Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amarres ecológicos en Tabarca para evitar atraques incontrolados de barcos

El PSOE y Compromís se felicitan por los avances en una medida para preservar el fondo marino de la isla

Imagen de archivo de la isla de Tabarca

Imagen de archivo de la isla de Tabarca

La Corporación municipal, a través de la subcomisión de trabajo sobre Tabarca, ha avanzado este viernes en la implantación de boyas ecológicas para evitar amarres incontrolados en la isla alicantina. El Grupo Municipal Socialista (GMS) se ha felicitado de que el bipartito "haya puesto en marcha la propuesta del PSOE en la que pide la limitación y ordenación del fondeo en el litoral de Isla Tabarca con amarres ecológicos que no deterioren el medio ambiente". El edil socialista Raúl Ruiz afirma que Alicante tiene en Tabarca la primera reserva marina que se creó en España y "un patrimonio histórico y una singularidad sin comparación en el Mediterráneo". La destrucción de la flora y fauna causada por los arrastres en el suelo marino "preocupa sobremanera" a los socialistas, por tal motivo pretenden "que se hagan todos los estudios pertinentes y que se tomen medidas para evitar su deterioro". “Tenemos que conciliar la explotación turística con la protección del ecosistema”, matiza el edil, quien añade que no se puede "permitir que siga deteriorándose la isla con 6.000 embarcaciones que arrastran cada año en las praderas de posidonia oceánica”.

Por su parte, el concejal del Grupo Municipal de Compromís Rafael Mas ha valorado también de manera positiva "que se instale un campo de boyas ecológicas". "Agradecemos las gestiones realizadas por la Conselleria y Ayuntamiento en la elaboración del proyecto inicial. La creación de dos parques de boyas ecológicas - una en la zona de la Iglesia, con capacidad para unos 121 amarres en total-, trataría de evitar los atraques incontrolados que ocasionen daños en el fondo marino, controlar el tiempo de amarre y el tráfico de barcos y por tanto de visitantes", según el edil, quien considera que "el número de boyas debe estar determinado por un estudio de impacto ambiental de las cargas turísticas y cambiar la legislación vigente para prohibir el fondeo que no esté regulado y amarrado a dichas boyas".

Para el edil de Compromís, "la gestión de este campo de boyas debe ser consultado en primer lugar con los vecinos, para empleabilizar a los residentes de la isla". En esta línea, Mas afirma que "la gestión de las boyas ecológicas debe ser de gestión pública". "No debemos privatizar la protección del medio marino. Además garantizar que cada barco que utilice dichas boyas tenga un control de gestión de residuos. La administración debe asumir los proyectos y la gestión de las zonas de fondeo. Debe gestionar su instalación, ejecución, gestión, mantenimiento y explotación de los campos de boyas", ha finalizado.

Compartir el artículo

stats