Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La suspensión del concurso de mascletaes permitirá iniciar la restauración de Luceros en junio

Las obras comenzarán en la primera quincena del próximo mes y durarán medio año. La intervención será integral, con limpieza del monumento y arreglo de los desperfectos

La fuente monumental de Luceros será restaurada en los próximos seis meses por una empresa que participó en la rehabilitación de la catedral de Santiago. | MANUEL R. SALA

La fuente monumental de Luceros será restaurada en los próximos seis meses por una empresa que participó en la rehabilitación de la catedral de Santiago. | MANUEL R. SALA

La suspensión del concurso de mascletaes al no celebrarse las Hogueras en junio permitirá iniciar ya el próximo mes la restauración de la fuente de Luceros. Las obras comenzarán en la primera quincena y se prolongarán durante medio año, según avanzó este lunes el concejal de Infraestructuras, José Ramón González (PP), en la víspera de que la Junta de Gobierno adjudique el proyecto a la empresa Estudio Métodos de Restauración S.L., que participó en la restauración de la Catedral de Santiago de Compostela. El presupuesto asciende a 302.059,08 euros.

Durante la fase de restauración del cuerpo central de la fuente de Bañuls (1931) se instalará un andamio, que estará tres meses en torno al monumento, cuyo material principal es cemento con polvo de mármol. Será una intervención integral que incluirá una limpieza mecánica superficial, química y húmeda; la recuperación de las piezas que presentan desperfectos; una mejor impermeabilización del vaso; la reparación del sistema hidráulico; y cambios en la iluminación.

El deterioro de la fuente de Luceros se vio agravado por los actos vandálicos que sufrió en 2019 cuando un hombre causó destrozos con un martillo en las extremidades de los corceles y en varios faunos. El estado del emblemático monumento llevó al bipartito a promover un simposio de expertos nacionales de universidades como València y Granada para buscar soluciones técnicas sobre la rehabilitación de la fuente, que finalmente no se celebró, y a destinar 100.000 euros a un «verdadero» estudio sobre las causas de los desperfectos. Todo ello cuando la gestión estaba en manos de Cultura, que el alcalde decidió dejar en manos de Infraestructuras. La idea del bipartito es que las mascletaes se sigan haciendo en Luceros, de hecho, en diversas ocasiones han señalado a otros elementos como el TRAM, la contaminación, la circulación de vehículos o la salinidad, entre otros factores que pueden afectar al monumento. Sin embargo, investigadores de la Universidad de Alicante ya reclamaron en 2018 medidas adicionales para preservar la fuente de Luceros durante los fuegos artificiales después de constatar en diversos estudios que las vibraciones pueden dañar no solo la escultura sino la estructura de hormigón de la estación de metro subterránea y las fachadas próximas; y afirmar que las pantallas protectoras de los caballos durante la pirotecnia no son eficaces.

Ante su inminente restauración, el edil de Infraestructuras, José Ramón González, pone en valor esta obra para «recuperar y restaurar uno de los monumentos emblemáticos de Alicante, además de ponerlo en valor con la firme voluntad de que luzca con toda su grandiosidad y esplendor en pleno centro».

En este sentido, el edil recordó que esta fuente es simbólica y singular porque preside la plaza «donde celebramos nuestros eventos más importantes como pueden ser las mascletaes de Hogueras y los ascensos del Hércules».

Las obras incluirán un estudio de infrarrojos y escaneado tridimensional digital para mayor precisión. También se harán catas y ensayos de resistencia de los morteros a emplear y se estudiarán los materiales originales (piedras y metales) con distintos métodos. La intervención contempla un ensayo sobre caracterización del elemento cerámico original para reparar los elementos vidriados. La fuente se enfrentó a su última restauración en 2006 y 2007, cuando fue desmontada y montada de nuevo con motivo de la ejecución de la estación del TRAM de Luceros. En 2002, se realizó otra intervención a cargo del arquitecto Màrius Bevià. La primera actuación de reparación y consolidación corrió a cargo del arquitecto municipal Miguel López en 1965.

Nueva iluminación ornamental y moldes de las piezas originales

José Ramón González explica que la ejecución de la nueva infraestructura de alumbrado ornamental de la fuente de Luceros plantea nuevas ubicaciones de los focos e intervenciones sobre los elementos vegetales para lograr una iluminación global que proporcione un aspecto más armónico al conjunto de la fuente. «Las soluciones adoptadas tendrán muy presentes el futuro mantenimiento, la conservación y la sostenibilidad ambiental, humana y social de la fuente de Luceros. Se tomarán moldes de las piezas originales, tanto del grupo ecuestre completo, como de los elementos de la columna central, florones y pilas, que eviten introducir desviaciones formales durante un eventual modelado», dijo el edil.

Compartir el artículo

stats