30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ocupación hotelera en el puente alcanza el 40% con turistas de la Comunidad pese al mal tiempo

La patronal critica la nula colaboración de Sanidad al no permitir la recuperación del buffet asistido y obligar a servir a la carta en las mesas

Camareros sirviendo este jueves en el comedor del hotel Cimbel de Benidorm.

Camareros sirviendo este jueves en el comedor del hotel Cimbel de Benidorm.

Justo cuando los hoteles que están abiertos en la provincia, tanto en la franja costera como en el interior, se preparaban para vivir un buen puente de San José, la entrada en la provincia de una bolsa de aire frío ha afectado a la baja las previsiones de ocupación, dejando la media en torno al 40%, aunque con puntas de hasta el 85% en Xàbia, donde más llovió este jueves, y Benidorm, con ocho hoteles abiertos y con alguno rozando el 70%. La lluvia y nieve en Alcoy y Banyeres a finales de marzo no frena las ganas de viajar y la apertura perimetral de municipios con más de 50.000 habitantes ha animado las reservas pese a que el fin de semana sea «invernal», y aunque lejos del 75% de media que se esperaba a principios de semana cuando lucía el sol. Un 40% de media con turistas de la Comunidad Valenciana, porque la Comunidad Valenciana sigue perimetrada. En la ciudad de Alicante la previsión de los hoteles es alcanzar un 29% de ocupación y en la Playa de San Juan un 53%, según los datos facilitados ayer por la Asociación Provincial de Hoteles.

A la cancelación de reservas que ha provocado el mal tiempo se ha unido, por otro lado, el que Sanidad ha rechazado la petición de los hoteles y Turismo hecha la semana pasada de recuperar en este puente de San José y el próximo de Semana Santa el buffet asistido como sucedió el verano pasado lo que obliga a que sean las camareros los que sirvan en mesa, algo que aumenta aún más los costes económicos en un momento en el que la ocupación no supera el 40%, y las facturación está bajo mínimos. La patronal hotelera – Hosbec y Apha- denunció que esta medida, además de provocar, incluso, que se trabaje casi a pérdidas, traslada una mala imagen, porque los clientes se habían acostumbrado a moverse libremente por los comedores. Los hoteleros habían enviado un escrito a Sanidad describiendo todas las medidas higiénicas extra adoptadas, pero la Generalitat se mantiene inflexible. «Lo que no se puede entender es que para los hoteles todo son exigencias cuando tenemos estrictas medidas de seguridad sanitaria y, sin embargo, podamos movernos por los supermercados y tiendas de ropa sin problemas», subrayó Nuria Montes, secretaria general de Hosbec.

Una de las restricciones impuestas al funcionamiento de los hoteles como consecuencia del descontrol del covid desde el pasado 5 de diciembre es la imposibilidad de ofrecer el servicio de restauración a través de self service o buffet, y la obligación de hacerlo con servicio atendido, que sigue en vigor. Sanidad ha rechazado la petición de los hoteles y de Turisme Comunidad Valenciana, y mantiene que los comedores de los hoteles sean asistidos por personal del establecimiento eliminado el autoservicio del propio cliente, aunque atendidos por los camareros. «Esta disposición se ha cumplido escrupulosamente en todos los establecimientos y viene suponiendo una importante dificultad dada la concentración de trabajo que se genera en los momentos de desayuno, comida o cena. Hasta ahora la ocupación turística ha sido mínima y se ha podido resolver con un esfuerzo organizativo y personal por parte de las plantillas», denunció la patronal hotelera, que considera esta medida un palo más en tiempos de restricciones.

«Tras el fin de los cierres perimetrales en ciudades de más de 50.000 habitantes a comienzo de mes la situación se está volviendo ahora insostenible, puesto que se ha incrementado la demanda de habitaciones y por tanto de servicios de comidas. «Estamos perplejos y enfadados ante la falta de empatía con el sector turístico que muestra una vez más la administración sanitaria. Para algunos establecimientos, poder ofrecer servicios de restauración a la carta ante el incremento de ocupación es un reto imposible», señalan los hoteleros. «La mayoría de los hoteles no tienen capacidad material de hacerlo. El buffet asistido, como pudo comprobarse en verano, es una fórmula que combina comodidad para el cliente, eficiencia para el establecimiento y seguridad sanitaria si se respeta la distancia interpersonal y las medidas higiénicas. Nos sentimos desamparados e injustamente señalados».

Fitur, ni folletos, ni gastronomía y con pruebas negativas de PCR

Ifema mantiene la convocatoria presencial en Fitur para el 19 de mayo pero la medidas de prevención del covid anuncian ya una feria descafeinada. El secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, explicó este jueves a las diputaciones cómo será Fitur. En concreto, Ifema plantea medidas generales como un aforo del 50%, además de cumplir distancias interpersonales de 2,5 metros y no contar con espacios cubiertos ni la realización de demostraciones gastronómicas u enológicas, así como los «showcookings» o las catas de vinos o aceites.

Según Ifema, los profesionales del sector que accedan a la feria deberán hacerlo con un test negativo de covid además de una acreditación personal y nominativa. Respecto a la apertura al público durante el fin de semana, todavía no se ha definido como será el procedimiento. Del mismo modo, desde la organización de Fitur 2021 se desaconsejan folletos y se propone a los expositores que prime el material digital, y también se recomienda evitar que la gente pueda pararse en los mostradores y tratar de señalizar un sistema para controlar el flujo de visitantes. La construcción del estand de la Comunitat Valenciana está adjudicado a la empresa valenciana Escato y están previstos todos los posibles cambios.

Compartir el artículo

stats