30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El interés de Vodafone por Alicante sitúa a la capital en el mapa tecnológico europeo

El bipartito pone en valor la unidad de acción política y asegura que la preselección fallida «no caerá en saco roto»

Barcala conversa con Puig, la semana pasada en Alicante.

Barcala conversa con Puig, la semana pasada en Alicante.

El interés de Vodafone por implantar en Alicante la sede del proyecto Eureka, un centro mundial de Inteligencia Artificial, «no caerá en saco roto», pese a que la preselección de la capital alicantina entre otras ciudades europeas finalmente no llegó a buen puerto. Tampoco la de Málaga, el otro municipio español en el que la multinacional de las telecomunicaciones valoraba implantar una de sus sedes a nivel internacional por el Brexit que afecta al Reino Unido.

En esa preselección también se encontraban las italianas Nápoles y Toscana (región), las alemanas Dresde y Múnich, la portuguesa Lisboa y la irlandesa Dublin, según fuentes del gobierno municipal, que ahora ya puede hablar sobre un proyecto que requería confidencialidad. Esa exigencia llevó a que las administraciones públicas trabajaran apartadas de los focos y que se evidenciara una unidad de acción política algo inusual en estos tiempos de polarización.

En las reuniones para el desarrollo de la candidatura de Alicante trabajaron el alcalde, Luis Barcala, con -entre otros- el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que centró sus esfuerzos en facilitar la consecución de apoyos para la capital alicantina. Ambos aparcaron las diferencias de color de ambas administraciones públicas. Ninguno de los dos dirigentes alardeó de los trabajos realizados, como sí realizó el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, quien hizo público el apoyo de su gobierno a la opción de la ciudad de Málaga, finalmente también fallida.

Visión positiva

Con todo, el esfuerzo realizado en favor de la oferta de Alicante se espera que no «caiga en saco roto», ya que el gobierno municipal prevé recurrir a ese documento como «punto de partida» para concurrir a otros futuros proyectos. Desde el ejecutivo local también destacan que se ha comprobado que la «colaboración interinstitucional funciona en Alicante», en alusión a esa disposición para «remar en la misma dirección por el bien común» pese a que el gobierno local está en manos de PP y Cs y el autonómico, del PSPV, Compromís y Podem.

También se pone en valor que Alicante, que se encuentra inmersa en un proceso de transformación para convertirse en referencia de la industria tecnológica en el arco mediterráneo, fuera ya preseleccionada por Vodafone para implantar una de sus sedes. La multinacional, según el ejecutivo local, destacó como fortalezas de la capital alicantina su calidad de vida, los razonables costes laborales y el nutrido ecosistema universitario existente. Alicante, además, acoge la sede del Distrito Digital, que está en plena fase de expansión hacia el puerto de Alicante, un entorno que se valoró como espacio para el centro Eureka de Vodafone.

Compartir el artículo

stats