Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rector del santuario de la Santa Faz

José Luis Casanova: «¿Por qué no puede estar la Santa Faz en Fitur y promocionarla?»

El sacerdote pone en valor la Reliquia como manifestación cultural y religiosa de Alicante. En la víspera de la posible bendición de la ciudad desde el Castillo, recuerda que en 1581 las monjas dejaron el monasterio y se refugiaron en la fortaleza para defenderse de los piratas

José Luis Casanova, rector del santuario de la Santa Faz, ayer.

José Luis Casanova, rector del santuario de la Santa Faz, ayer. RAFA ARJONES

Se avecina una Peregrina peculiar. Está prohibida pero no se puede impedir la llegada de romeros al caserío...

En 2020 por el confinamiento no se pudo realizar físicamente aunque muchos corazones estuvieron aquí. Estamos en un momento intermedio. Es posible acercarse, aunque estamos pidiendo que sea de forma escalonada, por eso hablamos de la Peregrina más larga de la historia, pero es también la de la esperanza de que el año próximo podamos recuperar esa tradición tan entrañable de venir juntos, que es un signo de fraternidad, a este lugar de la Santa Faz.

¿La pandemia ha aumentado la devoción?

He constatado las situaciones de dolor y sufrimiento de quienes se han visto afectados por la enfermedad, tienen un familiar que ha fallecido o porque la cuestión laboral y social se ha visto muy perjudicada. Muchos se están acercando a este lugar de esperanza. También es verdad que a muchas personas que han estado alejadas de la fe este tiempo de confinamiento les ha hecho experimentar que la Santa Faz no es solo una pintura, una tradición, sino un rostro vivo. Es un volver para muchos a las raíces de sus propias familias, a las que habían perdido por diversas situaciones. También hay gente a la que estos ojos con esa lágrima le consuela en sus propias lágrimas.

¿Con qué situaciones se han encontrado?

Recuerdo a una persona que vino con gran angustia porque tenía a su padre y a su tío en la UCI. Y a quienes se han quedado sin trabajo, que incluso nos preguntan por si nos enteramos de algo o de alguien que necesite a un empleado. Esa situación también la hemos vivido. Muchos corazones se han acercado al que sufre. Es destacable cómo se ha organizado en el monasterio de las Monjas de la Sangre la ayuda para las personas sintecho. Eso también es un fruto de la Santa Faz. Son personas que vienen aquí habitualmente.

Las hermanas Agustinas que custodian la Reliquia tras dar el relevo a las Clarisas, ¿están ya plenamente integradas?

Están felices e integradas después de haber sufrido también el contagio, que supuso un cambio en su vida, como para tantas familias. Doy fe de la ejemplaridad, de la ayuda de unas para otras, de experimentar en su propia carne lo que la gente está pasando. Si de hecho ya rezaban por los que sufrían a causa de la pandemia esto les ha hecho ser más conscientes al sufrirlo en su propia casa y comunidad. Para ellas ésta es la primera Santa Faz con peregrinos que vienen, aunque no sea en la plenitud de lo habitual, y lo han preparado centradas en lo que son, monjas contemplativas, que oran, que interceden, y que han decidido presentar a la Santa Faz todas las peticiones, problemas e inquietudes que la gente trae a este lugar.

¿Se sigue con la idea de convertir la Santa Faz en icono de devoción internacional?

La Santa Faz no solo merece la atención unos cuantos días. Ya se le valora desde las instituciones de Alicante pero se puede potenciar mucho más como uno de los lugares que dan identidad a la ciudad junto con otros monumentos y acontecimientos. La Santa Faz le da un valor añadido en lo religioso y en lo cultural. Ojalá hagamos de este sitio un lugar de referencia. Si además de encontrarse con el rostro de la Misericordia y de tener una comunidad de monjas, hay otros elementos, llámese un museo sobre la historia de la Santa Faz, se enriquecería, como en otros tantos santuarios. Nos falta seguir avanzando en ese espacio museístico y cultural que traslade la historia y la devoción a la Santa Faz.

¿Existen elementos para este espacio?

Estamos celebrando el V Centenario de la primera vuelta al mundo de Juan Sebastián Elcano, y aquí tenemos una réplica de la nao Victoria. Su testamento dice que quiso venir a la Santa Faz y no pudo. Hay elementos que nos pueden dar una proyección a nivel nacional, que suman a nuestra ciudad y a nuestra historia, como en otros lugares se hace con ciclos, conferencias o becas para investigadores. En València se han volcado enormemente con el Santo Cáliz. Por ejemplo, cuando se va a Fitur, ¿por qué no puede estar la Santa Faz? Somos muy ricos en acontecimientos y éste es uno más, que toca promocionar y potenciar.

Compartir el artículo

stats