Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comienzan a retirar postes de las aceras de Rabasa y su maraña de cables

El Ayuntamiento firma un convenio con la compañía telefónica para la eliminación de la totalidad de las líneas aéreas, que irán soterradas

Operarios en una acera de Rabasa, donde se retiran los postes para soterrar el nuevo cableado. | INFORMACIÓN

Operarios en una acera de Rabasa, donde se retiran los postes para soterrar el nuevo cableado. | INFORMACIÓN

El centenar largo (104) de postes que molestaban al paso peatonal en las aceras de Rabasa han comenzado a retirarse en base a un convenio firmado por el Ayuntamiento con la compañía telefónica para eliminar la totalidad de las líneas aéreas, es decir, la «maraña de cables» de la que llevan décadas quejándose los vecinos por el aspecto antiestético que da al barrio. Según los residentes, en Rabasa hay 81 postes de teléfono y otros 23 de luz en las aceras, la mayoría muy estrechas (90 centímetros), por lo que también molestaban al paso; además de otros 134 postes de hierro, con su correspondiente cableado, en tejados y terrazas.

Los vecinos estaban preocupados por el avance de las obras de reurbanización del barrio, que están próximas a finalizar, sin que se hubiera producido la retirada de los postes, al menos de los situados en las aceras. Este trabajo comenzó este miércoles, tal y como explicaron desde la Concejalía de Urbanismo, en base a un convenio firmado por el Ayuntamiento y la compañía telefónica para proceder a su retirada. Según precisaron fuentes municipales, el convenio contempla la eliminación de la totalidad de estos elementos. «Telefónica presentó el plan de retirada de los postes, se incorporó al convenio, y se está cumpliendo. Las cuestiones técnicas de los que se puedan retirar o no las tiene que ver la compañía con los usuarios, pero está haciendo una batida comercial para que los usuarios acepten la retirada de esos cables y la ubicación subterránea. En principio el convenio de retirada es del máximo de elementos posible, y desde la asociación de vecinos señalan que la mayoría están aceptando la retirada de los cables».

Desde la propia entidad vecinal, la asociación Sagrada Familia de Rabasa, explicaron que este miércoles estaba prevista la visita al barrio con el encargado de telecomunicaciones. «Se ha reunido con la asociación y ha explicado cómo van a ir los trabajos. Se instalarán unas peanas donde van a ir las cajas que actualmente están en los palos, y una vez colocadas todas las peanas, se irán cortando conexiones de casas a palos, y conectándolas ya», explicó Rafael Martí.

Desde la entidad aseguran que ningún vecino va a perder señal de teléfono ni internet porque el proceso se va a hacer de forma instantánea. «La asociación de vecinos no solo quiere que el cableado se quite en la zona que se está reurbanizando, sino que también hemos enviado un correo al departamento de ejecución de obras para que toda la parte del plan parcial APD4 (en la parte alta de Rabasa, desde Recasens hasta Avellaneda) también se quede sin cableado. En su momento se hizo la obra pero no se gestionó quitar los postes para la eliminación total de estos elementos en el barrio y tampoco puede ir conjunta con la que se está haciendo ahora. Y con Telefónica pasa lo mismo, irán quitando los postes conforme vayan estableciendo conexiones».

Las obras de mejora de Rabasa han durado unos ocho meses, con un presupuesto de 1,9 millones de euros, actuación que persigue dotar al barrio de una imagen renovada, con mejoras en accesibilidad y movilidad. En una visita a las obras en diciembre, el alcalde, Luis Barcala, dijo que la intervención afectaba a «la iluminación, el cableado telefónico, la remodelación de aceras para personas con movilidad reducida, en resumen, una remodelación y una modernización integral del barrio».

Compartir el artículo

stats