Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 4.000 policías se despliegan por la costa para controlar a los turistas

Los efectivos vigilarán el aforo de playas y zonas de ocio, los horarios de la hostelería y las fiestas ilegales con patrullas de uniforme y paisano

Controles policiales en Elche ante la llegada masiva de turistas a la provincia.

Controles policiales en Elche ante la llegada masiva de turistas a la provincia.

Más de 4.000 agentes se desplegarán por la costa alicantina para controlar a los turistas en el primer fin de semana sin estado de alarma en el que se espera un aluvión de visitantes, sobre todo del interior del país. Según datos de la Dirección General de Tráfico, las salidas desde Madrid hacia otras comunidades se dispararon este viernes en un 42%,y la Costa Blanca es territorio de segunda residencia de ciudadanos madrileños. A este éxodo se suma el temor a fiestas y botellones multitudinarios como los vistos la semana pasada que disparen los casos de coronavirus, de ahí que los principales municipios hayan convocado en los últimos días sus juntas locales de seguridad, tal y como les pidió el Consell, para coordinar el apoyo de la Policía Nacional, de la Autonómica y la Guardia Civil a los agentes municipales en un fin de semana en el que se espera la llegada de más de 200.000 turistas.

Los agentes de los municipios contarán con el apoyo de un millar de policías nacionales y de la Guardia Civil

decoration

Solo la Policía Nacional despliega un millar de efectivos. Su presencia se intensifica en las localidades más susceptibles de recibir turismo, como Alicante, Elche, Benidorm, Orihuela, Torrevieja y Dénia. En el caso de la capital, los agentes reforzarán los lugares habituales de reunión de jóvenes como parques, zonas de ocio y playas para evitar botellones y concentración de grupos que puedan incumplir la distancia social permitida. El dispositivo contará con las unidades de Seguridad Ciudadana en patrullas de uniforme y de paisano y con agentes de la Unidad de Prevención y Reacción.

El servicio de medios aéreos se encargará de la vigilancia por aire a través del vuelo con drones. Asimismo, velarán para que los locales de ocio y de hostelería acaten la normativa, cumpliendo con los horarios y las medidas vigentes. Habrá sanción para las infracciones administrativas en cumplimiento de las medidas sanitarias decretadas por la Generalitat ante la «alerta» por la llegada masiva de turistas.

Los policías, con quads y drones, pretenden evitar los botellones y cerrarán calles si se supera el aforo

decoration

Este dispositivo reforzará en Alicante a los 438 agentes de Policía Local que se despliegan en el municipio, el doble de lo habitual, para vigilar playas y aforos en las zonas de ocio, el botellón, las fiestas en viviendas y el toque de queda. Un dron ayudará desde el aire a controlar las aglomeraciones. El Ayuntamiento celebró este viernes su junta de seguridad presidida por el alcalde, Luis Barcala, con la asistencia de la subdelegada del Gobierno, el comisario principal jefe de la Policía Local, el coronel de la Guardia Civil y el comisario provincial de la Policía Nacional. También el edil de Seguridad, José Ramón González, que fija «las zonas de ocio, las playas y el cumplimiento del toque de queda» como «los caballos de batalla». Agentes en quad controlarán el aforo en las playas. Otro foco serán los veladores, y las principales zonas de ocio, como el Centro Tradicional, el Barrio, Gran Vía, Golf y la playa de San Juan. En el momento en el que se desborden los aforos se cerrará el acceso.

Otros 400 agentes conforman el dispositivo que vela el fin de semana en Elche por hacer cumplir las medidas establecidas en la Comunidad Valenciana desde el 9 de mayo. «Todos los turistas serán bien recibidos, pero se trata evitar escenas que se han producido en otras ciudades y que son muy poco recomendables para el objetivo que nos proponemos, que es seguir manteniendo una tasa de incidencia tan baja como la que tenemos, las UCI vacías y muy baja presión hospitalaria», dijo el alcalde, Carlos González, tras la junta local de seguridad.

Benidorm prestará especial atención a las zonas de los paseos y playas, y al cumplimiento de lo establecido respecto a aforos, a las agrupaciones de personas y a la circulación de vehículos y personas más allá del horario de toque de queda. «Estamos preparados para recibir a turistas de otros puntos de la geografía española, porque desde el inicio de la pandemia la ciudad se ha configurado como un destino seguro», dijo el alcalde Toni Pérez tras la junta de seguridad. También reforzarán el dispositivo de vigilancia La Vila y Calpe. Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil de El Campello se movilizan e incrementan sus patrullas; mientras el Ayuntamiento de Torrevieja ha intensificado los turnos de mañana, tarde y noche de la Policía Local durante este fin de semana. Contará con hasta 18 efectivos de mañana, 15 de tarde y 9 de noche. Ese refuerzo supone un aumento del 50% con respecto al número habitual aunque depende de los agentes que acepten realizar horas extra de forma voluntaria. El concejal de Seguridad, Federico Alarcón, indicó que la Subdelegación del Gobierno no ha convocado la junta local de seguridad y desconoce si habrá refuerzo de Guardia Civil.

Compartir el artículo

stats