Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista a Juan Javier Álvarez López, especialista en otorrinolaringología del Hospital Universitario de Torrevieja

Juan Javier Álvarez López: «Las secuelas del virus se notan cada vez más y muchas son permanentes e irreversibles»

Tras más de un año de pandemia cada vez son más los pacientes que acuden a las consultas con problemas relacionados con la pérdida de gusto y olfato o con zumbidos persistentes. Sobre estas y otras secuelas ofrece respuestas el médico

El especialista del Hospital de Torrevieja Juan Javier Álvarez López, antes de la entrevista. | INFORMACIÓN

El especialista del Hospital de Torrevieja Juan Javier Álvarez López, antes de la entrevista. | INFORMACIÓN

¿Qué secuelas está dejando el covid-19 en los pacientes?

Estamos apreciando que la principal secuela en los pacientes que han sufrido el covid-19 de forma leve es la pérdida de olfato en un 86% de los casos, en los casos moderados (neumonía por covid-19) en un 5% y en los casos severos (ingreso a UCI) en un 7%. Existen casos descritos de parálisis de cuerdas vocales por infección de coronavirus, probable sordera súbita (pérdida aguda de la audición) y cada vez más casos de tiroiditis atípicas relacionadas con afectación tiroidea durante la infección por covid-19.

Uno de los grandes trastornos es el del sabor metálico, ¿puede explicar su efecto?

El sabor metálico está relacionado con la afectación a nivel del sistema nervioso central, al parecer la corteza orbitofrontal, donde se procesa información relacionada con las emociones, la memoria y el aprendizaje a través del olfato y el gusto.

También se habla de zumbidos persistentes que sufren los pacientes, ¿ha encontrado casos así en su consulta?

Los acufenos no se encuentran relacionados directamente con la infección por covid-19. Lo que podría suceder es que las personas que los sufren tengan algún déficit auditivo que genera el acufeno por sí mismo. A día de hoy en la literatura no se ha descrito casos de acufenos relacionados con la infección por covid-19.

¿Y casos de olores distorsionados o desagradables?

A este fenómeno se le llama parosmia y suele ser indicativo de que los filetes nerviosos de la pituitaria amarilla, donde el estímulo oloroso se transforma en estimulo eléctrico, están en un proceso de regeneración.

¿Han detectado un aumento del número de consultas que están haciendo los pacientes por este tipo de cuestiones?

La hiposmia posviral existe antes de la aparición del covid-19. Sí que se nota un aumento de los casos de hiposmia posviral relacionada con la gran cantidad de casos por covid-19, incluso alguno de ellos sin diagnostico covid-19 previo, pero clínicamente sugerente de infección.

¿Cuál es el mejor tratamiento para hacer frente a las secuelas que deja el covid-19?

Depende de la secuela que se tenga en ese momento. En el caso de la pérdida del olfato se recomienda estimulación olfatoria con olores dulces, picantes, frutales o de madera tres veces al día durante diez minutos. Hay que intentar que sea un olor que se perciba y mantener el mismo olor durante tres semanas. Luego hay que cambiarlo por otro nuevo que se perciba. El tratamiento como mínimo se tiene que hacer durante dos meses.

¿Han corrido riesgo de contagio en algún momento?

Desde antes del inicio de la pandemia, hemos sido el grupo con mayor riesgo de infección ya que nosotros trabajamos directamente con la nariz, la boca y las secreciones de la vía aérea alta. Nos hemos visto en repetidas ocasiones expuestos al virus con pacientes positivos y hemos sido afortunados al no contagiarnos, creo que, en parte, gracias a las medidas de protección que usamos con todos los pacientes.

¿Qué lecciones han ido aprendiendo sobre el virus con el paso de los meses?

Con medidas de protección y con un aseo adecuado de las manos, siempre mirando por nuestra salud y la del resto, es posible hacer el trabajo e intentar dar salud a la población. Las secuelas que va dejando el virus cada vez se va notando más en la población y muchas de estas secuelas son daños permanentes e irreversibles. Es importante que la población sea consciente de la magnitud de la infección y acepte las medidas que se toman para evitar llegar a problemas que sean crónicos e irreversibles.

¿Qué trabajos de su área han quedado en segundo plano por el covid-19 y esperan recuperar lo más pronto posible?

Inicialmente en la pandemia todo quedó en un segundo planos, excepto los casos urgentes y los pacientes con enfermedades tumorales. Hemos intentado poco a poco volver a la normalidad y consideramos, que a día de hoy, nuestra actividad laboral es lo más parecido a la normalidad. Probablemente a nivel profesional lo que ha quedado en un segundo plano ha sido la actividad formativa que solemos tener y que nos viene bien tanto para el aprendizaje como para el refuerzo de conocimientos previamente adquiridos.

¿Puede dar alguna recomendación para realizar las consultas presenciales?

Se recomienda que los pacientes lleven su mascarilla en todo momento y que, preferiblemente, sea una que hayan empezado a usar ese mismo día, ya que la vida útil de las mascarillas quirúrgicas es de 4 horas y de las FPP2 de 8 horas. También es muy importante recordar el lavado de manos con soluciones hidroalcohólicas ante el contacto con cualquier superficie.

Compartir el artículo

stats