30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Once detenidos por causar destrozos en una vivienda alquilada en Alicante para una fiesta ilegal

Los arrestados por la Policía Nacional en Alicante están acusados de provocar daños por valor de más de 2.000 euros en un piso turístico

Dos policías en la puerta de la Comisaría que ha investigado los daños en la vivienda.

Dos policías en la puerta de la Comisaría que ha investigado los daños en la vivienda.

La Policía Nacional ha detenido en Alicante a once jóvenes de entre 16 y 19 años acusados de provocar importantes daños en una vivienda turística alquilada en la zona centro para celebrar una fiesta durante toda una noche. La propiedad de la casa cifró en más de 2.000 euros los daños causados por los detenidos, entre los cuales hay cuatro menores de edad.

La investigación policial ha sido llevada a cabo por el Grupo Operativo de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito Centro tras la denuncia presentada por una empresa de alquiler de viviendas turísticas en Alicante.

La empresa denunciante relató a la Policía que alquiló una vivienda a finales de marzo en la zona centro de Alicante y cuando el personal acudió al día siguiente a inspeccionarla y limpiarla descubrió que los usuarios habían causado numerosos destrozos.

Los daños fueron valorados por la empresa en más de 2.000 euros y entre ellos el denunciante incluye quemaduras en el sofá, toallas manchadas y quemadas, vajilla rota y manchas de pintura en la mesa del salón, según ha informado la Comisaría Provincial.

Una vez presentada la denuncia los investigadores acudieron al inmueble y con las declaraciones tomadas a vecinos averiguaron que en la casa dañada se había celebrado una fiesta ilegal a la que asistieron más de diez personas.

La Policía Nacional ha podido identificar a once jóvenes que estuvieron en la fiesta, entre ellos el que alquiló el piso turístico. Les tomó declaración como detenidos por un delito de daños y les fue dejando en libertad tras la comparecencia de cada uno. Las diligencias de los cuatro mayores de 18 años han sido remitidas al juzgado de guardia y las de los siete menores a la Fiscalía.

Los jóvenes implicados habían quedado para celebrar una fiesta clandestina y estuvieron durante toda la noche ingiriendo bebidas alcohólicas.

La Comisaría afirma que además de la denuncia por delito de daños los jóvenes han sido propuestos para una sanción por incumplir la normativa covid.

La Policía Nacional asegura que seguirá vigilando la utilización de viviendas de alquiler vacacional para fiestas ilegales y agradece el mayoritario cumplimiento de las normas sanitarias por parte de la ciudadanía y la colaboración ciudadana para detectar conductas no autorizadas en esta época de pandemia.

Compartir el artículo

stats