Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El aeropuerto de Alicante-Elche instala un sistema inteligente para transportar las maletas de manera más eficiente

El nuevo software permitirá un ahorro energético de cerca de 1 millón de Kwh/año, lo que equivale al consumo medio de 293 hogares españoles

Sala de control del Sistema Automatizado del Transporte de Equipajes en el aeropuerto

Sala de control del Sistema Automatizado del Transporte de Equipajes en el aeropuerto

El aeropuerto de Alicante-Elche Miguel Hernández ha puesto en marcha un nuevo sistema inteligente para ahorrar energía en una de las instalaciones más singulares del recinto aeroportuario: el Sistema Automatizado de Tratamiento de Equipajes (SATE). La instalación de un nuevo software, con tecnología más avanzada y mayores prestaciones, permitirá un ahorro cercano a 1 millón de Kwh al año según las estimaciones realizadas, esto equivaldría al consumo energético medio de 293 hogares españoles en una anualidad.

El SATE del aeropuerto provincial es el sistema a través del cual se gestionan las maletas de los viajeros desde que son facturadas hasta que se depositan en un muelle asignado según su vuelo. El transporte de cada uno de los equipajes, de inicio a fin, se realiza en una bandeja individual dotada de un chip RFID (Identificación por radiofrecuencia), lo que aporta gran trazabilidad y seguridad al sistema, que además inspecciona el 100% de los equipajes y tiene una capacidad nominal de proceso de 7.680 maletas/hora.

La reciente actualización de la tecnología informática y de programación que utiliza el SATE, inaugurado en 2011 junto con la actual terminal, ha permitido a los técnicos de la Dirección de Infraestructuras y del aeropuerto desarrollar un modelo inteligente que logra minimizar los arranques del sistema y optimizar el tiempo de recorrido de los equipajes en su interior. Es decir, permite agrupar equipajes formando “trenes” de maletas en su correspondiente bandeja y arrancar únicamente cuando hay número suficiente de bandejas o “vagones” en formación, en vez de realizar arranques y recorridos de manera individual, logrando así reducir el consumo energético de la instalación.

Esta iniciativa pretende contribuir a la reducción de emisiones CO2 en el marco de un conjunto de actuaciones encaminadas a adaptarse a las actuales circunstancias de tráfico teniendo presente que la recuperación de los viajes debe llevarse a cabo de manera sostenible. Cabe recordar que el Aeropuerto de Alicante-Elche Miguel Hernández forma parte del programa “Airport Carbon Accreditation” que permite, de manera voluntaria, evaluar y reconocer los esfuerzos de los aeropuertos para la gestión y reducción de las emisiones asociadas a su actividad.

Los compromisos de Aena, recogidos en el Plan de Acción Climática 2021-2030: ‘Rumbo cero emisiones’, contemplan alcanzar en 2026 la neutralidad de carbono y obtener una reducción del 94% en 2030 de las emisiones por pasajero asociadas a las operaciones propias de Aena, en el camino hacia la consecución del Net Zero en 2040

Compartir el artículo

stats