Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno y Castilla-La Mancha pactan reducir a la mitad el trasvase Tajo-Segura

El Ministerio para la Transición Ecológica sumará al recorte de 80 hm3 al año de los envíos mensuales y otros 70 hm3 del aumento del caudal ecológico del río cedente, lo que dejará a Alicante y Murcia sin 150 hm3 todos los años

Un agricultor distribuye agua del trasvase del Tajo en una explotación del Campo de Elche, en el que los caudales del río son clave para los cultivos.

Un agricultor distribuye agua del trasvase del Tajo en una explotación del Campo de Elche, en el que los caudales del río son clave para los cultivos.

Y ahora los caudales ecológicos. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, no cesan en su empeño por acabar con el Tajo-Segura, y tras sacar adelante el recorte del trasvase máximo mensual en el Consejo Nacional del Agua de 38 hm³ a 27 hm³ -45 votos a favor, 15 en contra (entre ellos los del Consell y los regantes de toda España) y 18 en blanco-, el próximo objetivo es el aumento de los caudales ecológicos del río, medida en la que ya se trabaja y que provocará una reducción total de 150 hm³ al año (80 hm³ tras la modificación de las reglas de explotación y otros 70 hm³ por el aumento de los caudales). Esta es la mitad de lo que se trasvasa todos los años a Alicante y Murcia, que ya es a su vez la mitad del agua que contemplaba el proyecto cuando se puso en marcha hace 42 años.

Un informe del Sindicato Central de Regantes del Tajo-Segura (25.000 agricultores de la provincia mantienen sus explotaciones gracias al agua que llega del Tajo), advierte de que si Transición Ecológica no retira la previsión de aumentar hasta los 443 hm3 anuales los desembalses de los pantanos de Entrepeñas y Buendía para mantener los caudales ecológicos del río, la cantidad anual a enviar a Alicante y Murcia se reducirá en 70 hm3 al año. Los agricultores sostienen, además, que analizando el comportamiento de la transferencia desde que comenzaron a llegar los caudales hace 42 años, con el recorte se reducirá en un 20% el agua que llega a la provincia, lo que equivaldría a perder el trasvase de un año cada cinco. Mientras, esta semana la cuenca del Tajo almacena esta semana un total de 7.800 hm³, cuando el trasvase transfiere un caudal de 340 hm³ al año, un 4% del total de los recursos. Aún así, el objetivo está claro: su clausura y sustitución por la desalada en Torrevieja, cuya planta sigue, además, sin conexión con 20.000 agricultores del sur de la provincia.

42 aniversario del trasvase Tajo-Segura

La ministra para la Transicióin Ecológica y vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, no cede. Anteayer, en una comparecencia pública en Toledo subrayó, en relación al cambio de las reglas de explotación, que «este cambio es una primera modificación importante, que no basta» y apuntó que en el sureste se requieren inversiones adicionales para poder obtener recursos hídricos mediante la reutilización y la desalación.

El presidente castellano-manchego García-Page insiste en que su objetivo es cerrar el acueducto

decoration

Por su parte, el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, celebró la sintonía con la que trabajan las dos administraciones -central y autonómica- en el Tajo-Segura y aplaudió que se vaya «por el buen camino». García-Page insistió en la necesidad de poner fin al trasvase mediante un acuerdo político «antes de que lo haga la naturaleza», y reivindicó que «cuando decimos que el agua es de todos, es que también es nuestra».

El Sindicato de Regantes del Tajo-Segura calcula que la media de envío actual del trasvase es de 340 hm3 anuales, que se reducirán a los 271 hm3, un 20% con el aumento de los caudales ecológicos. Una cantidad a la que se añadirán los 80 hm³ de la reducción del trasvase máximo mensual, caudal que, obviamente, deberá suplirse con agua desalada. Si al final el Ministerio impone todas las medidas que viene anunciando, como el recorte del trasvase máximo mensual de 38 hm3 a 27 hm3, el aumento de los caudales ecológicos y el establecimiento de una reserva de agua de 60 hm3 para Madrid, sólo podrá enviar por el trasvase 165 hm3 al año, de los que 115 hm3 serán para la agricultura, cuando la infraestructura está preparada para 421 hm3 al año.

Otra de las derivadas negativas del movimiento del ministerio es que se agravará el «tasazo» -doce millones de euros que pagan al año los agricultores por el mantenimiento de la infraestructura-, porque el impacto económico será mayor al abonar la misma cantidad por menos agua. Los técnicos del ministerio estiman que los desembales para cubrir los caudales ecológicos deben aumentar desde los 365 hm3 anuales hasta 443 hm3.

La Generalitat alegará contra el plan del Ejecutivo

La Conselleria de Agricultura reitera su rechazo frontal a cualquier cambio de las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura que comprometa el abastecimiento de agua. La Conselleria votó en contra en el Pleno del Consejo Nacional del Agua del informe preceptivo en el que se escuda el Ministerio. La consellera, Mireia Mollá, ha instado al Ministerio a «consensuar los cambios normativos con el conjunto de los usuarios, regantes del campo alicantino y ayuntamientos, y tiene decidido presentar alegaciones al proyecto de Real Decreto si incluye variar las reglas del trasvase.

Compartir el artículo

stats