30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juzgan a un acusado de atracar e intentar violar a una mujer en la puerta de su casa en Alicante

El procesado, que niega los hechos, se enfrenta a una petición del fiscal de 12 años de prisión

El acusado al llegar ayer a la Audiencia de Alicante para ser juzgado.

El acusado al llegar ayer a la Audiencia de Alicante para ser juzgado.

La Audiencia Provincial de Alicante juzgó ayer a un acusado de atracar e intentar agredir sexualmente a una mujer en la puerta de su domicilio en septiembre del pasado año, hechos por los que la Fiscalía solicitó al tribunal que le imponga una condena a 12 años de prisión. El procesado se declaró inocente de la acusación que pesa sobre él y contra un cómplice, para quien el fiscal pide una multa de 900 euros por delito leve de estafa al usar la tarjeta de crédito sustraída a la víctima. Esta sanción también se solicita para el presunto atracador.

El robo con intimidación e intento de agresión sexual ocurrió la madrugada del pasado 6 de septiembre. Habían pasado unos veinte minutos de la una de la madrugada cuando una mujer se disponía a abrir el portal del inmueble donde reside y fue abordada de forma súbita. Según la Fiscalía, el acusado portaba un cuchillo que colocó en el abdomen a la mujer y ante el temor que le provocó le entregó de inmediato su cartera con 100 euros y una tarjeta de crédito.

Acto seguido el acusado se guardó la cartera y siguió amenazándola con el cuchillo para atentar contra su integridad sexual. «A mi me da igual el dinero, no lo vamos a pasar bien esta noche», le decía mientras pegaba su cuerpo contra el de ella y la arrinconaba contra un coche. Tras quitarse la mascarilla comenzó a besarla y a realizarle tocamientos libidinosos sin dejar de esgrimir el cuchillo con el que intimidaba a la víctima para que no dijera nada, según la acusación del Ministerio Público.

La mujer intentó zafarse sin éxito y trató de quitarse los zapatos para salir corriendo. En ese momento el acusado le propinó un empujó y se cayó al suelo. En dicha situación la mujer comenzó a gritar y al darse cuenta de que había una persona en la calle optó por cesar en su intento de violación y se dio a la fuga.

Tras el asalto el ladrón intentó utilizar la tarjeta de crédito de la víctima en varios establecimientos que abren las 24 horas del día. Accedió con un cómplice en tres de ellos y sólo pudieron realizar una compra de 19,40 euros en uno de ellos, ya que en el resto introdujeron un pin erróneo para tratar de realizar cargos por un importe superior.

El acusado se encuentra en prisión provisional por esta causa y la Fiscalía le pide 8 años de cárcel por el intento de violación y otros 4 años por el robo con violencia.

Compartir el artículo

stats