30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crisis aumenta la diferencia del precio de los pisos entre los barrios ricos y humildes de la provincia de Alicante

La vivienda sube hasta un 6% en las zonas acomodadas de Alicante, Elche, Benidorm, Elda, Alcoy y Orihuela, mientras baja en los barrios más pobres

Benidorm sigue siendo el municipio con el metro cuadrado construido más caro de la provincia.

Benidorm sigue siendo el municipio con el metro cuadrado construido más caro de la provincia. DAVID REVENGA

La crisis económica que sacude la provincia desde marzo del año pasado ha agudizado, paradójicamente, en el último año, la diferencia de los precios de la vivienda, según la zonas donde residas en las ciudades más pobladas de la provincia. Un informe de la tasadora TecniTasa sobre la evolución de los precios en Alicante y Elche revela, por ejemplo, que las zonas más caras siguen siendo aún más caras tras un año de recesión, mientras que las más humildes han bajado más sus precios. Así, en Alicante el precio medio de un piso en el área Canalejas-Maissonnave-Plaza Luceros/Playa San Juan alcanza, en estos momentos, en los 3.250 euros/m2 para una vivienda tipo de 130 m2, lo que ha supuesto un incremento de hasta el 6%, cien euros más el metro cuadrado que hace un año. Por contra, en el barrio de Juan XXII, segundo sector, el precio medio ha caído en la misma proporción pasándose de los 430 euros/m2 de marzo de 2020 a los 410 de este mes. Los precios medios globales de un pisos en Alicante se sitúan en una horquilla entre los 422.500 euros y los 30.100 euros.

En Elche, las viviendas de la zona centro se cotizan, de media, a 2.490 euros/m2, por los 2.410 euros del año pasado. En algunas calles del barrio de Carrús, sin embargo, el precio medio ha caído en un año de los 420 euros/m2 a los 400 m2. Los precios totales medios se mueven entre los 277.150 euros y los 35.700 euros, según TecniTasa. En Benidorm, la horquilla de precios va de los 4.500 euros/m2 en la primera y segunda línea de playa, a los 1.000 euros/m2 de los barrios; en Alcoy, los precios oscilan entre 1.400 y 800 euros m/2, en Elda, entre 1.225 y 420 euros y en Orihuela, de 1.500 euros a 500 euros/m2, según el informe de TecniTasa.

Viviendas en la Playa de San Juan de Alicante, una de las zona preferidas del municipio. | JOSE NAVARRO

David Martínez, delegado en la tasadora en la provincia, explica que «esta crisis económica en la que nos ha sumido la pandemia ha agudizado las diferencias. Comparando con la anterior, de la que salíamos cuando llegó el covid, hay un 20%/30% de la población a la que le va bien o muy bien, y quiere vivir en las mejores zonas de las ciudades, por lo que la demanda tira de los precios hacia arriba. Sin embargo, en los barrios más humildes, donde la gente lo pasa mal, la mayoría de las viviendas en venta son propiedad de los bancos que se han ido haciendo con ellas desde 2008, debido a que los propietarios no pueden pagarlas, y las sacan a precios muy baratos para deshacerse de ellas».

Por otro lado, según el Colegio de Economistas de la Provincia de Alicante, la situación actual del mercado de la vivienda es, además, diferente a la de la crisis de 2008 cuando había 28.957 viviendas terminadas y 11.721 iniciadas. El pasado 2020 finalizó, sin embargo, con 5.438 viviendas terminadas y 4.335 iniciadas, pero con la diferencia de que las promotoras están saneadas, con liquidez y niveles de endeudamiento razonables, aunque ahora mismo se han ralentizado los proyectos nuevos, tras una caída del 50% de la demanda de vivienda por los inversores extranjeros para segunda residencia.

Las calles del centro de Elche son las que tienen las viviendas más caras, al margen de Arenales.

Para los economistas, otra explicación de las tensiones de los precios viene dada por la falta de un stock atractivo de pisos en venta, tanto nuevos como de segunda mano, por lo que el mercado absorbe el producto que, realmente es atractivo. Para este siempre hay compradores.

40

La crisis aumenta la diferencia del precio de los pisos entre los barrios ricos y humildes de la provincia de Alicante PILAR CORTÉS, JOSE NAVARRO, HÉCTOR FUENTES Y DAVID REVENGA

Según el portal Servihábitat, el precio de la vivienda avanza por encima de la media nacional en la Comunidad Valenciana. El año 2020 cerró con un crecimiento del 2,4 %. En 2021, se prevé un avance positivo del 0,5 % en España, manteniendo una línea de estabilización y en la Comunidad Valenciana el precio en el segmento medio y alto se prevé que avance ligeramente. En la costa de Alicante, este indicador se mantendrá estable. No obstante, la compraventa todavía experimentará un descenso del 14,1%, sin llegar a alcanzar las 45.000 operaciones. El esfuerzo medio que debe realizar un hogar en para la adquisición de una vivienda sigue creciendo de forma moderada, situándose en 7,1 años frente a los 6,9 años de 2019. El 2020 se cerró con 52.200 operaciones en la Comunidad Valenciana, un descenso del 37,8 % respecto al año anterior, superior al descenso a nivel nacional (26,8 %) que se explica, principalmente, por el parón provocado por el confinamiento y por el descenso de las operaciones en el segmento vacacional. De hecho, los ritmos de compraventas fueron buenos en el tercer y cuarto trimestre de 2020, con valores de operaciones similares a los de 2017, pero ahora están parados.

Estabilidad en España

Por otra parte, el informe de TecniTasa sobre los precios máximos y mínimos de la vivienda en las principales ciudades españolas, certifica una estabilidad inesperada en el mercado inmobiliario de los precios más caros y baratos con ligeras fluctuaciones al alza y a la baja. Solo Madrid –en la calle Serrano– mantiene los precios por encima de los 10.000 euros/m2 (10.550 euros) con una subida en torno al 4%. Las otras dos ciudades con precios más altos que superan los 6.000 € son Barcelona en el Paseo de Gracia (9.450 euros /m2) y la capital guipuzcoana, San Sebastián, (7.585 euros/m2). Entre los casos más significativos de las zonas en las que los precios máximos son hasta 10 veces más caras que las más humildes destaca Málaga -ciudad similar en tamaño a Alicante-, en la que coste un metro cuadrado construido es de 5.200 euros/m2 en el Centro o la Malagueta, mientras que tan solo 500 euros /m2 si optas por adquirir una vivienda de 80 m2 en Palma-Palmilla. También la diferencia es notoria en la vecina Murcia, donde debes desembolsar 4.000 euros/m2 para conseguir una vivienda en Gran Vía o Platería, pero tan solo 562 euros/m2 por una vivienda de los mismos metros en el Polígono de La Paz.

Compartir el artículo

stats