El primer día de la vuelta a la clases presenciales, acordadas por los rectores y la consellera de Universidades tras el parón obligado de un mes de exámenes y enseñanza preferentemente online a consecuencia del elevado nivel de contagios que había alcanzado la pandemia, no se tradujo en un excesivo trasiego de alumnado en los campus de Elche y de Alicante.

Los universitarios se muestran, de momento, remisos, y apenas se detectó entre un 10% y un 30% del alumnado matriculado en las aulas, según los datos aportados por los decanos y directores de centros a preguntas de INFORMACIÓN.

En algunos de los grados que imparte la Facultad de Filosofía y Letras en la Universidad de Alicante pudo verse ayer en sus pupitres a tres alumnos entre la veintena que podían acudir al aula. El resto prefirió seguir conectándose vía online para mantener la enseñanza a distancia, aunque el profesorado sí que estaba presente en la tarima.

Clase presencial, ayer, en la Universidad Miguel Hernández de Elche. | ANTONIO AMORÓS

En Derecho ronda aproximadamente un tercio el conjunto de alumnos que, por motivos de seguridad frente al covid, pueden acudir a diario a clases presenciales. «Se les distribuye por semanas» detalla el decano, Jaume Ferrer, pero tampoco todos los que podían ejercieron tampoco ayer la opción de la enseñanza presencial.

Algo más de movimiento se percibía en las facultades de Ciencias, Educación, Económicas y en Ciencias de la Salud, en los grados tanto de Enfermería como de Nutrición Humana y Dietética. En ningún caso más de 20 por aula, pero las clases más prácticas llevan a mayor cantidad de alumnos a los aularios como detalla el decano, José Manuel Hurtado, y también confirma del director de la Escuela Superior Politécnica, Andrés Montoyo. «Hay más presencia de alumnado en grados como el de Ingeniería Civil, Arquitectura o Robótica, porque aprenden manejando, tocando o dibujando, pero en la enseñanzas más tecnológicas como Telecomunicaciones o Informática hay menos presencialidad», explica.

Los universitarios vuelven a las aulas Rafa Arjones

Montoyo abunda que tras el periodo de exámenes del segundo cuatrimestre del curso y la obligación de limitarse el resto del mes de febrero a las clases online, casi la mitad del alumnado ha vuelto a la enseñanza presencial al 100% y el resto se turnan las semanas que les corresponden. Recuerda que la Escuela Superior Politécnica fue la primera en contar con medidores de CO2 en todas las aulas, además de purificadores de aire contra el virus.

Másteres

También se reanudaron ayer los cursos de másteres, con menos alumnos de entrada lo que no les somete a turnos de docencia presencial. La profesora de Sociología María Elena Fabregat, que se incorporaba con sus alumnos al máster en Innovación Social y Dinámicas de Cambio tras un mes de clases online, destaca el plus que aporta la presencialidad para una docencia de calidad. «La dinámica del aprendizaje no se puede conseguir online, es más fácil por el contacto humano que aporta emociones y tiene que ver con el apoyo del grupo», subraya.

Docente también en el grado de Maestro de Primaria para alumnos de Alto Rendimiento destaca un 100% de asistencia.

Te puede interesar:

Ordenadores virtuales para cada grado en la UMH

La UMH ha puesto en marcha una nueva plataforma de Escritorios Virtuales para la Docencia. Alumnos y profesores trabajan en un ordenador virtual en la nube desde su propio Acceso Identificado. Han comprado de una infraestructura informática (Virtual Desktop Infraestructure o VDI) que despliega escritorios a partir del software UDS Enterprise. Al conectarse, el usuario accede a distintos tipos de escritorios, según la facultad o centro que imparta la titulación de que se trate.