Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El turismo en Alicante: Mismas recetas, nuevo escenario

El estudio encargado a la UA desde el Patronato de Turismo apuesta por mejorar la limpieza, cuidar el patrimonio y potenciar nuevos nichos

Los expertos apuestan por ampliar los horarios comerciales en beneficio del turista.

Los expertos apuestan por ampliar los horarios comerciales en beneficio del turista.

Las recetas no son nuevas. Lo que ha cambiado es el escenario. Y mucho. El Patronato de Turismo del Ayuntamiento de Alicante acaba de remitir a los grupos de la oposición municipal un estudio que se contrató con la Universidad de Alicante con el objetivo de trabajar en el impulso de nuevas estrategias y tácticas turísticas para la capital de la provincia. El informe técnico se realizó antes de que la pandemia estallara a principios del pasado año, por lo que las propuestas turísticas para Alicante que se incluyen quedan muy a expensas de la recuperación socioeconómica por el covid.

El estudio pide trabajar para desestacionalizar el turismo y salir del «sol y playa».

Entre las iniciativas que incluye el estudio técnico destaca la apuesta por la diversificación de la demanda, «con el fin de asegurar el flujo suficiente de turistas que haga sostenible el sector, tanto diversificación geográfica, como diversificación de productos, asegurando la desestacionalización de un sector que necesita actividad todo el año para mantener permanentemente niveles elevados de calidad». Con ese objetivo, se abordan reivindicaciones históricas como un Palacio de Congresos o una marca turística que vaya más allá del «soy y playa». También se incide en la importancia de la focalización en el segmento de turismo familiar, profesional, «millenial» y de alto nivel, «apostando más por la calidad y los mayores ingresos por visitante que por la cantidad».

Las líneas estratégicas recogen la necesidad de una «campaña intensa de sensibilización ciudadana acerca de la importancia del turismo para nuestro desarrollo como ciudad, con recuerdos periódicos hasta conseguir que el concepto esté completamente arraigado en todos los residentes». Esta propuesta va ligada al cuidado de la ciudad, tanto desde la administración como por parte del ciudadano. Se habla del mantenimiento de infraestructuras emblemáticas, como el Castillo de Santa Bárbara (con la histórica deficiencia en los accesos a la fortaleza, ya desde antes de la pandemia) y la Explanada (es continúa la falta de teselas), donde se encuadra la necesidad de ampliar la señalización de los espacios turísticos, de mejorar la limpieza de la ciudad (uno de los aspectos peor valorados por los turistas en la encuesta) y de atender el problema del ruido, además de la conexión con el aeropuerto y, en general, el transporte intermodal en la ciudad. También se pide ampliar la disponibilidad para atender al visitante en todo momento: «Flexibilizar los horarios comerciales y de apertura de museos y Oficinas de Turismo que dificultan la identificación de Alicante como un destino turístico permanentemente preparado para atender a sus visitantes». En cuanto a mejorar ese servicio al turista que elige la capital alicantina, se propone mejorar la coordinación con los municipios próximos (como Elche) para «desarrollar oportunidades conjuntas». Por ahora, ambas ciudades siguen viviendo de espaldas, incluyendo el aspecto turístico.

El acceso al Castillo de Santa Bárbara, hoy por hoy, hay que hacerlo andando. | MANUEL R. SALA / RAFA ARJONES

Por otro lado, los expertos inciden en la importancia de la profesionalización de un sector muy marcado por la precarización laboral, sobre todo por la temporalidad: «El objetivo es elevar la calidad objetiva del servicio turístico de la ciudad, centrado tanto en el aprendizaje de idiomas como en gestión turística».

Desde Compromís insisten en la «necesidad de actualizar la mirada sobre el turismo» en la ciudad, reflexionar para «ofrecer un modelo diversificado donde el patrimonio y la cultura sean activos». Según el portavoz de la coalición naranja, Natxo Bellido, hay que ser «conscientes de que es momento de diseñar el futuro, ante la era poscovid y para eso es necesario un Plan Estratégico actualizado y dialogado con el sector».

Compartir el artículo

stats