30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell apoya el palacio de congresos del puerto pero exige que sea un icono para Alicante

El presidente comparte la idoneidad de la ubicación, siempre y cuando haya suficiente espacio - Ximo Puig: «Debe servir para mejorar la imagen de la ciudad y de la Comunidad»

Muelles donde se proyecta la construcción del palacio de congresos de Alicante.

Muelles donde se proyecta la construcción del palacio de congresos de Alicante.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, respalda la construcción del palacio de congresos en el puerto de Alicante, pero ha advertido que el Consell lo apoyará siempre que sea «un proyecto que sea posible técnicamente y de calidad» y, por lo tanto, se convierta en ese icono que desde hace años viene reclamando el sector turístico para que Alicante recupere el atractivo de los años 90, cuando llegó a ser la quinta ciudad española del circuito de viajes de congresos, eventos e incentivos.

El jefe de Consell aprovechó una visita a la Ciudad de la Luz este martes para dar su respaldo al proyecto, que conocía desde finales del año pasado, cuando el alcalde Luis Barcala y el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, trasladaron a Juan Antonio Gisbert, presidente del Puerto, la iniciativa. «Estoy informado de ello desde hace unos meses por la Autoridad Portuaria de Alicante, que me trasladó la oportunidad de que una parte del puerto acoja el palacio de congresos que tanto necesita Alicante. La Generalitat recogerá y respaldará todas las propuestas positivas que mejoren la ciudad de Alicante», subraya Puig, quien, no obstante, ha apuntado que «la única noticia que tengo es la directa de la Autoridad Portuaria, y comentarios del presidente de la Diputación y el alcalde de Alicante. Ahora habrá que ver si es posible, o no es posible, según las consideraciones de carácter técnico», para poder encargar el edificio en los muelles 9 y parte del 7, que obligan, además, a trasladar las dependencias de la Guardia Civil.

Ximo Puig subrayó este martes, por otro lado, que «lo que está muy claro es que debe ser un proyecto de alta calidad, porque es un espacio que representará la imagen de la ciudad de Alicante, por lo que debe ser de calidad, y también que ayude a mejorar la imagen global de la Comunidad Valenciana y de la ciudad de Alicante». El jefe del Consell se expresó de esta manera tras participar en una acto en la Ciudad de la Luz de Alicante este martes.

Alicante llegó a convertirse en la quinta ciudad de España en turismo de congresos durante la década de los 90

decoration

El Consell tiene, precisamente, la última palabra sobre la ubicación del palacio de congresos en el puerto. La presentación el pasado viernes de un borrador con las líneas maestras de lo que el Ayuntamiento de Alicante y la Diputación quieren que sea el proyecto del futuro gran centro de congresos entra ahora en un largo camino administrativo en el que va a ser clave la posición de la Generalitat, ya que serán los técnicos de las consellerias de Urbanismo y Transición Ecológica los que tengan que determinar si el complejo cabe en el puerto, antes, incluso de que se pronuncie Puertos del Estado. En concreto en los muelles 7 y 9 cuyo uso actual es exclusivo para carga y descarga de mercancía portuaria, algo que habrá que cambiar y tiene un procedimiento complejo que al final pasa por València, como ha sucedido, por ejemplo, con la colocación en el muelle 5 de un edificio del Distrito Digital y la transformación del complejo de ocio de Panoramis en un centro de negocios, ya que en esa zona portuaria el uso máximo para oficinas era del 25% y ha habido que aumentarlo al 85%.

La tramitación es larga y puede hasta durar dos años antes de que se pueda poner la piedra piedra. El propio concejal de Urbanismo, Adrián Santos Pérez, ya comentó tras hacerse públicas las intenciones del Consistorio y la Diputación, que se trabajará intensamente pero que se trata de una actuación que culminará la próxima legislatura.

El cambio de uso en los muelles 7 y 9 para acoger el palacio obliga también a que se cree un consorcio para impulsar el proyecto, ya que ahora mismo, por muy buenas que sean la intenciones, el Ayuntamiento y la Diputación no pueden solicitar la concesión, ya que si fuera así la Autoridad Portuaria debiera denegarla porque en dichos muelles el uso es exclusivamente portuario. Deben cambiarse el plan de usos y espacios portuarios y el propio plan especial del puerto y, en principio, los promotores, el alcalde, Luis Barcala, y el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, no descartan que la Generalitat pueda entrar en el consorcio a través, por ejemplo, de Turisme.

No obstante, todo está en fase inicial pero es importante el compromiso político y ya haya un borrador del proyecto, valorado en 45 millones de euros a financiar en un 66% con fundos de la agencia tributaria de la Diputación, Suma, cuyos trabajadores ocuparán parte de uno bloque administrativo integrado en el edificio. Se sabe que contará con una gran sala con capacidad para 2.000 congresistas y la intención es aprovechar al máximo los espacios exteriores de los muelles para convertirlos en zonas donde celebrar reuniones relacionadas con los congresos a captar. La única referencia que se tiene de un gran congreso en Alicante data de los años 90 cuando Viajes Hispania organizó un evento de 3.500 médicos en IFA, para lo que hubo que contar con gradas supletorias.

Los eventos profesionales son clave en invierno

El turismo de congresos (Mice) había contribuido hasta 2019 a que la ocupación hotelera media de la ciudad creciera un 17% en cinco años, al pasar del 63% de 2014 al 80% con el que se cerró ese años. Una de las derivadas positivas de la recuperación del turismo de congresos es que las reuniones se celebran, mayoritariamente, en meses de la temporada baja, lo que contribuye a reducir la estacionalidad. La otra, los precios hoteleros habían subido en ese periodo una media del 6% en la ciudad, con puntas del 8% en los establecimientos de 4 estrellas.

Compartir el artículo

stats