Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El covid cambia nuestra dieta

El consumo de vegetales sube un 40%, el de carne baja un 12% y los mayores aumentan un 20% la compra online

La compra de comida online ha aumentado un 20% en un año.

La compra de comida online ha aumentado un 20% en un año.

El sector de la alimentación ha dado un vuelco a consecuencia de la pandemia y ha acelerado una serie de tendencias que, según los estudios realizados entre consumidores y empresas, apuntan a que en el plazo de veinte años el 60% de toda la carne que consumiremos será vegetal, a partir de células madre y proteínas. Actualmente la carne vegetal apenas representa un 0,7% del mercado total.

Los últimos doce meses, la cocina saludable ha aumentado hasta un 56%. El miedo al contagio tiene mucho que ver con esto. Se opta por los productos que aporten mayor sensación de seguridad e higiene, que sean más locales y de cercanía, lo que ha llevado a un aumento del 40% en el consumo de vegetales, mientras que el de carne ha bajado un 12%.

El estudio presentado por Food for thought y Trescom, con aportaciones de expertos en restauración, del comercio online de alimentación y empresarios, concluye que se ha pasado de consumir de 52 a 45 kilos de carne al año por persona, y que la personalización de la comida está cobrando un auge singular a partir de la impresión en 3D de los alimentos mediante inteligencia artificial, para aportar las características deseadas y que sean más óptimas en relación con la edad.

El consumo de vegetales durante la pandemia se ha disparado hasta un 40%. INFORMACIÓN

Las personas mayores se han incorporado también como un nuevo perfil de consumidor de comida online, hasta el punto de que han aumentado un 20% la compra a través de la pantalla. Los pedidos a domicilio se han incrementado exponencialmente al tiempo que descartan el empleo del plástico, cuya huella ha descendido un 20% en el plazo del año que arrastramos de pandemia.

La práctica del consumidor medio indica una seria apuesta por el material reciclable, pero sin que cueste más. Son tendencias que expertos del sector aseguran que han llegado para quedarse.

Acostumbrarse a hacer los pedidos a través de la pantalla parece que relegue al pasado las catas, tanto como tocar y oler las frutas y verduras, pero exige un plus en los comercios para que la atracción de las imágenes en las redes sociales responda a la realidad de lo que recibiremos en casa. El 27% de la población se ha decantado este último año por comprar más productos frescos envasados, y el comercio online se ha reforzado, pero debe ir a más «para poder atender una demanda infinita», como destaca el director nacional de los supermercados Dia. No obstante, percibe que el e-comerce no va a sustituir por completo la compra presencial, «van a convivir», valora.

A su vez, Bernat Añaños, cofundador de Heura, añade que estamos comiendo diez veces más animales de lo que necesitamos, pero que la importante inversión que están llevando a cabo las cárnicas, junto al knowhow o saber hacer de las tecnológicas -automatización de cultivos, técnicas de cultivo vertical e incluso la tecnología en la hostelería-, podrían llevar al país a «liderar y ser un espejo» para los demás, en la transición en que nos encontramos hacia un consumo más proteico (de proteínas).

Compartir el artículo

stats