30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito negocia con la oposición proyectos para los «ahorros» municipales

Ciudadanos da largas al PSOE con la petición de una reunión de seguimiento del pacto presupuestario y propone revisar plazos: «Parece muy precipitado»

Sanguino (PSOE) y Ortolá (Vox) se saludan en un pleno previo a la pandemia.

Sanguino (PSOE) y Ortolá (Vox) se saludan en un pleno previo a la pandemia.

Tras aprobar el Presupuesto municipal de 2021 y mientras se ultima la liquidación de las cuentas del pasado ejercicio, el bipartito ya ha iniciado las negociaciones con la oposición para intentar pactar el destino del remanente de tesorería, es decir, de los «ahorros» del anterior ejercicio. Los contactos se iniciaron este martes con los dos grupos que desbloquearon las últimas cuentas (PSOE y Vox), a los que se pretende realizar concesiones para que sigan en una actitud «colaborativa» en el objetivo de sacar adelante la modificación de crédito. Este miércoles será el turno para los dos grupos que se posicionaron en el «no» a las cuentas: Unidas Podemos y Compromís.

En esta primera ronda de contactos del bipartito con la oposición todavía no se han puesto cifras concretas sobre la mesa, ya que el expediente de liquidación sigue en Intervención. Eso sí, el equipo de gobierno no pretende dilatar en exceso las conversaciones con los grupos de la bancada progresista ni con Vox. El objetivo es escuchar las propuestas que se planteen desde la oposición e incluir iniciativas para desbloquear el primer cambio en el Presupuesto. El bipartito necesita que un grupo de la oposición se abstenga para salvar la aprobación plenaria al estar en minoría. Para las cuentas municipal de 2021, consiguió el aval del PSOE y de Vox en forma de abstención. Aunque todavía no se conoce la cantidad exacta, se espera una cifra destacable para impulsar proyectos que, como es habitual, se centrarán en Urbanismo e Infraestructuras.

Por otro lado, el Ayuntamiento asumió este martes, en Junta de Gobierno, la devolución de 124.000 euros a una empresa del sector de la distribución minorista por la indebida liquidación del impuesto de bienes inmuebles de siete años, más unos 40.000 en intereses.

Sin prisa

Mientras las reuniones entre el bipartito y la oposición avanzan para no demorar en exceso (después del retraso en la aprobación del Presupuesto de 2021, que no superó todos los trámites hasta finales de marzo) la primera modificación de las cuentas, Ciudadanos no tiene previsto poner fecha al encuentro solicitado públicamente desde el PSOE para el seguimiento del pacto de presupuestos que ambos grupos firmaron en diciembre de 2020.

El portavoz del gobierno local, en calidad de concejal de Ciudadanos, Antonio Manresa, rechazó este martes que la cita se vaya a celebrar con la premura que pretenden los socialistas. «Se acaba de aprobar el Presupuesto, no hace falta correr. El PSOE tiene que dar un poco de tiempo, ahora sería muy precipitado», señaló Manresa, quien además renegó de una de las cláusulas del pacto firmado a dos bandas, que compromete a reuniones mensuales de seguimiento del acuerdo: «Un mes me parece muy precipitado cuando se acaba de aprobar el Presupuesto. Hay que rectificar ese tiempo, y no porque no nos queramos reunir, sino porque no da tiempo a nada».

Este nuevo choque entre PSOE y Ciudadanos evidencia de nuevo las divisiones internas de ambos grupos. Mientras entre los socialistas, como se evidenció en la última Ejecutiva local, existen voces discrepantes en cuanto a los tiempos, entre los naranja también hay concejales que no rechazarían una reunión más inminente y otros, como la vicealcaldesa y portavoz municipal, que no tienen intención de ceder ante el PSOE para aumentar la presión frente al PP de Barcala.

Compartir el artículo

stats