Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un proyecto del Consell prohíbe la escalada en 200 puntos de la provincia de Alicante

El turismo activo y las federaciones deportivas rechazan el veto en las montañas y critican «las prisas» por llegar tarde a los objetivos europeos

33

Un proyecto del Consell prohíbe la escalada en 200 puntos de la provincia

Distintos municipios de interior que se nutren del turismo activo y hasta cinco federaciones deportivas rechazan el proyecto de la Conselleria de Emergencia Climática y Transición Ecológica que apuesta por prohibir la escalada y el barranquismo en cerca de 200 puntos de la provincia de Alicante. La Generalitat, como parte de un compromiso europeo, ha publicado tres decretos por los que distintos Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) pasarían a denominarse Zonas de Especial Conservación (ZEC), un cambio que tiene como principal diferencia la gestión de estos espacios. Dentro de esta gestión, se han establecido distintas medidas como la prohibición de la escalada y el barranquismo o la necesidad de que los grupos de senderistas de 30 personas deban solicitar autorizaciones.

Un proyecto del Consell prohíbe la escalada en 200 puntos de la provincia

La mayoría de espacios que pasan a ser zonas ZEC, y que están dentro de la Red Natura 2000, tienen como objetivo asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies y los hábitats naturales. Los municipios y los deportistas apoyan esta protección natural, pero critican que los trámites se estén haciendo «con prisas» para llegar a objetivos «que llevan tiempo pendientes», y achacan a esta celeridad las distintas decisiones que, según explican, se han tomado sin tenerles en cuenta.

«No ponemos ninguna objeción, los parques naturales tienen que tener sus normas», señala Carlos Ferrís, presidente de la Federación de Deportes de Montaña y Escalada de la Comunidad Valenciana (FEMECV). «El problema parece ser que se han querido aprobar deprisa un numero importante de ZEC», añade Ferrís, quien explica que le llama la atención que en el proyecto se declare «compatible» la caza en estos espacios mientras que la escalada y el barranquisimo se haya «considerado directamente incompatible». El presidente cifra en alrededor de 200 las zonas afectadas para la práctica deportiva que maneja su federación y critica que no se haya realizado un estudio de las zonas vetadas antes de tomar decisiones.

Esta incompatibilidad estaría presente y por tanto afectaría, entre otros, a zonas como Aitana, Sierra de Bernia, Sierra de Crevillent, Sierra de Orihuela, Maigmó, Serrella o Puigcampana.

«Afecta mucho y mal a la empresas de turismo activo», apunta Pedro Carrasco, gerente de CV Activa, la asociación de empresas de turismo activo de la Comunidad Valenciana desde donde buscan «conseguir que la conselleria entre en razón y no declare incompatibles estas actividades».

Un proyecto del Consell prohíbe la escalada en 200 puntos de la provincia de Alicante PILAR CORTÉS

«Proponemos que sea un proceso participativo y dialogado, que se refleje en un plan de uso público de estas ZEC, y no una regulación sin fundamento científico, generalista y sin garantías de acceso al medio natural», señala el gerente de CV Activa.

Mesa de diálogo

Federaciones deportivas y ayuntamientos han presentado alegaciones al proyecto, pero, además, reclaman diálogo para tratar las restricciones propuestas y lograr unir la protección de la naturaleza con el deporte. Las federaciones de Espeleología, Montaña y Escalada, Triatlón, Ciclismo y Orientación de la Comunidad Valenciana se reúnen esta semana con la Dirección General de Medio Natural y la Dirección General de Deportes. Los objetivos del encuentro, según la FEMECV, son «encontrar un consenso», revisar las distintas normativas y buscar «la mejora de los procesos de participación» de estas entidades.

El alcalde de Tàrbena: «Es como si a Benidorm le quitaran la playa»

Municipios del interior temen que las restricciones en las áreas montañosas afecten a sus economías

Varios municipios del interior de la provincia han presentado alegaciones al proyecto de la Generalitat que prohibe la escalada y limita el senderismo. Temen que estas restricciones afecten al turismo activo y que por lo tanto tengan una repercusión negativa en sus economías. Algunos de los que rechazan el documento en trámite son Orihuela, Busot o Tàrbena.

«Si nos quitan las pocas cosas que tenemos en comparación con la ciudad... Es como si a Benidorm le quitaran la playa», apunta Francisco Javier Molines, alcalde de Tàrbena. Molines señala que «la escalada está muy de moda» y que si la prohiben estarán perdiendo un atractivo turístico que considera «muy importante».

Alejandro Morant, alcalde de Busot, pone el foco en el Cabeçó d’Or, «el tesoro de la escalada» en la provincia de Alicante, explica. «Es la montaña con más vías abiertas», cuenta el alcalde de Busot, quien apunta que en el municipio «son muy conscientes de las zonas que tienen nidificación» y que, en esas épocas, «no se hace práctica deportiva». Morant tacha la medida de «exagerada» y critica que hace «un daño brutal a la economía en los municipios de interior».

Compartir el artículo

stats