Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento fija para junio el inicio de la restauración de la fuente de Luceros

La Junta de Gobierno prevé adjudicar mañana las obras a la empresa Estudio Métodos de Restauración, que tiene seis meses para rehabilitar el monumento

Plano de los trabajos que se realizarán en la fuente de Luceros

Plano de los trabajos que se realizarán en la fuente de Luceros

El Ayuntamiento de Alicante fija para junio el inicio de las obras de restauración de la fuente de Levante en la Plaza de Luceros. En la Junta de Gobierno de mañana el proyecto será adjudicado a la empresa Estudio Métodos de Restauración S.L, con un presupuesto de 302.059,08 euros, y que cuenta con un plazo de quince días para formalizar el contrato. Esta mercantil restauró la Catedral de Santiago de Compostela.

Las obras son promovidas por la Concejalía de Infraestructuras, recuerdan fuentes municipales, y se van a ejecutar durante los próximos seis meses para la puesta al día del monumento. Durante la fase de trabajo de la restauración del cuerpo central de la fuente se prevé instalar un andamio, a lo largo de un periodo de tres meses, que posteriormente será desmontado, así como un vallado en el perímetro. Las técnicas que van a ser utilizadas para la restauración incluyen "el escaneado láser de alta precisión, que en el conjunto de uso de todas ellas constituirán una herramienta muy fiable y objetiva para el estudio y análisis de los elementos de la fuente”.

El Ayuntamiento va a realizar una intervención integral, llevando a cabo técnicas de limpieza mecánica superficial, química y húmeda, la recuperación de las piezas que presentan desperfectos, su renovación de la impermeabilización del vaso, la reparación de la infraestructura hidráulica, actualización de la iluminación del monumento y la puesta a punto del sistema hidráulico.

El edil de Infraestructuras, José Ramón González, pone en valor esta importante obra con la que "logramos en coordinación con la concejalía de Cultura recuperar y restaurar uno de los momentos emblemáticos de nuestra ciudad como es la fuentes de la plaza de Luceros, para ponerlo en valor con la firme voluntad de que luzca con toda su grandiosidad y esplendor en pleno centro".

Plano de la restauración de la fuente de Luceros

Infrarrojos

Las obras van a incluir la realización de un amplio estudio utilizando técnicas de termografía de infrarrojos que permitirán afianzar el conocimiento sobre el estado de conservación de la fuente,  "que a su vez facilitará y mejorará la toma de decisiones definitivas respecto a los trabajos de rehabilitación integral del monumento. La mercantil va a establecer una toma de datos con topografía clásica, pero sobre todo con fotogrametría digital y escaneado tridimensional digital posterior para ser más precisos en su restauración”, explican fuentes municipales.

El edil añade que "se realizarán también catas para la comprobación del estado de la fuente, y varios tipos de ensayos, uno de resistencia y durabilidad de los morteros a emplear en la obra y la restauración de elementos controlando parámetros como durabilidad, resistencia mecánica y estado de endurecimiento".

Respecto a los materiales originales empleados como morteros, piedras, metales, se va a estudiar con termografía de infrarrojos, cartografía de sales y ensayos petrográficos, junto a ensayos físicos y químicos y una relación de técnicas de laboratorio, las características de los morteros empleados en la construcción de la fuente, añaden desde Infrastructuras.  

Sobre los otros dos ensayos previstos a ejecutar por la empresa valenciana Estudio Métodos de Restauración S.L, uno de ellos establece la realización de caracterización del vidriado cerámico original para la reparación de los elementos vidriados, y "aplicará una serie de técnicas como espectroscopia, fractografía, cromatografía, ensayos mecánicos, que permitan conocer las características de los existentes y así poder establecer mejores decisiones sobre los materiales de reparación".

También se pretende hacer un ensayo de envejecimiento del vidriado cerámico de nueva producción, con la realización de una serie de moldes y posterior reproducción de piezas cerámicas vidriadas de color dorado, y ensayos de envejecimiento acelerado de los materiales vidriados.

