Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Centro de Alicante y la Albufereta, sin apenas covid en el agua residual

Tres de las zonas en las que se divide la ciudad se quedan por debajo del nivel mínimo, mientras que las otras tres no pasan de valores «muy bajos»

Imagen aérea de la zona Centro de la capital alicantina, en fotografía de archivo.

Imagen aérea de la zona Centro de la capital alicantina, en fotografía de archivo.

La última actualización del estudio de la presencia de material genético de covid en las aguas residuales de la ciudad de Alicante deja los mejores datos de toda la serie, lo que viene a confirmar la actual situación epidemiológica, con una incidencia acumulada que no llega en la capital alicantina a los cuarenta casos por cada 100.000 habitantes, en la media autonómica y muy lejos de las altas cifras a nivel nacional. En este contexto, llegará el próximo domingo el final del estado de alarma a nivel nacional, lo que deja en el aire el toque de queda, que la Generalitat prevé mantener, aunque con posibles ajustes.

De hecho, los valores registrados en tres de las seis estaciones en las que se divide la capital alicantina están por debajo del nivel «mínimo de detección», situado en 16.000 unidades de genoma por litro (ug/l). Es decir, casi imperceptible. Se trata de la zona 1 (Centro -hasta Alfonso el Sabio- y barrios del litoral sur), la zona 3 (Florida, Ciudad de Asís, San Blas, PAU 1 y 2 y Rabasa) y la zona 5 (Albufereta y Vistahermosa). En dos de estos entornos municipales (Centro y playas), los últimos datos vienen a confirmar una tendencia positiva registrada durante todo el último mes, ya que en tres de las cuatro muestras más recientes el nivel ha sido mínimo.

Una situación muy optimista también se registra en el resto de la ciudad, en las otras tres zonas en las que se divide el término municipal en el estudio promovido por el Ayuntamiento y la empresa mixta Aguas de Alicante. En todas ellas, los restos de material genético de covid presentes en las aguas residuales se quedan dentro del intervalo de niveles «muy bajos», es decir, por debajo de 100.000 ug/l. Se trata de la zona 2 (Benalúa, Ensanche, Carolinas y Altozano), la 4 (Zona Norte de Alicante y Pla-Garbinet) y la 6 (Cabo de la Huerta y Playa de San Juan ).

Este escenario completo de la ciudad deja los mejores valores de la pandemia desde que el pasado mes de julio arrancó este estudio, que empezó siendo bimensual y que pronto pasó a ser semanal. Los valores tomados en las aguas residuales de Alicante el pasado 29 de abril supone la mejor foto fija de los últimos nueves meses.

La última actualización semanal del estudio deja los mejores datos de toda la serie, que arrancó el pasado mes de julio

decoration

La serie ha experimentado importantes variaciones, con motivo de las dos últimas olas. El primer incremento importante de casos se produjo a finales de octubre, tras el puente del 9 d’Octubre y de la Hispanidad. Los dos peores picos se registraron con poca diferencia en el calendario: a mediados de noviembre y a finales de diciembre, en este último caso coincidiendo con la tercera ola, que fue especialmente dura en la provincia y en el conjunto de la Comunidad Valenciana. Tras un difícil mes de enero, la situación empezó a reconducirse en febrero, y así se apreció en el estudio de la presencia de restos de covid en las aguas residuales de la capital alicantina. La mejora más significativa se detectó a mediados de marzo, dos meses después de que las restricciones impuestas por la Generalitat para hacer frente a la tercera ola de covid. Desde entonces, las cifras se han mantenido estables, con tendencia general a la baja.

Esta situación ha llevado a que, en las últimas actualizaciones, proliferen los niveles de «no detectado», que supone que los registros son mínimos, por debajo del umbral marcado por los expertos. Eso sí, hay dos estaciones donde apenas se han detectado esos niveles. Se trata de la zona que engloba a barrios como Benalúa, Ensanche, Carolinas y Altozano y a la que va desde la Zona Norte al Pla-Garbinet. En ambos casos, en toda la serie, nunca se ha llegado al nivel de «no detectado».

Esta iniciativa impulsada por el Ayuntamiento de Alicante e Hidraqua, empresa gestora del ciclo integral del agua, y los laboratorios Labaqua, primer y único laboratorio certificado por ENAC para el análisis de SARS-CoV-2 en aguas residuales, se ha convertido en una útil herramienta para adelantarse al incremento de la incidencia y la aparición de los brotes que puedan producirse.

Una vez que las muestras representativas han sido recogidas de la red del alcantarillado de las ciudades (entre ellas, Alicante) y analizadas en el laboratorio, los resultados se transfieren de manera automática a una plataforma digital. Con la aplicación de Covid-19 City Sentinel se permite al gestor público visualizar gráficamente los datos estudiados, a través de un mapa dinámico del municipio con una sectorización por zonas de influencia que facilita trazar el origen del SARS-CoV-2.

Compartir el artículo

stats