Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unidad en el Ayuntamiento de Alicante en la condena de los asesinatos de las niñas de Tenerife

El gobierno y la oposición piden una "reflexión" sobre las insuficientes medidas contra la violencia machista - Vox insiste en asegurar que "la violencia no tiene género" -Tensión de Sanguino con Protocolo

El Ayuntamiento de Alicante guarda un minuto de silencio en repulsa por los asesinatos de las niñas de Tenerife ALEX DOMINGUEZ

La Corporación municipal ha guardado este mediodía tres minutos de silencio como condena del asesinato de las dos niñas de Tenerife. Todos los grupos municipales han acudido al acto, impulsado desde la Federación España de Municipios y Provincias (FEMP). Tras el respetuoso silencio, el alcalde, Luis Barcala (PP), ha criticado duramente los asesinatos de las dos menores a manos de su padre. "Expresar nuestra mas absoluta repulsa, nuestro asco a esta violencia que genera tanto dolor. Un monstruo se ha empeñado en arrancar la vida a sus dos hijas para hacer daño a su mujer. Es una violencia injustificable e incomprensible. Es gente que está podrida por dentro", ha señalado Barcala, quien ha lamentado el aumento de casos de violencia machista en los últimos días: "Estamos acumulando en las últimas fechas unas cifras que son escandalosas, repugnantes, es imprescindible decir 'basta ya'. Hay que parar esta locura. Todos los grupos municipales queremos manifestar esa repulsa hacia la violencia de género, solidaridad con esas familias".

Además, Barcala, al igual que el PSOE y Compromís, ha pedido hacer una reflexión profunda sobre las actuales medidas, que están fracasando a tenor de las cifras de asesinatos machistas: "La sociedad está pudriéndose. O nos paramos y hacemos una reflexión, porque no están dando resultado las medidas, o iremos a peor. Una sociedad sana no puede permitirse estos niveles de género ni esta violencia tan focalizada. La perversión y crueldad es de tal magnitud que se mata a los niños para hacer el mayor daño posible".

Por su parte, la concejala de Igualdad, María Conejero, ha reiterado las palabras del alcalde: "Es un hecho triste. En repulsa de los asesinatos quiero decir que desde el Ayuntamiento de Alicante seguiremos trabajando con campañas de sensibilización y coeducación para intentar erradicar esta lacra como es la violencia de género", ha señalado la edil de Ciudadanos.

La socialista Llanos Cano ha recordado que el pasado viernes ya hubo una concentración de rechazo, convocado por el Movimiento Feminista. "El pasado viernes ya nos manifestamos ante estos crueles y asquerosos asesinatos. Es momento de reflexión y de recapacitar si es un tema de estado y si las medidas son suficientes o hay que aumentarlas. Las cifras nos dicen que no es suficiente con lo que se está haciendo", ha añadido la socialista.

Por su parte, la concejala Vanessa Romero (Unidas Podemos) ha alertado del "repunte de violencia desde que cayó el estado de alarma". "Las cifras son terroríficas. La violencia vicaria existe, se ejerce contra las mujeres con lo que más nos duele, nuestros hijos e hijas. Las mujeres no están solas, estamos con ellas. Desde el Ministerio de Igualdad se trabaja para que esto acabe", ha apuntado la edil morada.  

Por su parte, la portavoz de Compromís, Natxo Bellido, ha expresado "todo el dolor y la solidaridad". Además, también se ha sumado a "reflexionar, porque como sociedad se está fracasando". "Cada asesinato nos recuerda que fracasamos, hay que revisar qué se hace para que esto no suceda. No valen media tintas. Hay que reflexionar, sumar las voces y ver qué podemos mejorar como sociedad. Cada agresión es un fracaso colectivo", ha añadido Bellido.

También ha tomado la palabra el portavoz de Vox, Mario Ortolá, para repetir la línea de su formación sobre la violencia machista, negando el discurso del resto de grupos: "Nuestra máxima condena del asesinato de las niñas. Desde Vox queremos decir qeu la violencia no tiene género. hay que luchar contra la violencia".

Momento de tensión, con Sanguino de protagonista

Justo después de los tres minutos de silencio a las puertas del Ayuntamiento de Alicante, los representantes de la Corporación municipal se han dirigido al zaguán del edificio para atender a los medios de comunicación. Barcala pretendía iniciar las declaraciones rodeado por miembros de todos los grupos como signo de unidad institucional. Y así ha sido. Por eso, la jefa de Protocolo del Ayuntamiento ha invitado al portavoz socialista, Francesc Sanguino, a situarse junto al regidor popular, al igual que estaban otros miembros de la oposición como Bellido (Compromís) o Xavier López (Unidas Podemos). De malas maneras, como confirman varios testigos, el socialista ha rechazado la invitación de la asesora municipal: "¡Que me dejes en paz! ¡Que no me digas dónde me tengo que poner!". Esas palabras fueron seguidas con absoluta incredulidad por los más cercanos a la escena, sobre todo por el contexto en el que se produjo. La jefa de Protocolo se limitó a reclamarle buenas formas: "No me faltes al respeto". La respuesta de Sanguino fue abandonar el zaguán de inmediato y dirigirse al despacho del grupo municipal socialista, situado a escasos metros. Finalmente, la socialista Llanos Cano ha sido la representante de su grupo en la atención conjunta a los medios de comunicación.

El socialista, durante el minuto de silencio

El socialista, durante el minuto de silencio Alex Domínguez

Compartir el artículo

stats