Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteleros aseguran que el Imserso no estará en otoño porque el Gobierno lo tiene parado

Turismo anunció en febrero su intención de recuperarlo en septiembre pero el pliego no se ha publicado aún en el BOE y el proceso necesita de al menos seis meses de tramitación - El sector acusa al Ejecutivo de Pedro Sánchez de «pasividad irresponsable»

Un grupo de turistas jubilados hace gimnasia en 2019 a primera hora de la mañana en la playa de Levante de Benidorm. | DAVID REVENGA

«El retraso que sufre el turismo del Imserso demuestra una pasividad irresponsable del Gobierno ante una de las actividades más castigadas por la crisis del covid». Las palabras de Toni Mayor, presidente de la patronal hotelera Hosbec, trasladan la impotencia con la que los empresarios turísticos de la Costa Blanca afrontan el futuro que le puede esperar al sector a partir del próximo otoño, una vez termine la temporada alta y los hoteleros se encuentren con que vuelven a quedarse sin recursos para mantener 5.000 empleos, al no poder contar con los 250.000 turistas jubilados que pasaban todos los años sus vacaciones durante el invierno en la provincia antes el covid.

Cuatro meses después de que la ministra de Turismo, Reyes Maroto, anunciara en febrero que el Imserso volvería en septiembre, el Gobierno no ha publicado todavía en el BOE ni el pliego de condiciones con el que empezar a negociar y, posteriormente, adjudicar el programa a un operador. Un proceso que, según apunta Nuria Montes, secretaria general de Hosbec, «dura unos seis meses porque siempre hay algún recurso, por lo que mucho nos tememos que los primeros turistas, si es que todo se activa ya, no empezarán a llegar hasta diciembre o, incluso, enero de 2022». Montes califica la coyuntura de «muy grave, ya que, ahora mismo, los turistas del Imserso son clave para la recuperación del sector. El 95% de las personas de más de 65 años están ya vacunadas en España con la doble pauta por lo que no sabemos a qué esperan».

Hosbec subraya que el programa del Imserso, lejos de ser un gasto representa una inversión para el Gobierno porque no solo posibilita vacaciones a un segmento de población muy castigada durante la pandemia, sino que permite ingresar a las arcas del Estado 1,6 euros por cada euro invertido. Según las previsiones de la patronal, para aumentar las plazas de 900.000 a 1,5 millones se necesitan unos 110 millones de euros adicionales, pero Hacienda recuperaría 167 millones en cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores que salgan de los ERTE, impuestos y las prestaciones de desempleo que se dejen de pagar, según la patronal.

Reyes Maroto mantiene que la intención del Gobierno es que el turismo de la tercera edad del Imserso se reanude a partir de septiembre, siempre pendientes de la evolución de la pandemia, pero el Gobierno no se mueve. Los jubilados que puedan y se animen a viajar tendrán que garantizar que están vacunados, y se pedirá como requisito el certificado de vacunación frente al covid, certificado que ya tienen casi todos los españoles de más de 65 años. El programa de vacaciones del Imserso, que se anuló en abril de 2020 por el descontrol de la pandemia del covid, ha supuesto que el sector turístico haya perdido casi dos años de un programa clave en la temporada baja.

Cien millones de euros en pérdidas, 5.000 trabajadores en ERTE, 250.000 turistas perdidos, 65 hoteles cerrados y un golpe letal para la imagen del sector turístico en toda Europa ha sido el balance de la cancelación del programa golpeado por la pandemia. Tras cerrar el peor verano en 25 años, hoteles y toda la industria auxiliar han vivido una temporada baja lastrada por la falta de los jubilados españoles y británicos. En la Comunidad Valenciana el programa operaba con 65 hoteles de Benidorm, Calp, Dénia, L’Alfàs del Pi, Gandía, Guardamar, Xàbia, Peñíscola, Alicante, Torrevieja y Vinaroz.

Hosbec pidió hace dos meses un plan extraordinario de plazas -de 900.000 a 1,5 millones en toda España, de las que unas 450.000 corresponderían a la provincia de Alicante- que se traduce en un aumento del presupuesto, que debiera rondar los 100 millones de euros, por los 63 millones del último proyecto.

Desde la patronal se espera una demanda espectacular debido a que ya en los anteriores programas tres millones de jubilados se quedaban fuera por falta de plazas. «Pensando que todos los mayores españoles de 65 años están vacunados, hablamos de una oportunidad para la recuperación», insiste Nuria Montes, secretaria general de Hosbec, desolada por lo que considera «indolencia» del Ejecutivo. «Estamos ante una gran oportunidad para normalizar la situación e, incluso, con la incorporación de hoteles que ahora no estaban en el programa», afirma.

Los hoteles de la Comunidad que participan en este programa recibían, hasta ahora, 21 euros por persona y día con alojamiento, pensión completa y bebidas incluidas, así como toda una serie de servicios de animación y entretenimiento y estos planteamientos obligan a trabajar por debajo del precio de coste, apuntan los hoteleros.

Subir el precio para hacer rentable el programa

La patronal no ha dado datos de sus peticiones pecuniarias respecto al nuevo programa del Imserso, pero en su día hablaron de, como mínimo, tres o cuatro euros más por cliente. Otra fórmula de la que se ha venido hablando era que los jubilados recibieran un cheque y los hoteles los trataran de captar con sus ofertas de alojamiento. Por otro lado, la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) estima que el turismo tendrá este año un comportamiento en línea con el verano 2020 y se situará en torno al 26% de un verano normal».

Compartir el artículo

stats