Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Teresa Ribera tras la bronca por despreciar a los regantes del Tajo-Segura: "No podemos prescindir del trasvase"

La ministra para la Transición Ecológica utiliza "twitter" para tratar de calmar los ánimos de los agricultores

Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica

Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica

“El #ATS -Acueducto Tajo-Segura- es una infraestructura esencial que contribuye a la seguridad hídrica en nuestro país. No podemos prescindir del trasvase. Tampoco desconocer que su funcionamiento necesita ser mejorado, además de adaptarse a la situación presente y futura del agua en España”. La vicepresidenta Teresa Ribera y ministra la para la Transición Ecológica ha utilizado su cuenta en “twitter” para tratar de apaciguar un tanto los ánimos de los regantes del Tajo-Segura, tras haberles dejado tirados el lunes pasado durante la manifestación convocada en Madrid para protestar por los recortes previstos en el Tajo-Segura. Cuatro mil quinientos agricultores a los que el Gobierno bloqueó primero en IFEMA y después no recibió después en la sede del Paseo de la Castellana. A la misma hora, la propia Teresa Ribera se iba a Toledo, no a Asturias ni a Bilbao, al corazón de Castilla-La Mancha junto al presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page, uno de los arietes a favor del cierre del trasvase. Horas después, el problema se elevaba a nivel estatal y la ministra ha utilizado las redes sociales para tratar de calmar ánimos, pero sigue sin reunirse con los agricultores. Fuentes del Ministerio aseguran que los agricultores sabían que la vicepresidenta no estaría por tener agendado el acto en Toledo 15 días antes, y no quisieron ser recibidos por un subsecretario.

¿Un paso adelante? ¿Algo se mueve?. En el Gobierno hay cierta preocupación con el tema por las consecuencias sociales que puede tener el recorte del agua del Tajo y, además, sin que la desalación sea una alternativa todavía, ni en precio, ni en cantidad para suplir los recortes previstos en el trasvase con el cambio de las normas de explotación y el aumento los caudales ecológicos del Tajo, sobre todo entre el embalse regulador de Bolarque y Aranjuez.

Mientras, el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el socialista Emiliano García-Page, ha subrayado esta semana que el Gobierno central mantiene una postura "valiente" y "equilibrada" con el Levante en cuanto al trasvase Tajo-Segura y ha afirmado que el Ejecutivo ha dialogado "con todas las regiones de España, digan lo que digan".

Durante su intervención en un acto de presentación de un proyecto relacionado con el hidrógeno verde, el lunes en Toledo y al que ha acudido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, García-Page ha agradecido la "sensibilidad" del Ejecutivo central en cuanto al trasvase Tajo-Segura.

El presidente castellanomanchego ha resaltado que es la primera vez, desde hace tiempo, que encuentra una postura en este sentido por parte de un Gobierno central, que pasa por "un acompasamiento", pues ha opinado que era una "decisión incomprensible" que se llevara "agua de la España seca a la España seca", y ha recordado que fue una medida tomada durante la dictadura que iba "contra la sostenibilidad ambiental".

En cambio, García-Page ha valorado las decisiones del Gobierno central, que pasan por reducir el volumen de agua trasvasable, y ha señalado que "hay que ser valiente", si bien ha incidido en que "no va a favor de ningún territorio", sino que a su modo de ver se trata de una posición inteligente y equilibrada con el Levante y ha subrayado que el Ejecutivo central ha mantenido "diálogo con todas las regiones de España, digan lo que digan".

Compartir el artículo

stats