Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La incidencia del coronavirus rompe la tónica de ascenso en la provincia de Alicante y baja a menos de 32

El gran aumento de casos registrado en Santa Pola eleva su tasa a 114 y hace que el departamento del Hospital General de Elche se mantenga en riesgo medio - La vacunación reduce al mínimo el número de positivos en mayores de 65 años

Vacunación en el recinto de IFA, en Elche.

Vacunación en el recinto de IFA, en Elche. ANTONIO AMORÓS

La incidencia del coronavirus en la provincia de Alicante ha roto la tónica de ascenso lento pero continuo que venía registrando en las últimas semanas, y ha vuelto a quedar por debajo de los 32 casos por 100.000 habitantes, según los datos que dio a conocer la Conselleria de Sanidad este viernes. El descenso es de poco más de un punto en relación a la anterior revisión de las cifras, publicada el pasado martes, y se produce después de que la cifra de enfermos se haya reducido de 612 a 592.

La tendencia mayoritaria entre los departamentos sanitarios ha sido la del estancamiento o el leve descenso. Así, La Vila Joiosa, Orihuela y Torrevieja tienen exactamente el mismo número de casos activos que el pasado martes, por lo que sus tasas tampoco se han movido, y se encuentran otra vez en 33,36, 44,64 y 27,24, respectivamente. 

Por su parte, en Elche-Crevillent la bajada ha sido solo de tres enfermos, cifra sin embargo suficiente para que esta área mantenga el índice más bajo de la provincia: 13,36. Hay también otra zona que está en situación de riesgo mínimo o de nueva normalidad y cuya incidencia es muy baja, Alcoy, con 14,63 casos por 100.000 habitantes. Aquí han bajado además de forma bastante significativa los afectados.

El departamento de Elda también está en nueva normalidad, aunque rozando el umbral del riesgo bajo, con 24,28, después de que los enfermos se hayan incrementado estos últimos días. Por su parte, el área del Hospital General de Alicante está también muy cerca de ese umbral pero por encima, en 25,76, aunque su evolución es positiva. También lo es, y de manera más llamativa, en el entorno de Sant Joan d’Alacant, donde la cifra de casos activos es aún relativamente alta, 93, y la incidencia está en 41,52. No obstante, hay una zona donde la evolución de la pandemia en estos últimos días sí suscita una cierta alarma: la del Hospital General de Elche. Supera el centenar de personas enfermas y alcanza una tasa de 60,43, manteniéndose así en riesgo medio.

La permanencia de esa situación en el área sanitaria ilicitana no obedece en realidad a Elche, sino al otro municipio que depende de ella, Santa Pola. Aquí el aumento de casos en los últimos días ha sido importante y, de continuar esta tendencia, puede llegar a resultar preocupante. Los afectados en estos momentos en la localidad marinera son 38, frente a los 25 que había el martes de esta semana. Esto da lugar a una incidencia muy por encima de la media provincial, de 114,1. No es el indicador más alto de la demarcación alicantina, pero sí claramente el que suscita más atención, por el elevado número de casos activos y el riesgo de que la cifra siga aumentando.

Otra localidad cuya evolución conviene seguir con atención es Teulada, donde los casos activos se han incrementado a 14 y la tasa de contagio ha hecho lo propio hasta 124,14. En la misma comarca de la Marina Alta hay otra incidencia aún más alta, la de Orba (134,41), pero los enfermos aquí son solo tres, igual que el martes de esta semana. Al sur de la provincia, en la Vega Baja, encontramos dos tasas mucho más altas, condicionadas también, eso sí, por la poca población de los municipios. Una es la de Benferri, que se mantiene tal cual el pasado martes (203,56 y cuatro afectados); la otra, la de Jacarilla, supera el umbral del riesgo extremo, con 300,3 casos por 100.000 habitantes, aunque en cifras absolutas hay seis enfermos.

Por otra parte, la tasa de contagios en la Comunidad Valenciana se sitúa en 9 casos por 100.000 habitantes en la última semana para los mayores de 65, y en 23 si se contabiliza en 14 días. Las cifras suponen estar en números de «nueva normalidad» en los contagios semanales y en el nivel de alerta baja en el bisemanal. Durante toda la pandemia el colectivo ha tenido menos incidencia porque cada contagio tenía mucho más riesgo de acabar en fallecimiento. No obstante, sus incidencias eran ligeramente inferiores, no la mitad como la es ahora. Esta distancia, además, irá aumentando en las próximas semanas porque el porcentaje de vacunados de más de 60 aumentará ya que se prevé tenerlo terminado, con primera dosis, a finales de mayo.

Los casos diarios suben a 68 pero la presión hospitalaria sigue cayendo

Los casos diarios de coronavirus en la provincia subieron de nuevo ayer, al detectarse 68 contagios. La cifra es la más alta de la semana y también supera la registrada el viernes de la semana pasada, cuando se diagnosticaron 62 casos. De esta forma, el acumulado de afectados desde que se desató la crisis sanitaria asciende a 146.696. Sin embargo, la presión hospitalaria vuelve a ir a la baja, tras el mínimo repunte que se había producido el jueves. En estos momentos hay 52 pacientes con coronavirus en los centros sanitarios alicantinos, la cifra más baja desde el 13 de agosto del año pasado. Eso sí, la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se mantiene exactamente igual desde el miércoles, con 12 pacientes.

Compartir el artículo

stats