Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo pretende extender el proyecto de «playas sin humo» este verano a todo el municipio de Alicante

La vicealcaldesa confirma a la oposición que la Policía Local no multará a quienes incumplan, al igual que el pasado año, cuando se inició la experiencia piloto en Urbanova y La Almadraba

Dos jóvenes fuman en la playa del Postiguet, en una imagen tomada este jueves. | PILAR CORTÉS

Dos jóvenes fuman en la playa del Postiguet, en una imagen tomada este jueves. | PILAR CORTÉS

El Ayuntamiento de Alicante pretende sacar el tabaco de las playas de la capital. Eso sí, por convicción, que no por obligación. Al menos, por ahora. El bipartito confirmó este jueves, durante una reunión de la Junta Rectora del Patronato de Turismo, que pretende extender a todo el municipio la iniciativa «Playas sin humos», que puso en marcha, a través de un experiencia piloto, el pasado verano en los arenales de Urbanova y La Almadraba.

Al igual que sucedió el pasado el año 2020, la Policía Local tampoco sancionará a quienes fumen en la playa, tal y como añadió la vicealcaldesa durante la reunión de este jueves, en la que estaban presentes representantes de los grupos municipales y del sector turístico. El pasado verano, los agentes se limitaron a informar de la catalogación de «playas sin humo».

Fuentes municipales confirmaron que el asunto se trató en la reunión extraordinaria del patronato, convocada para aprobar -al segundo intento en una semana y con la abstención de Unidas Podemos- las bases de la línea de ayudas «Plan Reactiva», con un presupuesto de medio millón de euros y destinada a hoteles y bloques de apartamentos de Alicante.

A preguntas del portavoz de Compromís, Natxo Bellido, la vicealcaldesa y concejal de Turismo, Mari Carmen Sánchez (Ciudadanos), adelantó que el gobierno municipal pretende extender la iniciativa de «Playas sin humo» a todo el municipio durante este próximo verano, el segundo desde que estalló la pandemia de coronavirus, en la que el fumar ha estado especialmente señalado por las autoridades sanitarias. De hecho, en la actualidad está prohibido fumar en las terrazas, e incluso no se descarta que la prohibición se extiendan más allá de los límites que marque la pandemia, tal y como reclaman expertos en neumología.

La iniciativa de concienciación llegó a la ciudad de Alicante el pasado verano, aunque de forma experimental y ya avanzado el periodo estival. A mediados de agosto de 2020, el Ayuntamiento anunció que el Patronato de Turismo de Alicante se había adherido al proyecto-piloto para que Urbanova y La Almadraba se conviertan en «Playas sin humo», una campaña impulsada desde Salud Pública de la Conselleria de Sanidad y a la que se sumaron otros municipios del entorno como Elche (con la playa del Carabassí) o El Campello (en sus calas). La vicealcaldesa explicó entonces que el gobierno municipal había elegido para impulsar el proyecto «dos playas familiares y de distinta longitud para poner en práctica esta idea atendiendo a los parámetros de la sostenibilidad adaptada al turismo y en materia medioambiental».

La vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez (i), junto a la bandera, el pasado año en Urbanova. | INFORMACION

El distintivo «Playas sin humo, disfrutemos de entornos saludables», se situó el pasado verano en los principales accesos a los dos arenales y se pudo apreciar también en los mástiles de la banderas que indican el estado del mar. «Pretendemos concienciar sobre la sostenibilidad del entorno playero, y cuidar el medio ambiente favoreciendo la preservación del medio marino», precisó la vicealcaldesa hace casi un año, a la vez que subrayó que los objetivos de la campaña eran «ayudar a las personas a disfrutar de una vida sin tabaco, favorecer las conductas ejemplares en los adultos para que tengan reflejo en los más pequeños, cuidar el medio ambiente, hacer partícipe a la población en la toma de decisiones saludables y fomentar la desnormalización del consumo de tabaco en la sociedad». El pasado año, cuando se presentó la iniciativa, la vicealcaldesa subrayó que el proyecto de «playas sin humo» no tenía «afán recaudatorio», por lo que la policía se iba a limitar a informar al tratarse de una campaña de concienciación ciudadana.

Según datos de UTE Alicante, durante los meses de verano, se recogen al día más de cinco kilos de colillas de cigarrillos en las playas de la ciudad de Alicante. «No sólo eso, sino que debido a su pequeño tamaño es preciso el uso de rastrillos y cribas para poder recogerlas, ya que es imposible con la maquinaria que se utiliza habitualmente para limpiar los arenales», explicó la vicealcaldesa el pasado verano al presentar una iniciativa por entonces piloto que un año después se extenderá al resto de arenales del municipio, aunque desde el Patronato de Turismo, a preguntas de este diario, se limitaron a decir que la iniciativa se extenderá, pero sin más concreción. «Ya se anunciará», añadieron desde el entorno de la vicealcaldesa Sánchez.

Compartir el artículo

stats