Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unió Gremial rechaza la prórroga automática durante un año de todas las Zonas de Gran Afluencia Turística

La federación de pequeño comercio se opone a la propuesta que la Confederación Empresarial Valenciana ha cursado al conseller Rafael Climent

La zona turístico-comercial de Maisonnave

La zona turístico-comercial de Maisonnave Manuel R. Sala

La federación Unió Gremial rechaza de forma contundente la prórroga automática durante un año de todas las Zonas de Gran Afluencia Turística propuesta por la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) a la Conselleria de Economía Sostenible dirigida por Rafael Climent. "La realidad del comercio local convierte en absurda esta petición, que no aporta ninguna solución a los comercios de barrio que siguen esforzándose a diario para conseguir salir de la crisis económica y sanitaria provocada por el covid-19", señalan en un comunicado.

"Asimismo, esta propuesta deslegitima un marco de participación y entendimiento como son los Consejos Locales del Comercio de cada municipio, donde las asociaciones locales de comerciantes, de consumidores y los representantes de los trabajadores pueden participar para decidir qué modelo y qué calendario comercial pretenden bajo el prisma de la realidad de cada pueblo", recuerda Unión Gremial, que estima que la declaración o renovación de una ZGAT "debe demostrar que atiende a una necesidad y una justificación real".

En opinión de la entidad que defiende el comercio local autonómico, “las circunstancias de una zona, pueblo o barrio cambian y dejan de ser de interés turístico por diversas circunstancias”. Ante esta situación, consideran que “no tiene ningún sentido mantener y prorrogar la declaración de ZGAT en determinados lugares que han acogido, por ejemplo, una competición deportiva”.

Unió Gremial rechaza la renovación automática porque hay muchas implicaciones económicas, especialmente en el tejido comercial local y, por tanto, “tiene que haber una profunda reflexión y análisis de cada caso y las circunstancias específicas en cada lugar”. La entidad no admite que los agentes sociales locales se queden fuera de estas decisiones, al entender que el diálogo es imprescindible. “Hay que debatir todo lo necesario y legitimar a los agentes sociales de cada municipio”, sentencia Unió Gremial.

Compartir el artículo

stats