Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los empresarios reclaman trenes de 700 metros para potenciar la carga ferroviaria

La Cámara de Comercio comparte el plan del Consell para reducir las emisiones de C02, pero pide más líneas en el puerto de Alicante

Vista general de la zona logística del puerto de Alicante.

Vista general de la zona logística del puerto de Alicante.

La Conselleria de Transportes ha encargado un estudio para definir las actuaciones que puede desarrollar la Generalitat para impulsar el transporte ferroviario de mercancías y reducir la emisión a la atmósfera de gases de efecto invernadero. Una iniciativa directamente relacionado con la ejecución del Corredor Mediterráneo y, en concreto, con la conexión del puerto de Alicante con la red, infraestructura que ya está en los planes de Adif, pero que sigue sin contar con presupuesto y plazos. En el estudio también deberá definirse la figura de las zonas logísticas y su proximidad al eje ferroviario. Adif ya tiene decidida la fórmula para conectar el puerto con Villena.

La Cámara de Comercio comparte el objetivo del Consell de que la carga ferroviaria es el futuro en un escenario marcado por la necesidad de reducir la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, pero advierte de que esto no será posible si no se incorporan prestaciones clave para competir con la carretera como que se puedan disponer de trenes de 700 metros de longitud, una apartadero en Monforte del Cid para que pueda darse paso a los de pasajeros y así no tener que operar solo por la noche y que hasta Alicante puedan llegar trenes con capacidad para cargar los camiones. Todo, por supuesto, acompañado de que el Puerto capte nuevas líneas, ya que hasta ahora las de contenedores se centran en Canarias y el norte de África, y que Renfe ofrezca precios y frecuencias y las de a conocer de manera efectiva para atraer a las empresas, según apunta Ramón Mayo, delegado de Logística en la Cámara de Comercio. «El puerto ya tiene una terminal ferroviaria pero necesitamos mayor operatividad con trenes de 700 metros, y contar con un apartadero en Monforte es clave para poder dar paso a los trenes de pasajeros y así poder operar la carga durante todo el día y no solo por las noches». Hoy por hoy, el ferrocarril no es competitivo, como lo demuestra que solo un 4% de las mercancías se mueve en tren. «El camión va de puerta a puerta, pero si hubiera trenes en los que cargar los camiones se activaría la carga en tren», apunta Ramón Mayo.

El plan del Consell llega en un momento en el que el puerto sigue a la cola en tráfico mercancías. Pese a que marzo no fue un mal mes al moverse 274.395 toneladas en relación a marzo de 2020, cuando comenzó el parón de la pandemia, el balance del primer trimestre no ha sido nada positivo, según los datos hechos públicos por Puertos del Estado. Entre enero y marzo se movieron 590.311 toneladas, un 22% menos que el mismo periodo de 2020. El tráfico de graneles cayó un 24%, con 298.478 toneladas y se movieron 37.316 contenedores, un 18%

Para el conseller Arcadi España, «el transporte ferroviario de mercancías es una línea estratégica prioritaria, ya que juega un papel fundamental en el desarrollo de un sistema logístico sostenible y eficiente». El 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero en la UE se producen por el transporte y dentro del transporte, el menos contaminante es el ferroviario y, especialmente, en el caso de las mercancías, donde España está todavía muy lejos de la media comunitaria que se sitúa en el 18%.

El estudio se estructura en cuatro bloques. En un primer bloque se evaluarán los mecanismos de financiación de las actuaciones logísticas dirigidas a impulsar el transporte ferroviario. En el segundo se centrará en las actuaciones para estimular el uso de las autopistas ferroviarias. El tercer bloque se destinará a analizar la gestión de cargas.

El cuarto contendrá los apartados del estudio dedicados a establecer y describir propuestas de actuaciones concretas para impulsar el transporte de mercancías.

El puerto de Alicante incluyó en su plan de inversiones hasta 2022 acometer la remodelación de su terminal ferroviaria y el acceso a dos muelles para poder recibir trenes de mercancías en ancho internacional, con lo cual cargó a sus presupuestos el cambio de las vías a ancho AVE, pero sin electrificar, algo que debía completar el Ministerio Transportes. Las obras permitirán tener listo el puerto para conectar con el Corredor Mediterráneo y hasta los muelles puedan llegar los trenes de mercancías de 700 metros de longitud que circulan por Europa. La falta de una conexión ferroviaria competitiva ha provocado que el puerto y las empresas hayan perdido millones de euros en los últimos años en los que muchos fletes se van por carretera para embarcar en los puertos de Valencia y Algeciras.

Digital Corner gestionará el complejo Panoramis hasta 2043

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Alicante aprobó la prórroga de la concesión administrativa para la explotación del Puerto de Alicante: el centro comercial Panoramis. La concesión fue otorgada en 1998 a la empresa Marina de Poniente, por un plazo de 30 años, siendo autorizada recientemente su transmisión a favor de la actual titular, la mercantil Digital Corner. El plazo inicial previsto de finalización de la concesión, el año 2028, se verá prorrogado por 15 años más. La mercantil ha tenido que comprometerse a realizar una inversión superior al 20% del valor actualizado de la inversión inicial realizada en 1998. Digital Corner ha presentado un proyecto para mejorar la calidad, seguridad y adecuación de las instalaciones, para optar a la prórroga de la concesión, con una inversión de tres millones de euros. Se acometerán actuaciones para la mejora de la productividad, a través de la transformación de espacios, con mejoras en las comunicaciones y una gran renovación de la imagen del edificio. En el ámbito de la calidad ambiental se ha contemplado la instalación de nuevos sistemas de iluminación, que permitirán reducir la contaminación lumínica del edificio, y la sustitución del actual sistema de climatización por uno de mayor eficiencia energética, con el que se reducirá el consumo eléctrico, así como una gestión más eficiente del aparcamiento.

Compartir el artículo

stats