Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia deja el mayor aumento de la mortalidad desde la Guerra Civil

La crisis sanitaria eleva los fallecidos en un año en la provincia a 17.592, un 10,6% más que en 2019, porcentaje que no se había alcanzado desde 1938 - La tercera ola del coronavirus hace que diciembre sea el mes con más decesos

Cementerio viejo de Elche en octubre de 2020, pocos días antes de la conmemoración de Todos los Santos. | ANTONIO AMORÓS

Cementerio viejo de Elche en octubre de 2020, pocos días antes de la conmemoración de Todos los Santos. | ANTONIO AMORÓS

Cada nuevo dato estadístico que va conociéndose refleja el impacto que la pandemia de coronavirus ha tenido sobre la evolución de la población y hasta qué punto ha sido y está siendo todavía excepcional este fenómeno. Si hace apenas dos semanas trascendía el efecto de la crisis sanitaria sobre la natalidad en los primeros meses de 2021, ahora empieza a conocerse al detalle el alcance de la mortalidad durante 2020. Las cifras publicadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) señalan que el covid ha provocado el mayor incremento de la mortalidad en la provincia desde la Guerra Civil.

La ciudad de Alicante registra cifras peores aún que la media de la demarcación, con un 11,46% más de decesos

decoration

A lo largo del año pasado fallecieron en los municipios alicantinos 17.592 personas. Es el mayor registro al menos desde 1930 y probablemente sea también el más alto desde que existe la actual demarcación provincial de Alicante. No obstante, eso no resulta en sí mismo una sorpresa, ya que las defunciones vienen aumentando de manera casi continua desde hace más de 35 años. Lo verdaderamente llamativo, y que muestra con toda crudeza las consecuencias de la pandemia, es que la mortalidad aumentó el año pasado un 10,6% en relación a 2019, y que este crecimiento interanual no se había producido en las últimas ocho décadas.

13,3% Incremento de la mortalidad en la provincia en 1938 Desde entonces no había habido una subida mayor.

decoration

Hay que situarse en plena Guerra Civil, en 1938, para encontrar un porcentaje más elevado. Aquel trágico año fallecieron en la provincia 12.848 personas, un 13,3% más que en 1937, que ostenta el triste récord en este asunto. En el primer año completo de contienda bélica murieron en la provincia 11.343 personas, lo que supuso un incremento del 24% en relación a los 9.148 decesos de 1936, cifra similar a la de 1935. Lo más parecido que ha ocurrido en época reciente son los incrementos del 6,56% y el 6,72% registrados en 2015 y 2012, respectivamente.

1.728 Diciembre, el peor mes El último mes de 2020 fue el de más alta mortalidad.

decoration

Es necesario matizar que hasta 1974 los datos históricos de defunciones del INE se recogen por lugar de inscripción y no de residencia, de manera que la muerte fortuita de una persona se registraba en la demarcación donde había tenido lugar y no allá donde el finado tenía su domicilio. Así, es muy probable que las cifras de 1937 y 1938, como las de otros años de ese periodo, recojan muchos óbitos de «transeúntes» que no vivían en la provincia de Alicante. En cualquier caso, esa circunstancia no impide que el exceso de mortalidad de 2020 sea comparable a otro momento tan excepcional, por un motivo diferente, como fue la Guerra Civil. Y eso refleja, además, la dimensión que ha tenido y tiene la pandemia.

En los últimos 80 años no se había producido ninguna crisis demográfica similar.

decoration

El cotejo de los datos de fallecimientos por meses entre 2020 y 2019 no deja dudas al respecto. El año pasado empezó con menos mortalidad en la provincia que el anterior, pero tan pronto se manifestó la crisis sanitaria, en marzo, las tornas se invirtieron y ya no volvieron a la posición inicial. Los fallecidos mensuales han superado siempre desde entonces a los del ejercicio anterior, aunque la diferencia se aceleró a partir del otoño. Cabe señalar acerca de esto que diciembre fue el mes de mayor mortalidad en 2020, con 1.728 decesos, cuando lo habitual anteriormente había sido que ese máximo se produjera en enero. La explicación a esto hay que buscarla en la tercera ola de la pandemia, especialmente dañina en la provincia, como ya ha venido publicando este periódico a partir de los datos provisionales que ha ido publicando el INE estos meses. De hecho, la situación empeoró en los primeros meses de 2021, en que Alicante tuvo la mayor subida de mortalidad de todo el país.

Los datos que el organismo estatal difundió el jueves también reflejan las defunciones en las capitales de provincia. Las cifras de la ciudad de Alicante son incluso peores que las del conjunto de la demarcación. En 2020 fallecieron en el municipio 3.025 personas, un 11,46% más que el año anterior. Con 290 decesos, diciembre fue el peor mes junto con enero.

Natalidad en valores muy próximos al mínimo de 1997

Los datos de natalidad que también publicó el jueves el INE corrigen ligeramente el avance que se dio a conocer hace unos días. El año pasado nacieron en la provincia 13.305 niños y niñas, una cifra muy próxima al mínimo reciente de 12.811 que se registró en 1997. Esto aún no se puede achacar a la pandemia, puesto que casi todos los embarazos correspondientes se iniciaron antes de 2020, sino a la tendencia previa. No obstante, cabe recordar, como publicó este periódico, que la crisis sanitaria ha provocado que en los primeros meses de 2021 se registre el número más bajo de nacimientos de las ultimas siete décadas.

Compartir el artículo

stats