Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Plan Resistir Plus solo contempla ayudas para pagar deudas y deja fuera a los hoteles abiertos en 2019

La Asociación Provincial de Alicante denuncia la arbitrariedad el Gobierno, que vuelve a dejar tirado al turismo

Imagen de la junta directiva del la APHA celebrada este fin de se semana

Imagen de la junta directiva del la APHA celebrada este fin de se semana

La Asociación Provincial de Hoteles de Alicante -sesenta establecimientos, la mitad en la ciudad de Alicante- denuncia en un comunicado su decepción e indignación por la forma en la que se ha tramitado el Plan Resistir Plus y las nefastas consecuencias que tiene para el turismo alicantino. Este plan, dotado con fondos estatales y gestionado a través de la Generalitat Valenciana, se basa en unos criterios que "incomprensiblemente dejan fuera a aquellos establecimientos hoteleros que han logrado cumplir con el pago a proveedores y se dirige exclusivamente a quienes no han atendido esos pagos. Asimismo, quedan excluidos los negocios que, por comenzar su actividad en 2019 no pueden acreditar una caída en su volumen de facturación", subrayan en su nota.

"A lo largo del proceso de participación para debatir las bases que regularían este plan, APHA reiteró la necesidad de que el apoyo público llegase a todas las empresas de alojamiento turístico, en tanto que la dramática reducción de clientes ha afectado por igual a todos los negocios y ha desembocado en pérdidas generalizadas. A pesar de ello, las bases definitivas de este plan han establecido que tan solo aquellas empresas que han dejado de pagar a proveedores puedan acceder a los fondos y discriminan a quienes sí lo han hecho o a las que son de reciente creación", apuntan desde la Asociación.

 La realidad empresarial es diversa y en una coyuntura verdaderamente excepcional, todas y cada una de las compañías han buscado activamente fórmulas financieras para poder atender sus pagos conforme a la legalidad. Unos establecimientos han recurrido a pólizas u otros instrumentos de crédito, otros han logrado acceder a préstamos ICO, otros han recurrido a reforzar el capital propio con aportaciones extraordinarias de sus socios y muchos otros han combinado estas y otras fórmulas, cada uno en función de sus posibilidades. Estar al corriente de pagos ha sido una prioridad para muchos, tanto en relación con la plantilla, como con las administraciones y por supuesto, con los proveedores y a ello han dedicado cada euro que ha entrado en su caja.

"De la misma forma, es inconcebible dejar fuera del programa de ayudas a las empresas que han hecho un importante desembolso para abrir su establecimiento durante 2019 al no poder acreditar descensos en su facturación como consecuencia de su juventud empresarial. Nadie pondría en duda que la crisis originada por el covid les ha afectado de igual forma que al resto, si no más. En cambio, no se ha admitido esa justificada excepción a la norma general"

A pesar de exponer esta realidad reiteradamente, finalmente el Plan Resistir Plus se destina en exclusiva al pago de facturas pendientes a proveedores y no permite recuperar cantidades correspondientes a pagos ya efectuados que, en consecuencia, han descapitalizado la tesorería de las empresas. APHA no entiende este agravio comparativo cuando todas las empresas turísticas comparten un escenario de pérdidas, verdadero problema de fondo que justifica la necesidad del propio plan. La necesidad de ayuda para aquellos que han satisfecho sus pagos es la misma que para quienes han demorado sus pagos a proveedores al igual que las empresas de más reciente creación tienen las mismas necesidades que las más veteranas.

"Una vez más la Administración muestra su insensibilidad y falta de comprensión con el principal sector económico de la Comunidad Valenciana en el momento más delicado de su trayectoria", finaliza el comunicado.

Compartir el artículo

stats