Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

RESTRICCIONES EN ALICANTE

La hostelería pide ahora recuperar su horario de cierre a la una y media de la madrugada, y el ocio a las dos y media

El alcalde de Alicante aboga por ajustar al máximo la actividad hostelera al toque de queda y evitar incertidumbres ante el final del estado de alarma

Mesas de un negocio hostelero de la Explanada de Alicante, esta semana

Mesas de un negocio hostelero de la Explanada de Alicante, esta semana Pilar Cortés

La Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana (CEOH) pide ahora al Consell que restablezca el horario de cierre de la hostelería a las 01.30 horas y el de los locales de ocio a las 02:30 horas, a las puertas de que finalice el estado de alarma, y "cuando una parte muy importante de las comunidades autónomas han renunciado al toque de queda al no tener fundamentación jurídica". Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad ha avalado la medida del Consell de establecer el toque de queda a medianoche hasta el 24 de mayo. Junto con la ampliación de los horarios, la Coordinadora reclama la recuperación del servicio en las barras y la ampliación de la ocupación en el interior de los establecimientos suprimiendo los porcentajes de aforo y estableciendo el criterio del respeto de la distancia interpersonal.

Desde las asociaciones de hostelería y ocio de las provincias de Alicante, Castellón y Valencia que integran el colectivo, consideran que el cierre a las 01.30 horas en la hostelería y a las 02:30 horas en el ocio es el horario mínimo necesario para responder a la nueva situación. Además, añaden, “cuando una parte muy importante de las comunidades autónomas han renunciado al toque de queda, teniendo en cuenta que no tiene sustento sin la declaración de un estado de alarma y a la espera de que el Tribunal Supremo imponga un criterio que armonice las actuaciones de todas las comunidades autónomas”, señalan.

La Coordinadora reclama al Gobierno del Botànic un cambio de rumbo que preste atención y defienda la "angustiosa situación económica de las pymes hosteleras y del ocio, recuperando progresivamente nuestro estilo de vida y hacerlo de forma compatible con la protección de la salud", en un contexto de evolución favorable de la crisis del coronavirus. “Ha llegado el momento de que la Comunidad Valenciana lidere la vuelta a la normalidad con los mejores datos epidemiológicos de Europa y cuando el éxito de la campaña de vacunación parece capaz de neutralizar la cuarta ola del coronavirus”, remarca esta patronal.

En este sentido, el sector recuerda que la Comunidad Valenciana lleva desde el 15 de marzo en riesgo bajo, con una incidencia acumulada por debajo de 50 casos por 100.000 habitantes y con una clara tendencia descendente que en estos momentos sitúa la IA en 40,9. Con esta situación, consideran que ha llegado el momento de reactivar el sector y flexibilizar las medidas restrictivas que han supuesto un sufrimiento desproporcionado para las pymes en la Comunidad Valenciana que no se correspondía con la evolución de la enfermedad.

Asimismo, las pymes reclaman mayor planificación y la puesta en marcha de un plan de trabajo capaz de implementar en la Comunidad Valenciana el certificado sanitario de la Unión Europea, que debe permitir recuperar, a partir del mes de junio, la plena normalización de la actividad de los locales de ocio y los espectáculos. En este sentido, explican que el llamado Certificado Sanitario UE COVID 2019 permite identificar a las personas vacunadas, las que han pasado un test negativo recientemente o las que han superado la enfermedad. "Una herramienta que debería generalizarse a través de su dispensación en las farmacias, para garantizar la recuperación de la actividad turística, cultural y recreativa a partir del verano, y sobre la que desde Sanidad deberían empezar a trabajar ya para activar todos los protocolos de cara a su implantación sin demoras. No podemos volver a quedarnos a la cola a la hora de poner a disposición del tejido empresarial todos los avances científicos, sanitarios y tecnológicos validados”, subrayan.

Municipio de Alicante

Por otro lado, el alcalde de Alicante se ha manifestado a favor de alargar al máximo la actividad hostelera para facilitar la reactivación económica, garantizando con todos los medios la seguridad sanitaria, al tiempo que ha lanzado una petición al gobierno de la Generalitat para evitar incertidumbres innecesarias al no haber confirmado las medidas de la desescalada a dos días del final del estado de alarma.

"Desde el Ayuntamiento de Alicante vamos a mantener la lealtad institucional y, por lo tanto, ajustarnos a la normativa en vigor y colaborar poniendo todos los medios para garantizar, en primer lugar, la seguridad sanitaria de todos los alicantinos, y en segundo lugar, las medidas que permitan en la medida de lo posible la reactivación económica de una ciudad que está padeciendo un parón económico y un incremento del paro muy importante”, ha dicho.

El alcalde de Alicante, Luis Barcala

Incertidumbre

Luis Barcala ha explicado que “desde el principio de la pandemia lo que hemos priorizado ha sido la seguridad sanitaria, proteger a la población. Pero, siempre hemos pedido también que hubiera un equilibrio para que todos los sectores productivos y, en particular, los de la ciudad de Alicante no padecieran innecesariamente por exceso en ningún caso”.

“El problema con el que nos encontramos es que estamos a dos días de que el decreto de estado de Alarma deje de estar en vigor, hay una incertidumbre absoluta respecto a las medidas que se van a adoptar y lo que es más grave, sobre la legalidad de las mismas,” ha subrayado el primer edil.

El alcalde de Alicante ha comentado la situación que viven los ciudadanos y también los ayuntamientos: “Nos encontramos en una situación de pandemia donde todavía hay un riesgo sanitario, donde necesariamente tenemos que aplicar unas medidas de desescalada, donde los sectores productivos de la ciudad de Alicante están en el límite de los límites y resulta que hay que recurrir a los tribunales para que se adopten las medidas necesarias”.

“Esa incertidumbre, generada obviamente por la dejación de funciones del gobierno de España y por haber derivado hacia las comunidades autónomas -que no tienen competencia- establecer determinadas restricciones, nos lleva a aumentar el nivel de inseguridad jurídica”, ha enfatizado Barcala sobre la gestión del presidente Pedro Sánchez.

Compartir el artículo

stats