Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jarro de agua fría para el turismo: el embajador pospone a finales de julio la llegada de británicos

Hugh Elliot descarta un trato preferente para la Costa Blanca en el sistema de semáforos de Reino Unido: «Valoramos el esfuerzo pero es inviable»

Encuentro con el embajador (arriba) y británicos en Benidorm desafiando las restricciones. | DAVID REVENGA

Encuentro con el embajador (arriba) y británicos en Benidorm desafiando las restricciones. | DAVID REVENGA

El sector turístico de la Costa Blanca recibió este miércoles la peor de las noticias que podía esperar, un jarro de agua fría que amenaza con hacer saltar por los aires las previsiones que muchos empresarios tenían programadas para las próximas semanas. El embajador de Reino Unido en España, Hugh Elliot, descartó la posibilidad de que el gobierno de Boris Johnson sitúe a la Costa Blanca en el semáforo verde de destinos turísticos antes de finales del próximo mes de julio, a pesar del «esfuerzo y el trabajo» para controlar la pandemia de covid-19. La noticia, por tanto, acaba con las esperanzas de una apertura de fronteras a partir del 28 de junio, como inicialmente preveía el sector, ahora ya resignado a tirar del turismo nacional y de otros mercados europeos para intentar salvar la temporada alta.

El diplomático realizó este anuncio en una reunión mantenida en Benidorm con el alcalde de la ciudad, Toni Pérez; el presidente y la secretaria genera de Hosbec, Toni Mayor y Nuria Montes; y la gerente de la Visit Benidorm, Leire Bilbao, en su primera visita oficial a la ciudad. Tanto el primer edil como los hoteleros intentaron convencerle de que los datos epidemiológicos que ahora mismo presenta Benidorm, con una incidencia de 14,19 positivos por cada 100.000 habitantes y tan solo 10 casos de covid-19 activos, avalarían el adelanto de esta apertura de fronteras de su principal mercado turístico. También le expusieron con detalle el proyecto «Benidorm Island», en el que ya trabajaron el pasado verano para abrir un corredor aéreo seguro. El mismo se sustenta sobre la base de que los británicos, una vez que han llegado a Benidorm, se comportan en el destino como si fuera una isla y no viajan a otros lugares, lo que sería una garantía contra la transmisión del virus.

Jarro de agua fría para el turismo: el embajador pospone a finales de julio la llegada de británicos

Frente a estos argumentos, Hugh Elliot aseguró ser consciente de que «los británicos tienen unas ganas enormes de volver», pero también alertó de que, «a nivel global, estamos en el peor momento de la pandemia, no en el mejor», principalmente por la elevada incidencia de la cepa india en Gran Bretaña. «Hay proliferación del virus y también proliferación de variantes y hay que tener los ojos muy puestos en qué cepas pueden surgir y asegurar que tenemos las herramientas para combatirlas», reconoció el representante de Reino Unido. Entre estas herramientas, el diplomático aludió a que el ritmo de vacunación en ambos países vaya en aumento y no se produzca un vuelco en los datos de prevalencia de la enfermedad.

«Por datos de incidencia, ahora mismo posiblemente somos el destino más seguro del mundo»

TONI PÉREZ - ALCALDE DE BENIDORM

decoration

Por eso, aunque reconoció que en la Comunidad Valenciana «se han hecho las cosas bien», recordó que «si hay una cosa que hemos aprendido en el último año y medio es que hay que ser cautelosos; en otros momentos hemos pensado que se podía abrir y luego ha habido que dar marcha atrás. Ahora no queremos abrir para volver a cerrar», a la vez que defendió el sistema de semáforos por países y no por regiones, como han planteado los dirigentes autonómicos, provinciales y locales, porque «logísticamente sería imposible» y porque «la apertura de fronteras a nivel peninsular no ofrece garantías», como, a su juicio, sí ocurriría a nivel insular.

En cualquier caso, y para evitar que todo fuera negativo, el embajador de Reino Unido también ha mostrado su seguridad en que «todo el trabajo y los buenos datos serán una baza importante para cuando el turismo sea posible, porque el turismo buscará sitios seguros».

13

El embajador británico se reúne con el alcalde y los hoteleros de Benidorm David Revenga

Los TTOO alertan de la quiebra

Tanto Toni Pérez como Toni Mayor asumieron con resignación los nuevos plazos dados por Reino Unido para la llegada de turistas, pero insistieron en el trabajo realizado: «Estamos ofreciendo un destino que posiblemente sea el destino turístico más seguro del mundo en este momento», aseveró el regidor benidormense. Mientras, el presidente de los hoteleros confió en que los datos de la ciudad la sitúen como destino «preferente para turistas nacionales y europeos» en julio y agosto.

«Estamos en el peor momento de la pandemia, con muchas cepas del virus, y hay que ser cautos»

HUGH ELLIOT - EMBAJADOR DE REINO UNIDO EN ESPAÑA

decoration

Sin embargo, touroperadores y compañías aéreas británicas presionan a Johnson para que amplíe la lista de países en verde ante el riesgo de quiebra en el negocio de los viajes. Los directivos de las principales compañías del Reino Unido se han aliado con la principal asociación de agencias de viajes, ABTA, para pedir al primer ministro británico Boris Johnson una urgente ampliación de la lista de destinos en verde en el semáforo del Ministerio de Transportes. ABTA, EasyJet, TUI, Jet2, Airlines UK y el grupo que gestiona el aeropuerto de Manchester advierten en una carta a Johnson de que si no añade nuevos destinos a la lista verde habrá «graves consecuencias» para la industria de los viajes en forma de quiebras.

Compartir el artículo

stats