bachillerato y FP «porque los alumnos de Secundaria no tienen presencialidad total por culpa del covid, no se imparte todo el currículo e introducir más Valenciano o más Inglés dificultará más, si cabe, el retraso que ya hay del último trimestre del curso pasado y las condiciones de este».

Lamenta que no ha habido reuniones con todas las familias por razón de la pandemia y que no se puede hablar de consenso. «No es el momento, debían esperarse para que realmente las familias pudieran elegir sin imposiciones».

En dos de los cinco institutos de Torrevieja -IES Las Lagunas e IES Mediterráneo- el consejo escolar ha rechazado con votos de los padres y de algún docente el plan lingüístico presentado por la dirección, pese a recoger el porcentaje mínimo de materias a impartir en Valenciano e Inglés, como informa David Pamies.

Es una situación similar a la de institutos en zonas castellano hablantes del Vinalopó, que también se han opuesto al proyecto lingüístico de mínimos como informa Pérez Gil. La Conselleria de Educación tiene la última palabra, y a a preguntas de INFORMACIÓN indica que piensa ir «autorizando» los programas de cara al periodo de admisión de alumnos para el próximo curso, para que las familias estén informadas sobre el proyecto de cada centro.

Continuidad

En l’Alacantí, en términos generales se ha optado por ajustarse a los niveles lingüísticos de los colegios de Primaria adscritos a cada instituto, para que el alumnado no note especialmente el cambio al pasar de sexto curso a primero de ESO. En algunos casos esto ha exigido reducir alguna hora de Valenciano aunque de forma mayoritaria se amplia la docencia en esta lengua respecto a lo que se imparte este año, de un 10% a un 30%.

También se ha optado por aumentar el mínimo de Inglés del 15% al 30%, con lo que la enseñanza en castellano se impartirá en un 40% de forma global. Los centros han solicitado contar con el profesorado necesario para impartir más horas en Inglés.

Compartir el artículo

stats