De 1931

La fuente de la Plaza de Los Luceros es un monumento elaborado por el escultor Daniel Bañuls, inaugurado en 1931. La fuente está en una parcela de suelo urbano sin edificar en el centro urbano de Alicante, sobre una superficie de 2.776 m², y desde su construcción se propuso una primera actuación de reparación y consolidación en 1965 por el arquitecto municipal Miguel López.

Desde el Ayuntamiento indican que se ha realizado un amplio estudio previo de los problemas detectados en el monumento para recuperar la integridad del conjunto de la fuente, "y poder realizar una importante actuación en los próximos meses mejorando su conservación y restauración".

"Las soluciones adoptadas tendrán muy presentes el futuro mantenimiento, la conservación y la sostenibilidad ambiental, humana y social de la fuente de Luceros. Se prevé tomar moldes sobre las piezas originales de las cuatro unidades que forman la composición de la obra, tanto del grupo ecuestre completo, como elementos de la columna central, florones y pilas, que eviten introducir desviaciones formales durante un eventual modelado. También se contempla la sustitución del alumbrado obsoleto y la reparación de la instalación de agua”, añade el edil.

Nueva iluminación monumental

Para la ejecución de la nueva infraestructura de alumbrado ornamental se plantean nuevas ubicaciones de los focos e intervenciones sobre los elementos vegetales, y se realizarán distintas pruebas con el objetivo de lograr una iluminación global que proporcione un aspecto más armónico al conjunto de la fuente, indican desde el bipartito.

Características

El proyecto contempla, señalan las mismas fuentes, una restauración completa del monumento que incluye la limpieza general, tratamiento de los elementos metálicos, reposición de piezas y reintegraciones, reparación de fisuras y grietas, retirada de estalactitas y depósitos de cal producidos por el agua, reparación de desconchados, impermeabilización de los vasos de las pilas suspendidas y la taza, restauración del vaso general, revisión de los juegos de agua y del cuarto de máquinas, así como la instalación de una nueva iluminación monumental al estar obsoleta la existente y la renovación de la jardinería que acompaña al monumento.

La actuación se realizará con el vallado completo de la obra y montaje de andamio. La actuación contempla que se documenten todos los trabajos mediante un registro fotográfico, videográfico y cartográfico previo a cualquier intervención y de todos los procesos efectuados, así como del resultado final. Además, se generará documentación de modelo de superficie 3D.

Fuente

La fuente monumental situada en el centro de un vaso circular de 20 metros de diámetro, y está organizada simétricamente en torno a un núcleo central rematado por pináculos, de 15 metros de altura.

Sobre la taza polilobulada se colocan cuatro caballos con dos faunos-niños cada uno formando una planta de cruz griega adosados a un primer núcleo de planta octogonal. En cada cara alterna del núcleo se ubican dos piletas suspendidas a distinto nivel y un jarrón que recibe las aguas de un mascarón de cerámica dorada con imagen de león. Sobre este núcleo se levanta un fuste de cuatro lados presentando en cada una de sus hornacinas figuras de jóvenes estilizadas en torno a decoraciones de tipo vegetal.

Todo el conjunto es de "un exuberante barroquismo, lleno de elementos decorativos inspirados en motivos vegetales, granadas, racimos, manzanas, piñas, rosas, y multitud de estrellas de todos los tamaños, tratados desde una óptica artística cercana al art-decó e inspirada en los lenguajes de la arquitectura hindú".

Historia

El 9 de octubre de 1929 la Comisión Municipal del Ayuntamiento de Alicante acordó anunciar un concurso de proyectos y ejecución de los mismos para “una fuente artística y monumental que ocupe el centro de la Plaza”, llamada entonces Plaza de la Independencia. A dicho concurso se presentaron siete proyectos de cuatro autores, siendo seleccionado a través de una comisión de políticos y profesionales, y una votación popular realizada en una urna instalada en el Ayuntamiento, la obra de Daniel Bañuls con el título “Levante”. El monumento se erigió en cemento blanco con arenilla de mármol y fue terminado el 11 de mayo de 1931, aprobándose la recepción de la misma por el Ayuntamiento el 4 de septiembre del mismo año. 

Compartir el artículo

stats