Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito seguirá en el antiguo Palas: prorroga el alquiler por noveno año y con un coste acumulado de casi cinco millones

El gobierno municipal asegura que no tiene otra alternativa para ubicar a las dependencias municipales que están en el edificio propiedad de la Cámara de Comercio

imagen de archivo del presidente de la Cámara y el alcalde de Alicante, con el antiguo Palas al fondo

imagen de archivo del presidente de la Cámara y el alcalde de Alicante, con el antiguo Palas al fondo

El Ayuntamiento de Alicante seguirá un año más de alquiler en el antiguo hotel Palas. Serán nueve desde que el gobierno municipal, entonces en manos de Sonia Castedo, llegase a un acuerdo con la Cámara de Comercio, propietaria del inmueble. En este tiempo, el Ayuntamiento habrá gastado unos cinco millones de euros, y no parece que haya ninguna alternativa a corto plazo, según ha reconocido el portavoz adjunto del ejecutivo local, Manuel Villar: "Están todas las plantas cubiertas en la Casa de la Festa. No hay instalaciones para acoger las dependencias que tenemos en el Palas". Supuestamente, la reforma de la Casa de la Festa iba a permitir que el Ayuntamiento dejara de pagar el alquiler anual, que siempre ha superado el millón de euros (la primera anualidad fue de 525.000 euros). Sin embargo, las nuevas dependencias habilitadas en la Rambla se han completado, sin que haya supuesto dejar de pagar el alquiler del Palas. Ni pretensión de que suceda.

La Junta de Gobierno ha aprobado este martes el acuerdo para seguir un año más como arrendataria del edificio que albergó el antiguo hotel Palas, y que desde hace casi una década acoge dependencias municipales como las oficinas de Atención Integral a la Ciudadanía (SAIC), los Servicios de Recursos Humanos, Turismo, Comercio, Sanidad y Consumo. 

El 14 de noviembre de 2013 se suscribió entre la alcaldesa y el presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Alicante un contrato de arrendamiento del edificio situado en la manzana delimitada por las calles Cervantes, Gravina, San Telmo y Plaza del Mar (antiguo Hotel Palas). Una de las cláusulas del contrato establece que la duración inicial era de cuatro años (hasta el 31 de diciembre de 2017) y que, una vez transcurrido el plazo, se pueden acordar prórrogas anuales, "siempre y cuando el arrendatario comunique al arrendador su voluntad en ese sentido con 6 meses de antelación". La última prórroga pactada se acordó en Junta de Gobierno Local el 2 de junio de 2020. Ahora, el bipartito vuelve a darle continuidad al acuerdo, para fijar su vencimiento al menos en diciembre de 2022. "Se plantea, por tanto, en este momento la conveniencia de aprobar una nueva prórroga hasta final del año 2022, pues no existe una ubicación alternativa para todas las dependencias municipales que en la actualidad ocupan el edificio. En efecto, una vez finalizadas las obras de restauración del edificio municipal de Rambla nº 29 (Casa de la Festa), se ha ido ocupando por diversas dependencias municipales, distintas de las ubicadas en el edificio de la calle Cervantes", según recoge el acuerdo. 

Para este 2020, el Ayuntamiento pagará 550.104 euros, lo que supone una reducción de 2.750 euros por la caída del IPC en 2020.

Compartir el artículo

stats