Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alemania da marcha atrás en su confinamiento y salva cuatro mil turistas semanales para la provincia

Trabajadores, Fuerzas de Seguridad y bomberos del aeródromo conmemoran el décimo aniversario de la inauguración de la nueva terminal esperando «despegar» a partir de julio

Trabajadores del aeropuerto y Fuerzas de Seguridad y bomberos, formando un «10» en el décimo aniversario de la nueva termInal. | INFORMACIÓN

Trabajadores del aeropuerto y Fuerzas de Seguridad y bomberos, formando un «10» en el décimo aniversario de la nueva termInal. | INFORMACIÓN

Un pequeño respiro de cara al mes de abril. Podrá haber turismo alemán. La canciller de Alemania, Angela Merkel, dio ayer marcha atrás y anuló el confinamiento estricto de cinco días en su país, que había anunciado un día antes para Semana Santa, tras las críticas recibidas en las últimas horas por la falta de claridad sobre los elementos clave de dicho plan, un «error» que ha asumido a título personal, según admitió. Apenas 24 horas después del primer anuncio, Merkel explicó ayer que «la idea de un cierre en Semana Santa se concibió con la mejor de las intenciones, porque sin duda tenemos que reducir y revertir la tercera ola de la pandemia. Sin embargo fue un error», admitió Merkel, al reconocer la «incertidumbre» que el plan ha generado. La noticia fue recibida con esperanza en el sector turístico de la Costa Blanca y, sobre todo, en el aeropuerto de Alicante-Elche, que a partir del próximo domingo estará conectado todas las semanas con ocho ciudades alemanas con 4.000 plazas semanales operadas por Ryanair, Lufhansa y Eurowings, en lo que significa el regreso de los vuelos con Alemania a la Costa Blanca. Las autoridades alemanes habían pactado que, entre el 1 y el 5 de abril, se endureciesen aún más las actuales restricciones, en vigor en principio hasta el 18 de abril. Durante los cinco días especiales, estaba previsto que cerrasen prácticamente todos los comercios y se limitasen las reuniones. Las autoridades de Alemania confirmaron ayer cerca de 250 muertos por coronavirus durante el último día, con lo que el país europeo supera el umbral de los 75.000 fallecidos en el marco de la pandemia, según los datos recabados por el Instituto Robert Koch. La tasa de incidencia acumulada durante los últimos siete días es de 108,1 casos por cada 100.000 habitantes, con 89.940 contagios durante la última semana y cerca de 170.000 casos activos. Tras varias semanas de descenso, este indicador ha vuelto a ascender en los últimos días.

600 millones

Por otro lado, los trabajadores del aeropuerto de Alicante-Elche recrearon ayer un simbólico número «10» el décimo aniversario de la puesta en marcha de la nueva terminal, inaugurada un 24 de marzo de 2011. Hace diez años se ponían en marcha tras una inversión de 600 millones de euros las instalaciones aeroportuarias que incluían, además de una nueva terminal, un edificio de aparcamientos, nuevos viales y accesos, una nueva central eléctrica, una planta termofrigorífica y la ampliación de la plataforma de estacionamiento de aeronaves. Todo ello permitió que el aeropuerto, cuya apertura se remonta a 1967, alcanzara su récord de viajeros en 2019 superando los 15 millones de pasajeros. A partir de ese año y con la explosión de la pandemia el tráfico cayó un 80% pero Aena espera que a partir del segundo semestre se reactive el tráfico.

La nueva terminal cambió por completo la fisonomía del aeropuerto, además de por sus dimensiones, por su singular arquitectura, obra del norteamericano Bruce Fairbanks, en la que destacan 40 cúpulas de 36 x 36 metros cada una. La terminal duplicó la capacidad operativa de las antiguas instalaciones, con una superficie total de 333.500 m2, 26 puertas de embarque, 16 pasarelas de conexión al avión y 16 cintas de recogidas de equipajes. Entre las nuevas instalaciones destacaba un moderno Sistema Automático de Tratamiento de Equipajes, que utiliza un innovador sistema de bandejas individuales para cada equipaje.

Compartir el artículo

stats