30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito defiende pagar más por la limpieza y afirma que el próximo contrato estará entre los «mejores»

Villar reunirá a los grupos para abordar avances en el plan de residuos, la recogida selectiva y los ecoparques - Los exediles de Guanyar, sobre el servicio durante el tripartito: «Faltaban inspectores»

Un operario de la UTE limpia juegos infantiles en un parque de la ciudad de Alicante.

Un operario de la UTE limpia juegos infantiles en un parque de la ciudad de Alicante.

El exconcejal Miguel Ángel Pavón volvió este viernes al Ayuntamiento de Alicante. Lo hizo, casi dos años después, para participar por vía telemática en la comisión municipal creada para estudiar el contrato de la limpieza y la recogida de residuos en la ciudad. Al igual que el exvicealcalde, también regresó el exconcejal Víctor Domínguez. Ambos estuvieron al frente de la Concejalía de Limpieza durante el gobierno del tripartito. Para completar la nómina, faltó el socialista Fernando Marcos. Tampoco aceptaron la invitación para comparecer los populares Andrés Llorens, «padre» político el actual pliego de condiciones que se firmó en 2013, e Israel Cortés. Así, en la sesión de la comisión se abordó aproximadamente la mitad del contrato actual, que arrancó hace siete años y que, sobre el papel, finalizará tras el próximo verano. Y es que también intervino en la jornada de comparecencias el actual concejal del área, el popular Manuel Villar, quien habló del pasado reciente, pero sobre todo puso la mirada en el futuro del servicio.

«En este tiempo hemos tenido covid, temporales, fuel... Solo ha faltado una invasión zombi»

MANUEL VILLAR - CONCEJAL DE LIMPIEZA (PP)

decoration

«No voy a juzgar su gestión [al exedil Víctor Domínguez] porque ahora sé lo difícil que es [gestionar]»

ANTONIO MANRESA - CONCEJAL DE CIUDADANOS

decoration

El edil popular defendió la última mejora del contrato de la limpieza, que en la práctica supone pagar 1,2 millones más por el servicio (para cubrir zonas no incluidas en el anterior contrato, la recogida de los entornos de los contenedores, la ampliación de la limpieza de playas, junto a la compra de contenedores y de nuevos camiones y maquinaria), y también la próxima, enfocada hacia la recogida de materia orgánica y de ropa usada. Al respecto, el concejal anunció que la próxima semana reunirá a los grupos municipales para presentarles avances en la planificación de la limpieza y gestión de residuos que permitirá la licitación de la nueva contrata, sustentada en el Plan de Residuos de Alicante, el proyecto de gestión del Plan Zona de Residuos Zona 4 de la Generalitat, la recogida y gestión del contenedor marrón para la materia orgánica o la regularización de la gestión de otros residuos como la ropa o el aceite usado. El edil reconoció de nuevo que el gobierno municipal liderado por Luis Barcala llegará tarde (el actual contrato finaliza en septiembre), lo que obligará a buscar una fórmula para mantener el servicio [ahora en manos de una UTE formada por FCC, Ferrovial y Cívica, de Enrique Ortiz] hasta la firma del nuevo contrato. Eso sí, defendió que la espera seguro que merecerá la pena: «Alicante contará con uno de los mejores pliegos para adjudicar la nueva contrata de limpieza y que la gestión de la planta de tratamientos sea de las mejores que haya en España».

«El bipartito tarda un año y medio en constituir esta comisión y la cierra con muchos temas pendientes»

RAÚL RUIZ - CONCEJAL DEL PSOE

decoration

«Lamentamos que no haya querido comparecer Llorens, que fue el edil que firmó este contrato»

VANESSA ROMERO - CONCEJALA DE UNIDAS PODEMOS

decoration

Antes de Villar hablaron Pavón y sobre todo Domínguez, que fue el concejal del tripartito que más tiempo estuvo al frente del área. El exedil de Guanyar defendió su gestión en el departamento, que coincidió con uno de los periodos en los que se generaron más críticas por la limpieza de los últimos años. Domínguez señaló al pliego y a la falta de recursos humanos. «Cuando se firma el contrato en 2013, el Ayuntamiento estaba en bancarrota. Estoy convencido de que se sacó ese pliego por ese contexto económico. Hubo una drástico reducción en el coste y, por tanto, en los servicios», apuntó el ex de Guanyar, que se mostró crítico con el contenido del pliego del contrato (al responsable técnico lo apartó al poco de llegar la izquierda al gobierno municipal): «El control de la calidad de la limpieza no estaba basada en aspectos cuantificables. Eso hizo muy difícil medir la calidad del servicio». Y al respecto también justificó las deficiencias del servicio por la falta de control: «No se le dio al servicio de inspectores la importancia suficiente. Se tenía que reforzar y no se hizo. No fue sencillo negociar con Recursos Humanos [en manos del PSOE durante el gobierno de izquierdas]». Entonces había ocho inspectores y ahora, doce («suficientes» para Villar). Los técnicos, con todo, piden aumentar a la veintena.

«No sé para qué sirven los pactos electorales, como el de la limpieza o cooperación, si luego no se cumplen»

NATXO BELLIDO - PORTAVOZ MUNICIPAL DE COMPROMÍS

decoration

La ausencia de Vox da vía libre al gobierno municipal para imponer el cierre de la comisión pese a la oposición frontal de la izquierda

decoration

Pavón, por su parte, alegó que su escasa etapa al frente del área municipal [estuvo dos meses, desde que apartó a Domínguez hasta que saltó por los aires el tripartito] le impidió promover cambios: «Nos fue imposible obtener resultados porque el tiempo fue muy limitado».

Después de tres comparecencias marcadas por un tono muy alejado de la habitual crispación política en el Ayuntamiento de Alicante, y más si cabe en un asunto tan polémico como la limpieza, el lío llegó a última hora por el futuro de la comisión. La izquierda defendía darle continuidad a un órgano creado para «el estudio y análisis del contrato», mientras que el bipartito abogó por ir ya a conclusiones. La ausencia de Vox [el portavoz se marchó por un asunto personal] decantó la balanza a favor del gobierno municipal. Así, los grupos tienen hasta el 26 de marzo para presentar su propuestas de conclusiones, que se abordarán en un mes, en la sesión del 8 de abril.

Compartir el artículo

stats