30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entidades sociales critican el proyecto para el futuro contrato del transporte urbano de Alicante por "continuista"

El PSOE apuesta por la transformación ecológica, la mejora de la movilidad entre barrios y el fortalecimiento de líneas de servicios esenciales en el nuevo servicio de autobús

Viajeros esperan un autobús urbano, en la ciudad de Alicante

Viajeros esperan un autobús urbano, en la ciudad de Alicante

Cinco entidades sociales de Alicante, entre ellas la Plataforma Comarcal por la Movilidad Sostenible de L’Alacantí (PCM), critican el Proyecto de Servicio Público (PSP), trabajo previo a la redacción del pliego de condiciones del próximo contrato. Este martes finaliza el plazo para la presentación de enmiendas al proyecto técnico impulsado desde el bipartito. "Estamos ante un momento decisivo en el futuro de la movilidad colectiva de la ciudad de Alicante. Después de una concesión de cincuenta años, más una prórroga de dos años, que ahora habrá que volver a decretar, no es posible que el Proyecto de Servicio Público (PSP) de transporte urbano presentado sea radicalmente continuista y no tenga la voluntad y la ambición de plantear una alternativa real al uso del vehículo privado en la ciudad y la capacidad de aumentar usuarios/as del transporte público", señalan en un comunicado firmado por la Associació Valenciana pel Transport Públic (AVPTP) Comisiones Obreras (CCOO l’Alacantí-Les Marines), el Consejo Sindical Obrero (CSO), Fridays For Future Alicante - Juventud por el Clima Alicante, la Plataforma Comarcal por la Movilidad Sostenible de L’Alacantí (PCM), Unides Podem Alacant y Compromís per Alacant..

Los colectivos explican además que los ejes y propuestas centrales de sus enmiendas pasan por abrir un nuevo plazo de seis meses para "generar un proceso de participación ciudadana, con una representación más amplia, para la discusión pública del nuevo modelo de servicio de autobuses urbano, que incluya, junto con el Proyecto de Servicio Público", cumplir con las directrices de la Unión Europea en "cuanto a la adquisición de vehículos limpios y de cero emisiones", facilitar el uso y el acceso al transporte público de toda la sociedad, mejorar la velocidad comercial del servicio de autobús y reducir los tiempos de viaje "mediante la simplificación de recorridos y la implantación de carriles reservados y prioridad semafórica para el mismo", simplificar las conexiones perimetrales mediante el "establecimiento de líneas que aprovechen las circunvalaciones de la ciudad y la posibilitación de transbordos rápidos" y optimizar los recursos destinados al transporte público urbano en "relación a los otros sistemas de movilidad que operan en la ciudad (TRAM y autobús interurbano) al eliminar conexiones duplicadas".

Además, las entidades reclaman que se apliquen a la "mayor celeridad las leyes vigentes relativas a la movilidad y la accesibilidad, estableciendo los carriles bus, prioridad semafórica para el transporte público y las paradas accesibles reglamentariamente exigidos, así como que se ejecuten las acciones necesarias orientadas a la creación de una autoridad metropolitana de transporte que planifique y gestione todo el transporte público metropolitano de forma conjunta".

Por su parte, el Grupo Municipal Socialista (GMS) ha presentado este lunes las enmiendas al Proyecto de Servicio Público Urbano de Viajeros en la ciudad de Alicante realizada por el bipartito. En ellas se contemplan tres ejes principales: la transformación ecológica, la mejora en la conexión con los barrios y la adecuación de prestar un mejor servicio a las partidas rurales, centros sanitarios y polígonos industriales. El portavoz municipal socialista, Francesc Sanguino, califica estos tres puntos como los "fundamentales" a los que hay que "incorporar la propuesta socialista de que el transporte de autobús urbano sea gratuito para las personas desempleadas, para la ciudadanía que recibe el Ingreso Mínimo Vital y para los trabajadores y trabajadoras afectados por ERTE". El portavoz socialista indica que a juicio del grupo socialista "el actual gobierno municipal ha sido bastante cicatero en cuanto a la apuesta" que exige Europa en Transición ecológica. “Solo se prevé que el 30% de la flota se renueve en vehículos híbridos no enchufables, cuando el Acuerdo de París dice, textualmente, que debe ser el 55% de estos vehículos con emisiones 0 para el 2030, y del 100 % en 2050", según añade.

Por otro lado, "una vieja reivindicación del PSOE es la mejora en la conexión entre los barrios. Por ello, se reclama que el nuevo proyecto de transporte incluya las líneas circulares que unan los barrios alicantinos sin la necesidad de pasar por el centro", según explican desde el grupo socialista, que insiste que otro punto fundamental es la "adecuación de horarios en polígonos industriales, partidas rurales y servicios públicos básicos (hospitales, centros de salud...)". El portavoz incide en que “hay que contemplar las necesidades reales de los trabajadores y trabajadores que acuden a nuestros polígonos. En la actualidad existen líneas cuyos horarios no coinciden ni con la entrada ni salida del personal de sus trabajos. Algo similar sucede con los hospitales y centros de salud de Alicante”.

Por último, otro punto fundamental es la "mejora de las conexiones con las partidas rurales, ahora con servicios escasos". “Se excluyen a dos partidas, Monnegre y Tabarca. Para la isla pedimos que se pongo de acuerdo con el Consell para darle el servicio de transporte que se merecen como ciudadanos alicantinos que son”, finaliza Sanguino.

Compartir el artículo

stats