Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las terrazas vuelven al tramo sur de la Explanada en dos semanas tras el retraso de tres meses en las obras

El bipartito impulsa el final de la reurbanización con la redacción de la tercera fase del proyecto, que pretende peatonalizar la confluencia con la Rambla para dar continuidad al emblemático paseo

Un instante de la reunión entre el alcalde y representantes hosteleros de la Explanada.

Un instante de la reunión entre el alcalde y representantes hosteleros de la Explanada.

Las terrazas del tramo sur de la Explanada, el situado entre la calle Bilbao (paralela a la Rambla) y Canalejas, volverán a estar operativas en dos semanas, después de que las obras de reurbanización de la segunda fase se hayan retrasado unos tres meses para la desesperación de los hosteleros. La actuación arrancó a mediados de octubre y tenía un plazo de ejecución de medio año. 

El alcalde de Alicante, Luis Barcala (PP), comunicó este martes a los interesados que los trabajos «avanzan a muy buen ritmo» y que las terrazas «podrán instalarse a partir de la próxima semana y estar plenamente operativas a mediados de este mes». El popular recibió en Alcaldía a los hosteleros, que llevan semanas con protestas públicas ante el retraso de unas obras que a priori iban a finalizar para Semana Santa. «Comprendo la preocupación por la duración de unos trabajos que se alargaron por las obras de alcantarillado y saneamiento, que se encontraron con muchas dificultades. Hemos acortado los plazos y estamos a las puertas ya de una absoluta normalidad», señaló el alcalde.

A las puertas de que finalicen las obras de la segunda fase, que han tenido un coste de 1,5 millones de euros, el bipartito ya piensa en la tercera y última fase de la reurbanización del emblemático paseo. De hecho, este martes, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento aprobó el inicio del procedimiento de contratación de la redacción del proyecto de la tercera fase de reurbanización del paseo de la Explanada, con un plazo de ejecución de cuatro meses y con un presupuesto de licitación de 78.650 euros (IVA incluido). El acuerdo impulsado por la Concejalía de Urbanismo, que dirige Adrián Santos Pérez, prevé eliminar el «fondo de saco» y dar continuidad a ambos lados del paseo, en su espacio de veladores a lo largo de unos 650 metros lineales, «para que no exista ese corte y los alicantinos se sientan orgullosos de tener esta parte de la Explanada totalmente renovada», según apuntó el concejal de Urbanismo.

Estas obras de la última fase de la Explanada, en la práctica, pretenden completar la peatonalización del paseo, muy demandada por los hosteleros del tramo sur de la Explanada. Para ello, se retirará el tráfico de un tramo de calzada utilizado, principalmente, por los autobuses urbanos. Además, también se prevé igualar la altura entre el paseo central de la Explanada y el que se peatonalizará, ya que actualmente existe un importen desnivel a la altura del imbornal. Así, el colector de la Explanada que recoge las aguas pluviales que desembocan al final de la Rambla y la aparatosa rejilla de colores que lo cubre «desaparecerán» en última fase de las obras. Por último, desde la Concejalía apuestan por construir una fuente con lámina de agua o un hito escultórico, que en momentos de lluvias torrenciales pasen a funcionar como un gran vaso de regulación y acumulación de escorrentías sin minorar la capacidad de drenaje, quedando cubierto el actual colector que está a la vista.

Prórroga de la limpieza

Por otro lado, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante, el portavoz adjunto del bipartito y concejal de Limpieza, Manuel Villar, confirmó que el gobierno local ultima el acuerdo de prórroga del contrato de limpieza viaria y recogida de residuos, que finaliza el 31 de agosto y que está en manos de UTE Alicante, integrada por FCC, Ferrovial y una empresa de Enrique Ortiz. El bipartito, como todos los grupos municipales, se comprometieron durante la campaña a no prorrogar el contrato. Sin embargo, el retraso en la adjudicación obligará al gobierno de Barcala a dar continuidad al contrato, al menos durante uno de los dos años previstos. «Sería una temeridad no hacer la prórroga y caer en los reconocimientos extrajudiciales de crédito, aunque no queremos que sea de dos años. Los nuevos pliegos se lanzarán en breve», señaló el edil, quien aseguró, por otro lado, que el ejecutivo local pretende consensuar con los colectivos sociales el Plan Local de Residuos, que se presentó el pasado viernes y que tendría que estar aprobado por el Pleno municipal desde principios de este año. 

Ambulancias para actos deportivos, otro servicio sin contrato

Otro servicio sin contrato. El gobierno local ha desistido de la contratación del servicio de transporte sanitario para actividades y eventos organizados por Deportes, cuyo último contrato finalizó este mismo martes. La decisión se basa, según el acuerdo, en la detección de «contradicciones en el cálculo de los costes que determinan el presupuesto de licitación» y el «establecimiento de precios unitarios con respecto al contrato de transporte sanitario de Ocupación de Vía Pública y Fiestas». Fuentes municipales aseguraron que la decisión está basada en el covid, ante la falta de actos deportivos.

Solo se reparte el 35% del dinero del «cheque infantil»

El «cheque infantil» pincha en su estreno en la ciudad de Alicante. Y eso que se ha hecho de rogar durante dos años. La Junta de Gobierno Local aprobó este martes la lista provisional de admitidos de las ayudas impulsadas por el gobierno municipal para «contribuir a los gastos de escolarización» para el curso escolar 2020-2021 de los menores de dos años en los centros infantiles autorizados por Educación.

De los 200.000 euros previstos en el Presupuesto municipal, finalmente solo se repartirán 69.980 euros, según figura en la resolución aprobada por la Junta de Gobierno, que incluye 381 admitidos y 89 excluidos. Es decir, sólo se repartirá en torno al 35% del dinero inicialmente previsto en una ayudas que se incluyeron en las cuentas municipales hace dos años, coincidiendo con la campaña electoral de los últimos comisiones municipales.

Los solicitantes excluidos disponen ahora de diez días hábiles para presentar las alegaciones o la documentación que estimen conveniente, aunque no todos los motivos son subsanables, según figura en la documentación oficial. La mayoría de las personas que han sido rechazadas (45) incumplen el motivo número dos, que significa no estar empadronados dos años en la ciudad de Alicante, seguido del motivo ocho, es decir, no estar al corriente con la Agencia Tributaria, que incumplen 22 solicitantes. Entre los principales motivos también figura no estar matriculado un mínimo de seis meses en la escuela infantil.

Compartir el artículo

stats