30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El invierno vuelve a la provincia de Alicante tras máximas de 29º por el viento de poniente

Meteorología advierte de que un frente frío y cargado de humedad desplomará este miércoles hasta diez grados las temperaturas y provocará lluvias

Un frente frío derrumba las temperaturas y aleja a los bañistas de las playas.

Un frente frío derrumba las temperaturas y aleja a los bañistas de las playas.

Montaña rusa climática. El tiempo típicamente primaveral que nos ha regalado el comienzo de abril, y que dejó ayer máximas a mediodía de hasta 29 grados en buena parte de la franja litoral, cambiará de golpe este miércoles. Jornada en la que, si se cumple la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología, entra por el norte de España una borrasca atlántica, que va a provocar un desplome térmico de hasta diez grados devolviéndonos al frío del invierno. Además, Meteorología anuncia un próximo fin de semana que, en principio, será desapacible y marcado por las tormentas el sábado y el domingo. Según las previsiones de Meteorología para la primavera, el tiempo tiende a ser seco y cálido, pero, según Jorge Olcina, director del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante, las corrientes en la atmósfera se mueven con irregularidad debido al cambio climático, por lo que empieza a no ser tan extraño que en un corto espacio de tiempo se pase del calor al frío, como puede suceder hoy.

Por otro lado, marzo fue un mes frío y húmedo. La temperatura media quedó 10.7º, es 0.5º inferior que la de la climatología de referencia (11.2º), y la precipitación acumulada de 45 l/m2, que es un 28 % superior que la del promedio climático del periodo 1981-2010 (35.2 l/m2). Marzo fue más frío que febrero y el frío fue especialmente intenso entre los días 18 y 21.

En Alicante el mes fue muy húmedo, con un superávit provincial del 81 % y récord de precipitación acumulada en un mes de marzo en Torrevieja y el aeropuerto de Alicante-Elche.

En Valencia fue húmedo, con un superávit del 25%. Castellón sufrió un déficit pluviométrico en marzo del 22% y aunque globalmente el mes fue pluviométricamente normal en la provincia, en el norte fue seco y en localidades como Morella el mes marzo más seco desde 1998.

Hubo dos episodios destacados de lluvia, y los dos afectaron al litoral sur de Alicante. El primero estuvo centrado en el día 7, cuando las precipitaciones fueron generalizadas en toda la Comunidad Valenciana, persistentes en el litoral de la Vega Baja y Baix Vinalopó, donde hubo dos momentos de intensidad fuerte o muy fuerte. El segundo episodio estuvo centrado en los días 18 y 19, y además estuvo acompañado de frío y las precipitaciones fueron de nieve a una cota que llegó a bajar hasta los 300 metros durante la tarde del día 18 en el norte de Alicante y sur de Valencia. También nevó el día 19 en el interior de Castellón e interior sur de Valencia.

Compartir el artículo

stats