Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

INVESTIGADOR Y AUTOR ALICANTINO
Armando Parodi INVESTIGADOR Y AUTOR ALICANTINO

Armando Parodi: «El renacer de las Hogueras será un éxito como en 1939»

Armando Parodi, en las instalaciones de INFORMACIÓN.  | PILAR CORTÉS

Armando Parodi, en las instalaciones de INFORMACIÓN. | PILAR CORTÉS

La Sede Universitaria Ciudad de Alicante emitió este jueves una charla grabada a cargo del investigador y autor alicantino Armando Parodi, en la que se abordó « el renacer de las Hogueras», con motivo de la reciente suspensión festera. En la intervención, que puede volver a visualizarse, se habló del parón, también de dos años, durante la Guerra Civil (del 37 al 38).

De nuevo, dos años consecutivos sin Hogueras. ¿Qué le parece esta reciente suspensión?

Se ha tomado la decisión correcta. Era improvisado hacerlo este año, sacando las fiestas además fuera del contexto de los días de Hogueras, en junio. Ahora se da tiempo a una recuperación económica, a trabajar en condiciones y que la pandemia nos deje llegar a una nueva normalidad para vivir las fiestas como todos queremos. Hay un paralelismo: por segunda vez en la historia se suspenden las Hogueras y en ambos casos durante dos años consecutivos (37-38 y 20-21). El renacer de las Hogueras será igual de exitoso que en 1939, después de la Guerra Civil.

Usted que conoce al detalle la anterior suspensión, en 1937, ¿es optimista con el renacer de la Fiesta tras esta pandemia?

En el año 36 se plantaron 41 monumentos, entre hogueras y barracas. Tras el parón por la Guerra, en el año 40, que fue el primer ejercicio oficial, hubo 26 monumentos. Era una cifra impensable en plena posguerra. Eso se gestó porque dos meses después del final de la guerra, hubo un señor (Juan Luis Bueno Martínez, jefe provincial del Servicio Nacional de Prensa y Propaganda) que tomó la iniciativa de promover las Hogueras. Él explicó después que, pese a que llegaban flechas opositoras a la vuelta de las Hogueras, decidió ponerse en contacto con las fuerzas fácticas de entonces: el gobernador civil, el alcalde y el gobernador militar.

¿Y qué respuesta le dieron?

Éste último le dijo que el Gobierno Militar correría con todos los gastos para «unir a los que han luchado en la alegría de la fiesta del fuego». Se confeccionó un programa de fiestas, se contrataron bandas de música y se plantó una hoguera frente al Mercado (que se construyó en quince días), en señal de recuperación. Todo eso estimuló a la recuperación de las comisiones. Hubo conciertos, desfiles, pólvora, aunque la palmera se lanzó desde San Fernando porque el castillo de Santa Bárbara se había convertido en una especie de cárcel para presos políticos...

Una edición muy particular...

Hay muchas curiosidades. En una novillada, en ese 1939, debutó un chaval de 12 años que luego se convertiría en figura (Luis Miguel Dominguín). Ver todo lo que se hizo en tan poco tiempo [la organización empezó en junio] me hace estar convencido de que el año que viene vamos a tener unas Hogueras de altura. Van a ser unas Hogueras comparables a las de 2019. La gente se va a volcar.

¿Tendrán ahora las autoridades el mismo peso que entonces?

Van a ser los primeros interesados en volcarse, lo contrario sería de poca inteligencia. La gente tiene ahora más de un año para la financiación de la Fiesta.

Compartir el artículo

stats