Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benidorm reabre el 54% de su planta y tiene ya más hoteles en marcha que en toda la pandemia

La incorporación de otros diez establecimientos este fin de semana eleva la cifra a 76, once más que en agosto de 2020 - Toni Mayor: «Todavía no ganamos dinero, pero si no hay camas la gente no viene»

Dos turistas toman el sol en la piscina de un hotel ubicado en la primera línea de la playa de Levante, en Benidorm, esta semana.  | DAVID REVENGA

Dos turistas toman el sol en la piscina de un hotel ubicado en la primera línea de la playa de Levante, en Benidorm, esta semana. | DAVID REVENGA

Brotes verdes. Tras vivir los quince meses más complicados de su historia empresarial, como reconoció esta semana el presidente de la patronal, el sector turístico de la Costa Blanca comienza poco a poco a soltar el lastre del covid-19 y a dar las primeras señales certeras de recuperación. Una de ellas, la evolución de la oferta en la capital turística. La reapertura de otros diez hoteles en Benidorm este fin de semana ha permitido a la localidad superar el listón marcado en el mejor momento de 2020 y encarar el arranque de la temporada alta con más hoteles abiertos a la vez que en todo lo que llevamos de pandemia.

En concreto, la ciudad cuenta ya con un 54% de su planta hotelera operativa. O, dicho de otra manera, 23.000 camas en 76 de sus 140 hoteles, once más que los que estuvieron abiertos en agosto del pasado año, cuando nada hacía imaginar que en pocos meses fuéramos a estar, de nuevo, en una situación de semiconfinamiento. En el resto de destinos de la Costa Blanca, ya han reabierto 42 hoteles asociados a Hosbec, con otras casi 11.000 plazas. El total de la oferta, sumando apartahoteles y campings, asciende en Benidorm a cien establecimientos y 34.160 plazas, más otras 18.130 en otras zonas.

«Estamos en una situación muy diferente a todo lo que hemos vivido hasta ahora», afirma Toni Mayor. Las palabras del presidente de los hoteleros se explican mejor si atendemos a los datos puramente numéricos. Tras el cerrojazo total adoptado en el confinamiento duro del pasado año, la desescalada permitió una reapertura progresiva, que alcanzó su momento más álgido en el mes de agosto, con 64 hoteles funcionando y cerca de 19.000 camas en el mercado. Septiembre trajo de nuevo los cierres al sector, al que después dieron la puntilla las duras restricciones impuestas para combatir al virus en la tercera ola, cuando tan solo permanecieron abiertos dos establecimientos en Benidorm.

El fin del estado de alarma y la reapertura de la movilidad permitieron a algunos establecimientos volver a levantar la persiana, un gesto que no ha parado de repetirse desde el 9 de mayo y que, pese a estar ya por encima de las cifras de 2020, el sector cree que seguirá al alza: «La vacunación ha sido decisiva, pero también hay menor incidencia y llevamos muchos meses luchando con el coronavirus: la gente sabe mejor lo que tiene que hacer para no contagiarse», explica Toni Mayor , que agrega que el inicio de las vacaciones escolares a partir de esta semana y la reapertura de fronteras en la UE con el pasaporte covid desde el 1 de julio serán otro punto de inflexión: «Ahora el turismo está muy limitado a los fines de semana. Viernes, sábado y domingo trabajamos muy bien, pero el resto de días la ocupación está muy floja. No se gana dinero pero si los hoteles no abrimos y no hay oferta, la gente no viene», mantiene.

Una única excepción

La reapertura está siendo generalizada en todas las zonas, con una única excepción. Los establecimientos del Rincón, ubicados en la conocida como «zona guiri», son a los que más les está costando volver. «Los hoteles que trabajan exclusivamente con mercado británico van a tardar reabrir por la incertidumbre sobre la llegada de turistas de Reino Unido», reconocen desde Hosbec, aunque también en esto hay excepciones.

La gerente de Visit Benidorm, Leire Bilbao, indica que hay algunos hoteles de esta zona con turismo tradicionalmente británico que «han reabierto y se están nutriendo de público nacional, con el que no les está yendo del todo mal».

Esta reconversión es, en parte, fruto del trabajo promocional que el destino lleva haciendo desde hace meses para reforzar este verano su cuota mercado nacional, con un producto muy enfocado a parejas y familias y que, según Bilbao, «empieza a dar sus frutos».

Indicadores Los españoles gastan más que en la misma semana de 2019

Al margen de los datos sobre reapertura de hoteles, hay otros indicadores que confirman la existencia de brotes verdes. Por ejemplo, un informe presentado por CaixaBank esta misma semana en la asamblea general de Hosbec, según el cual las tarjetas de crédito de los españoles ya están gastando más en turismo que en la misma semana de 2019, un año de récord para el sector. Según el mismo estudio, los hoteles están en cifras de reservas de españoles un 45% por debajo de hace dos años, pero hace cuatro semanas la caída alcanzaba el 80%, lo que indica que los ciudadanos cada vez se animan más a viajar. «Y hay margen de mejora cuando se abra el mercado europeo», según Javier Ibáñez, coordinador del estudio.

Compartir el artículo

stats