30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo insta al sector a aplicar la inteligencia artificial para mejorar la seguridad frente al covid

Un nuevo sistema permite a hoteles, restaurantes, cines, teatros resto de espacios de ocio controlar los aforos

Turistas en la pisicina de un hotel de Benidorm en una imagen de archivo.

Turistas en la pisicina de un hotel de Benidorm en una imagen de archivo.

Turisme Comunitat Valenciana ha presentado al sector turístico una guía en la que varias empresas han incorporado soluciones basadas en la inteligencia artificial, y cuyo objetivo es mejorar la gestión del movimiento de los turistas y del resto de usuarios de espacios públicos turísticos para aumentar la seguridad y prevención frente al covid. Destaca un sistema que detecta el número de personas que entran y salen de un establecimiento, y gestiona el aforo máximo, controlando y dando acceso a las personas según el límite y la ocupación del espacio con un alto nivel de precisión, eliminando, además, el control manual, lo que reduce el contacto. El usuario puede actuar sobre puertas automáticas o rodillos de entrada y activar una alarma sonora.

El control de la capacidad de carga tiene diferentes utilidades: garantizar la capacidad máxima de ocupación del espacio, identificar las zonas con mayor tráfico de personas, asegurar el cumplimiento del protocolo covid, y conocer el tiempo medio de estancia para mejorar la experiencia del turista. Las cámaras no realizan reconocimiento facial ni almacenan las imágenes. El análisis se centra en el número de personas que son tratadas como elementos no identificables u «objetos» en un espacio.

De esta forma, se podrá tener información sobre si, por ejemplo, la persona que entra en el hotel es un cliente alojado, el participante en un congreso, un trabajador o una persona ajena al establecimiento. Incluso el sistema puede tener información sobre los datos a incluir en el futuro pasaporte covid.

El control de los aforos no es nuevo en la provincia, pero no con tanta precisión, aunque hay supermercados que ya controlan aforos, incluso bloqueando la entrada de personas desde el exterior cuando el local está completo, según la norma establecida. Otro de los casos analizados en un jornada en la que participó el sector consiste en un sistema de visión por computador a través de algoritmos de inteligencia artificial, que permite extraer mapas de trazabilidad de las personas que visitan los destinos turísticos u obtener información de carácter demográfico, sexo, franja de edad y comportamientos de flujo en los espacios físicos de interés. Biotrend es otro de los casos incluidos en la citada guía con una solución implantada en hoteles que informa de su situación de negocio en la actualidad respecto a sus propios datos de los últimos años, entre otras prestaciones.

El secretario autonómico de Turisme Comunitat Valenciana, Francesc Colomer, destaca que «la inteligencia artificial será uno de los elementos clave para retomar la actividad turística, garantizando la seguridad sanitaria tras la pandemia, pero sin perder de vista la ética y la protección del usuario». A su juicio, «la inteligencia artificial nos debe ayudar a liberarnos de muchas cargas, debe servir para segmentar, para obtener mejor retorno, para rendir culto al turista», al tiempo que ha abogado por «apostar por algoritmos éticos que nos permitan no arrepentirnos de este avance del poder de los datos». Colomer hizo hincapié en que «la inteligencia artificial no es neutra ni aséptica» y en que «la Unión Europea formula principios básicos del uso del desarrollo tecnológico que deben cumplirse», como el respeto por la autonomía humana, la prevención del daño y la equidad. Asimismo, recordó que la Ley de Ocio y Hospitalidad de la Comunitat Valenciana, «pionera a nivel global, marca las coordenadas de los valores éticos fundamentales en este momento de transformación hacia la inteligencia artificial».

En la jornada se debatió sobre la ética en el uso de estos algoritmos de inteligencia artificial y sobre los interrogantes que abre esta tecnología en la actividad turística. Por otro lado, Benidorm trata de empezar a recuperar turistas una vez levantado el cierre perimetral que regía los fines de semana para frenar la expansión del covid. El Grupo Magic Costa Blanca anunció ayer la reapertura de los hoteles Villa Venecia y Villa del Mar este fin de semana de cara a aprovechar la reactivación turística que el grupo espera arranque este marzo y de cara la puente de San José y la próxima celebración de la Semana Santa. Estudia también la reapertura de otros establecimientos de la cadena, el Magic Robin Hood Resort, Villa Luz Hotel, situado en Gandía.

Compartir el artículo

stats