30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Intensifican la fumigación ante una temporada complicada de mosquitos por las lluvias

El Laboratorio de Climatología prevé que los insectos adelanten su eclosión a finales de abril con la subida de las temperaturas - Preocupación ante los focos de mosquito tigre en las segundas residencias por el cierre de los territorios

Una brigada de control de plagas durante el tratamiento contra los mosquitos esta semana en las lagunas del Saladar de Agua Amarga, en Alicante. | RAFA ARJONES

Una brigada de control de plagas durante el tratamiento contra los mosquitos esta semana en las lagunas del Saladar de Agua Amarga, en Alicante. | RAFA ARJONES

El comportamiento inusualmente abundante del régimen de lluvias en las últimas semanas está detrás del refuerzo de la fumigación, que se adelanta y se redobla, contra las larvas de mosquitos en humedales, zonas inundables, barrancos y colectores próximos a los núcleos urbanos antes de que suban las temperaturas y sobrevengan las primeras plagas. El Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante prevé, tras las precipitaciones constantes del último mes, una temporada «complicada» de mosquitos. El director del Laboratorio, Jorge Olcina, avanza que la eclosión se adelantará ya a finales de abril.

Para evitar que las larvas se conviertan en ejemplares adultos y en un problema de salud pública, empresas como Lokímica, que lleva a cabo tratamientos en 1.750 kilómetros de superficie de la provincia de Alicante, intensifican las fumigaciones en zonas de acumulación de agua pulverizando los focos durante varios días seguidos. Este «ataque» se dirige al mosquito común, ya que el tigre, en un 80% de los casos, se desarrolla en jardines, macetas, piscinas y acumulaciones de agua en recintos privados. Existe preocupación por el largo estado de alarma que ha impedido a ciudadanos de otras provincias desplazarse a sus segundas residencias en la playa, de ahí la recomendación de los expertos de que los propietarios contacten con empresas de tratamiento para evitar problemas graves en verano en estas áreas.

Un operario en una zona de vegetación, donde pueden criar ya ejemplares adultos. | RAFA ARJONES

En el caso de las tareas para interrumpir el ciclo del mosquito, se aplican tratamientos continuos por tierra, mediante vehículos y operarios con mochilas, que penetran en humedales como el Saladar de Agua Amarga para pulverizar los focos con productos larvicidas biológicos, lo que evita efectos secundarios para otras especies del ecosistema. Si fuera necesario porque se prolonguen las lluvias y aumenten las acumulaciones de agua se recurrirá a fumigaciones aéreas y drones . También se tratan zonas de vegetación donde el desarrollo del insecto puede estar más adelantado por la salinidad: en este caso se aplican nebulizaciones desde los vehículos. Estas lagunas están muy próximas a Urbanova, barrio de Alicante donde los vecinos sufren de tanto en tanto el ataque de los insectos. Pero también se intensifican los tratamientos en otras poblaciones de la Mancomunidad de l’Alacantí, en puntos de Dénia, Alcoy, Novelda, Villajoyosa, Santa Pola y en localidades del sur de la provincia. Según la bióloga Lídia Níjar, responsable de la delegación de Alicante de Lokímica, «la mejor forma de acceder a las zonas con larvas es con mochilas», es decir, con los operarios cargados con compartimentos desde los que rocían la sustancia biológica que mata la larva. Esto es posible en humedales con láminas de agua de hasta un metro de altura. «Llevamos una semana haciendo diagnósticos, inspecciones y tratamientos para anticiparnos a la subida de temperaturas y evitar un problema mayor, no podemos bajar la guardia». También tratan la zona de cañaveral, donde puede haber ya ejemplares adultos.

Para los vuelos aéreos y el uso de drones tendrán que tramitar diversos permisos en función de la proximidad a núcleos urbanos y a espacios como el aeropuerto, en el caso de las lagunas de Agua Amarga o el humedal del Clot de Galvany, en Elche, donde también se aplican tratamientos terrestres, aunque el Ayuntamiento y la empresa CTL incorporaron meses atrás un cañón de gran potencia y un dron para una mayor efectividad en el municipio. La entrada de plagas, como el mosquito tigre que vino de Asia, y la presencia del virus del Nilo que portan las aves y transmiten los mosquitos en Andalucía, lo que puede llegaren cualquier momento a la Comunidad Valenciana, lo mismo que la avispa asiática, están detrás de la reciente creación en la provincia de brigadas de intervención rápida frente a la arbovirosis (virus transmitidos por insectos).

Compartir el artículo

stats