Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hosteleros piden planificar la desescalada con el Consell para evitar botellones

La Coordinadora Empresarial del Ocio y la Hostelería pide una mesa de trabajo ante la "volatilidad jurídica" a 15 días de que expire el toque de queda

Un establecimiento de hostelería de Alicante el pasado fin de semana

Un establecimiento de hostelería de Alicante el pasado fin de semana

La Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana (CEOH) ha pedido este miércoles convocar una mesa de trabajo con las organizaciones del sector para planificar la desescalada y evitar las "lamentables" y "peligrosas" imágenes de botellones en las calles de la Comunidad Valenciana una vez que expire el toque de queda actual, el próximo 24 de mayo. Según han explicado, las imágenes de "descontrol e incivismo" se han producido "por no haber planificado la vuelta a la normalidad de la hostelería ni la reapertura del ocio nocturno" tras el estado de alarma, hecho por el cual, a quince días de que expire el toque de queda y "en un contexto de volatilidad jurídica", piden volver a convocar una mesa de trabajo.

La patronal CEOH ha insistido en la necesidad de una desescalada planificada y que cuente con la participación de la hostelería y los locales de ocio, al tiempo que han puesto de ejemplo a Andalucía o Castilla La Mancha, en donde "la reapertura del ocio nocturno ha permitido contener y controlar la euforia de socialización".

Los hosteleros creen que con los "magníficos" datos de la Comunidad "sería necesario abordar una desescalada progresiva que ampliara, con carácter inmediato, el horario del toque de queda hasta las dos de la madrugada, para evitar el efecto champán si se mantienen las severas restricciones actuales". Han argumentado que esto implicaría poder ampliar el horario de los bares y restaurantes hasta la una y media de la madrugada y el de los locales de ocio hasta las dos, lo que permitiría una evolución "graduada", "progresiva" y "controlada" de la recuperación de la movilidad por parte de los ciudadanos.

Asimismo, reclaman establecer un marco de colaboración público-privada que "corresponsabilice a toda la ciudadanía" para conseguir una desescalada ordenada, ya que de lo contrario "los resultados están a la vista después del pasado fin de semana". Un espectáculo, entienden, "que no se va a eliminar hasta no incluir al sector del ocio y la hostelería como parte de la solución".

Paralelamente, la Coordinadora ha asegurado que debe ser "prioritario" para el Consell fijar los criterios de distribución del Plan Resistir Plus, "que no pueden dilatarse ni una semana más y dejar fuera a las empresas de más de diez trabajadores".

Así, han pedido establecer ayudas económicas directas al sector del ocio nocturno por un valor total de 50 millones de euros "que sea capaz de garantizar la supervivencia de los 1.137 establecimientos que han resistido hasta ahora", una reivindicación que han considerado "de justicia"

Compartir el artículo

stats