Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las altas temperaturas y la ausencia de cierre perimetral llevan a las playas de Alicante a una situación similar al verano

El uso de mascarilla en la arena genera grandes dudas entre locales y turistas dentro de una jornada con máximas que llegan a superar los treinta grados

5

Imágenes del primer fin de semana sin cierre perimetral en Alicante Álex Domínguez

Las playas del litoral de la provincia han arrancado la jornada con tres refuerzos importantes: es fin de semana, las máximas llegan a superar los treinta grados y el levantamiento del cierre perimetral ha sumado muchas toallas a la arena. El amague de verano que sucede hoy en Alicante mantiene puntos de costa como San Juan, Arenales o el Postiguet con una gran afluencia en estos momentos. En relación a las medidas establecidas para frenar la propagación del covid, parece que el uso de la mascarilla genera grandes dudas en estos espacios.

Los kilómetros de la playa de San Juan y los que le siguen en Muchavista hasta llegar a El Campello cuentan hoy con una primera línea de playa bien definida. Las primeras toallas se colocan a la distancia establecida de la orilla y la visión desde el Cabo de la Huerta es la de un pequeño amague de los meses de julio o agosto, salvando las distancias. Amague porque estamos en mayo y porque, aunque son muchos los turistas de otras provincias que han decidido venir, la imposibilidad de aterrizar en Alicante con la que cuentan los británicos reduce la afluencia. La ocupación media este fin de semana en los hoteles de la playa de San Juan es de las más altas de la provincia con un 85%, según la patronal Hosbec.

Lo mismo sucede en el Postiguet. Allí un grupo de turistas recorren la Explanada siguiendo las indicaciones de su guía. Son cerca de veinte. La mayoría son de la Comunidad Valenciana, aunque hay tres personas de Madrid y Murcia. Nicolás es uno de ellos. Está jubilado y ha venido con su mujer a la ciudad. Es la última capital de provincia que le quedaba por ver en España, y llevaba tiempo a la espera de que el cierre perimetral se levantara para tacharla de su lista. “Nos quedamos en un hotel hasta el lunes. Llegamos anoche, y estuvimos paseando por la zona del Mercado Central. Es muy agradable”, explica este madrileño.

La provincia también es este fin de semana un punto de encuentro. Gloria y Carla son dos amigas que se conocieron en la facultad. Una es de València y la otra de Murcia; no se veían desde que empezó el estado de alarma en España. “Mientras las personas sean responsables, yo veo muy bien que se abran las comunidades”, apunta Carla. Han elegido Alicante para pasar el día como punto medio entre sus ciudades.

El uso de la mascarilla

La mayoría de medidas establecidas para evitar que el covid se propague se están respetando en los puntos con gran afluencia, como norma general. Pero hay una de ellas que se está saltando esta línea de cumplimiento: el uso de mascarillas en la playa. Un gran número de personas que pasean por la orilla de las playas lo hace sin mascarilla, algo que no está permitido.

La normativa actual establece que hay momentos en los que se debe llevar mascarilla en las playas y otros en los que no. Cuando se está sentado y manteniendo las distancias que corresponden con los vecinos de toallas, no es necesario utilizarla. Pero, sin embargo, se debe llevar cuando se pasea por la orilla. En varias playas de Alicante se está incumpliendo esta medida, y son muchas las personas que recorren a pie la costa sin llevarla puesta.

Agentes de la Policía Local vigilan las playas de Alicante con un dron para evitar aglomeraciones y controlar los aforos. Son 438 policías los que recorren este fin de semana las zonas de ocio de máxima afluencia, vigilan que no se realicen botellones y patrullan con quads por la arena.

Compartir el artículo

stats