Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vándalos pintan el torreón del castillo de San Fernando tras su rehabilitación

Pintada en el torreón

El castillo de San Fernando está cerrado a cal y canto a la espera de que se construya una pasarela para poder acceder a la fortaleza. Pero mientras, los vándalos no pierden el tiempo y han decidido "estrenar" el torreón con unas pintadas que dañan el Bien de Interés Cultural.

Ha sido este fin de semana cuando se ha producido el acto vandálico, ya que hasta el viernes el baluarte troncocónico lucía con todo su esplendor. En septiembre pasado el Ayuntamiento procedió a sellar las fisuras de la estructura y eliminar los grafitis, y los meses han pasado sin que el torreón sufriera daños. Hasta ahora.

San Fernando, considerado injustamente el castillo "pobre" de la ciduad frente al de Santa Bárbara, tiene un gran valor histórico, con un sistema de defensa que las obras de recuperación arquitectónica han sacado a la luz.

El único problema es que de momento no se puede visitar porque la única entrada es por la puerta de los leones, pero está cerrada. Queda pendiente el proyecto de construcción de una pasarela en la zona de la rotonda para poder acceder a la fortaleza, ya que el Ayuntamiento decidió derribar el puente que se elevaba sobre el foso.

Así que los alicantinos tienen un BIC cerrado y con pintadas en su torreón.

Compartir el artículo

stats