Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Retrasos de hasta 15 días en la recuperación de las citas presenciales en los centros de salud

En algunas instalaciones sanitarias el sistema todavía no funciona para todos los médicos

Pacientes esperan a entrar a un centro de salud.

Pacientes esperan a entrar a un centro de salud.

Más de un año después, los centros de salud ofrecen desde este lunes la opción a los pacientes de volver a pedir cita presencial con el médico de familia o el enfermero a través de la aplicación para el móvil o de la página web de la Conselleria de Sanidad.

Sin embargo, no parece que este aumento de la presencialidad haya venido acompañado de una caída en los tiempos de espera, que siguen similares a los que había con las citas telefónicas. Según ha podido comprobar este diario con médicos de distintos centros de salud de Alicante y Elche, los tiempos de espera para ser atendido de forma presencial llegan en algunos casos hasta los 15 días.

Al margen de estas demoras, en otros centros de salud la opción de cita presencial no estaba aún disponible para todos los facultativos, por lo que al paciente se le instaba a llamar directamente al centro de salud o se le despachaba con el mensaje: «No se encuentran citas para los criterios seleccionados. Cambie de criterio».

Sanidad quiere que en mayo las citas presenciales representen el 80% de las agendas

decoration

La opción para que el paciente pueda solicitar de manera directa una cita presencial con el médico de familia estaba bloqueada desde el inicio de la pandemia para evitar aglomeraciones en los centros de salud que puedan dar lugar a contagios en las salas de espera. Durante todo este año de pandemia el teléfono ha sido la única forma de contactar con el médico de familia y después este decide si necesita que el enfermo acuda al centro de salud para explorarle. El porcentaje de citas presenciales ha ido variando en función de la incidencia del coronavirus y en estos momentos se sitúa entre el 30% y el 50%. Sanidad quiere que a lo largo del mes de mayo se aumente esta cifra hasta el 80%. El objetivo es que un porcentaje de consultas se mantengan para hacerlas a través del teléfono, ya que con la pandemia se ha visto que es una vía útil para resolver trámites burocráticos, como puede ser la renovación de recetas o la solicitud de informes.

Otro cambio va a ser el de incorporar sistemas de triaje cuando el paciente solicita una cita, de manera que se pueda orientar mejor el motivo de su consulta. También se está trabajando para que los administrativos de los centros de salud tengan su propia agenda para resolver trámites burocráticos.

Compartir el artículo

stats